Se encuentra usted aquí

Suicide Silence

Suicide Silence

Suicide Silence

Sábado 04 Marzo, 2017

Nuclear Blast. 2017.

Suicide Silence es, a lo menos, una banda aventurada. Dado su contexto e historia, no es tan fácil amenazar lo construido durante años con un álbum como este ejercicio homónimo. Ya al recibir ‘Doris’, muchos de esos fans fidelizados durante el ciclo con el fallecido Mitch Lucker quedaron en estado de shock, una sensación fácilmente amplificada tras escuchar el resto de las canciones. Fiel a su esencia como productor, desde aquel recóndito demo de Fear Factory, Ross Robinson ha incentivado un vuelco total que, probablemente, mude desde cualquier nivel, la carrera de este otrora símbolo del deathcore.

“Suicide Silence” puede ser visto de distintas formas. Desde un álbum divisor e indiferente con su propio pasado, a una atrevida concesión en búsqueda de canales de difusión y audiencias más amplias; es cierto que la perdurabilidad de varios de sus pares de escena está en constante cuestionamiento, pero, ¿era necesario un martillazo tan directo a ese recorrido? La densa base de bajo y batería en ‘Listen’ es lúgubre, interesante y Eddie Hermida (cantante) supera todos sus límites jugando con distintos matices y evocando subgéneros nunca explorados en sus anteriores trabajos en estudio.

Muy aceptable desafío, pero, ¿cuál es el problema? Pese a contar con toda la infraestructura, tiempo y confianza de su sello (Nuclear Blast), Suicide Silence cae, estrepitosamente, en su afán por proponer un recambio llamativo; efectivamente, pedirles endurecer su sonido o hacer una versión más extrema de “The Cleansing” sería una pelotudez de marca mayor, ha corrido mucha agua bajo el puente, pero, ¿a qué apunta una pista como ‘Dying in a Red Room’? Es extraño, porque es prácticamente imposible que encanten a los fans de Deftones, menos al grueso de su público ligado al death metal o al hardcore moderno.

Todo suena ridículamente forzado y de poco sirven las constantes defensas por parte de sus propios miembros en Instagram o Facebook respecto a esta jugada. Nada que decir con la producción, Robinson sabe cómo visionar la crudeza de la sala de ensayo y el escenario en sus registros, de hecho, por momentos, ‘Hold Me up, Hold Me Down’ suena como una reversión de Norma Jean con atmósferas y quiebres contundentes, pero eso no basta cuando hablamos de un referente, por muy pequeño que sea la escena involucrada. A primera, segunda y tercera vista, un total paso en falso.

Francisco Reinoso

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Videos Suicide Silence Doris 4 meses 1 semana
Novedades 'Doris', el nuevo giro sonoro de Suicide Silence 4 meses 2 semanas
Novedades Recuento Rockaxis 2016: Lo mejor en Xcore 5 meses 1 semana
Novedades Publican las diez portadas de discos más siniestras 6 meses 3 semanas
Galeria Suicide Silence Suicide Silence 9 meses 4 semanas