Se encuentra usted aquí

Tres versiones del descontento

Tres versiones del descontento

Noche de hardcore en MFest
Tres versiones del descontento

Viernes 13 de enero, 2017

Matucana 100

1.

Asamblea Internacional del Fuego remezcla la historia de Chile. En un solo tema suyo pueden unirse personajes que nunca estuvieron vivos al mismo tiempo: "aquí cabalga Quilapán al estilo José Liendo", canta Emilio Fabar en 'Neltume, la voluntad'. El último lonco que doblegó en combate a los chilenos y el Comandante Pepe del MIR son invocados en esa letra en su calidad de hombres capaces de aglutinar gente en pos de una batalla por la libertad. La conexión establecida habla de la importancia que Asamblea le otorga a convocar: cuando la banda se mira al espejo, más que un proyecto musical, ve un rito que sólo tiene sentido en presencia de otros. Aunque sus canciones describen con sensibilidad literaria la pena negra enquistada en el corazón de Chile, no le asignan una nacionalidad al dolor. Si bien 'El sonido de los helicópteros (Canción para Irene)' se ciñe a las atrocidades de la dictadura de Pinochet, el invitado al tema es un argentino, Seba Saire del grupo Mofa y de Inerme Discos, el sello que edita a Asamblea al otro lado de Los Andes. Mientras más gente se sume a la causa, mejor. Motivos para hacerlo sobran: su aun muy reciente "Dialéctica negativa", el disco que defienden por estos días, califica fácilmente como el mejor lanzamiento chileno del 2016. 

2. 

Más cortopunzante como expresión musical, Marcel Duchamp es otra forma de escupir el mismo descontento. De hecho, citan el lema "todo cae, nada queda" de Asamblea para pedir el regreso de la solidaridad de clases y la abolición de las fronteras. Alguna vez Terence McKenna dijo que, si bien el descubrimiento del LSD fue una revolución en la psiquatría, rápidamente dejó de investigarse cuando se descubrió que uno de sus efectos era desprogramar a la gente de los valores institucionales y, por ende, se le calificó de peligrosa para la sociedad. Pues bien, una dosis de Marcel Duchamp causa efectos similares y sus canciones bien podrían ser ilegalizadas por un gobierno opresor dado su contenido. Son arrebatadas musicalmente al punto de lacerar, pero su poder anida en las letras, en la construcción de un discurso que escandalizaría incluso a muchos de los que dicen ir contra el sistema. "El poder lo detentan los que cuentan mejor la historia", dicen antes de declarar su odio a la publicidad y desatar 'Crímenes corporativos'; "una bandera no me representa", versa 'Por qué no tengo banderas en mi casa'; "un país es un contrato". Lo curioso es que nunca son tan escalofriantes como cuando evocan a Augustus Pablo usando melódica y musicalizando en clave dub 'La ciudad' de Gonzalo Millán, ese poema en el que de verdad llega la vida que vendrá: "las balas salen de las carnes, las balas entran en los cañones" (...) Renace Neruda, Víctor Jara toca la guitarra, canta". Sucede que, en el mundo de las verdades crudas, nada duele más que fantasear. 

3. 

Una anécdota personal: pude ver un ensayo de Tenemos Explosivos un par de meses antes de este show. Como el vocalista Eduardo Pavez no vive en Chile, estaba toda la banda menos él. Sin embargo, a la distancia, su presencia seguía siendo un factor determinante en la memoria del resto del grupo, siempre pendiente de lo que Eduardo había dicho sobre tal o cual canción, o lo que podría llegar a opinar sobre equis decisión. Me pareció un acto de profundo compañerismo, además de una lección de paciencia. Sobre la tarima de M100, las piezas separadas volvieron a encajar y la espera fue compensada con un concierto que fue el triunfo de la voluntad de seguir juntos pese a las imposiciones geográficas. Ni siquiera se nota que viven en distintos continentes: "la verdadera patria está en los pies", en su caso, deja de ser una frase hermosa para volverse realidad. Habrá otros momentos para el análisis sesudo, siempre tentador cuando se trata de su enorme atractivo intelectual, pero el reencuentro de ayer amerita una visión emocional. No sólo era la vuelta del cantante, sino del guitarrista René Sánchez, que hace dos años no tocaba con el grupo y que, al ensayo que presencié, llegó cojeando con la pierna mala pero llegó igual con dolor y todo, como un soldado. La versión del descontento de Tenemos Explosivos, de alto vuelo estético y llena de conceptos aterrizados desde la alta cultura, fue el cierre preciso para una noche de visiones tan distintas como complementarias.

 

Andrés Panes

Fotos: Jorge López C.

Galería Asociada: 

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Tocatas "La muerte nos mira de frente" en M100 0 seg
Novedades Invasión de shows: Descarga la revista Rockaxis #174 5 días 8 horas
Artículos Violeta Parra Violeta Parra, el canto de todos: Personalidades nacionales escogen sus canciones favoritas 2 semanas 1 hora
Videos Asamblea Internacional del Fuego El sonido de los helicópteros 1 mes 1 semana
Novedades Weichafe Aniversario #RX17: Weichafe vuelve para tocar su "Disco rojo" 1 mes 2 semanas