Se encuentra usted aquí

Scott Reynolds en Chile: “Esto no es un sueño”

Scott Reynolds en Chile: “Esto no es un sueño”

Un show de sensaciones encontradas
Scott Reynolds en Chile: “Esto no es un sueño”

Jueves 1 de septiembre. Bar Loreto

“Después de ese momento sólo he cometido decisiones equivocadas en mi vida. Eso explica por qué ahora estoy dando esta entrevista en ese bar, donde trabajo como ayudante de camarero”. Con esas palabras Scott Reynolds describede forma breve y directa, en el documental “Filmage, la historia de Descendents/All”, cómo ha sido su vida tras abandonar All, banda de la cual fue su vocalista por casi cinco años.

Mientras pronuncia esa oración, la expresión en su rostro denota tristeza y frustración, porque a diferencia del éxito logrado por quienes fueron sus compañeros de grupo desde 1989 hasta 1993, la vida de Reynolds quedó atrapada detrás de la barra de un bar estadounidense, donde convive con platos que tiene limpiar y tragos que tiene que servir.

Los cinco años de Reynolds en All fueron una especie de oasis que le dieron algo de éxito a una carrera musical que nunca pudo despegar por distintos factores, entre los que se mezclan las decisiones erróneas con la mala suerte. Fue algo así como un sueño, del que ya despertaste, pero al cual quieres volver y te esmeras en cerrar los ojos para intentar continuar durmiendo y regresar así a esa fantasía onírica.

 Pero regresar a ese sueño, en el caso de Reynolds es imposible. Cargar el nombre de All en las espaldas no debe ser fácil y, el colorín vocalista, lamentablemente está lejos de responder a ese peso.  Durante su presentación en nuestro país, que se extendió por cerca de cincuenta minutos y que se centró principalmente en su trayectoria como solista, cometió errores en la ejecución de las notas de la guitarra y olvidos de sus letras, que son imperdonables para un músico con tantos años de trayectoria.

Si bien sigue conservando una sólida capacidad vocal y sus divertidas historias entre canciones provocaron variadas risas en diversas ocasiones, la falta de ritmo en su acto y las constantes equivocaciones hicieron que su debut en nuestro país no pase de ser más que una presentación anecdótica de alguien que alguna vez formó parte de uno de los grupos más relevante de las tres últimas décadas del punk norteamericano.

 Pese a que hubo momentos emotivos como escuchar la versión acústica del clásico de All, ‘Dot’, la actuación de Reynolds estuvo lejos de transformarse en un preámbulo a la altura del histórico debut que Descendents brindará en nuestro país en tres meses más. No se desconoce su voluntad de para seguir batallando en los difíciles caminos del underground y se valora su encomiable fuerza para reimpulsar una carrera que va en descenso, pero sólo con las ganas no basta.

“Esto no es un sueño, yo no estoy durmiendo, aquí hay una escena triste”, escribió Reynolds en la primera estrofa de ‘This Is Not a Dream’, canción de All que forma parte del disco “New Girl, Old Story”(1990), el cual hicieron en conjunto con Tony Lombardo, bajista original de Descendents. Tres cortas oraciones que ayer, lamentablemente, algo de sentido cobraron. 

José Pedro Rossel

Fotos: Magdiel Molina

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Descendents estrena nueva canción 2 meses 2 días
Novedades Descendents Descendents reeditará uno de sus trabajos clásicos 3 meses 5 días
Videos Descendents No Fat Burger 4 meses 2 semanas
Novedades Recuento Rockaxis 2016: Lo mejor en Xcore 6 meses 1 semana
Novedades Deftones, Alter Bridge, Volbeat, entre los mejores discos 2016 en iTunes 6 meses 2 semanas