Se encuentra usted aquí

YO LA TENGO

YO LA TENGO

Mucho ruido y pocas nueces
YO LA TENGO

Sábado 7 de junio de 2014
Teatro La Cúpula

 


Para una noche increíblemente fría como la del sábado 7 en el teatro La Cúpula del parque O’Higgins, que un concierto de Yo la tengo sea teloneado por Congelador, parecía un chiste cruel. Con el oficio habitual, el veterano conjunto de los hermanos Santis levantó catedrales sónicas, duras, y de métrica precisa. La banda, que a fines de 2013 editó "Cajón", sexto título de una discografía siempre interesante y evolutiva, ahora goza de cierta alternancia gracias a la tecladista y corista Estefanía Romero-Cors. Su presencia soluciona en parte una de las limitantes históricas del grupo nacional, centrada en la monótona interpretación vocal de Rodrigo Santis. Las carencias en ese aspecto y una especie de anti carisma en directo, se compensaron con la calidad de su sonido, la textura acabada de cada instrumento, en particular guitarra y bajo, que permiten a Congelador mantener un rumbo propio y respetado.

A las 21:30 apareció Yo la tengo y La Cúpula estaba prácticamente repleta para recibir al grupo estadounidense, que según biografías y reseñas, representa algo así como los sueños húmedos de la afición indie, y el entusiasmo acérrimo de magazines melómanos. Abrieron con 'Stupid things' de su último álbum "Fade" (2013) jugando a los roles cambiados, una de sus marcas registradas. El bajista James McNew figuraba en la batería, Georgia Hubley ensayaba algunos acordes en un modelo Telecaster, con el líder Ira Kaplan cantando y a cargo de la guitarra líder. Al siguiente tema, 'We’re an american band' del reputado "I can hear the heart beating as one" (1997), Kaplan desenfundó su número de dominar la guitarra estirando las cuerdas, irse contra el amplificador, y agitar sus numerosos pedales buscando la máxima distorsión.

Pese a la parafernalia, lo cierto es que ni en ese momento, ni en ningún otro de las más de dos horas de concierto, el volumen fue demasiado. Al contrario, faltaron más decibeles para empujar una noche que tuvo pasajes acústicos convertidos en lagunas, con el público en silencio, lánguido, arrellanado ante un espectáculo que tras los acoples de guitarra, las bases repetitivas y la alternativa de las guitarras de palo para temas calmos e incidentales, es algo precario en argumentos. Yo La Tengo posee un discurso económico y efectivo en un principio, pero incapaz de sostener la atención por mucho rato.  

Bernardo Devia
Fotos: Magdiel Molina

 

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades YO LA TENGO en ciclo Virgin Converse S.U.E.N.A 1 año 2 meses
Novedades Conoce nueva canción de YO LA TENGO 1 año 7 meses
Novedades YO LA TENGO reeditará “Fade” 1 año 8 meses
Novedades Conoce nuevo clip de YO LA TENGO 1 año 9 meses
Novedades YO LA TENGO estrena videoclip 1 año 10 meses