Se encuentra usted aquí

Tephiret: Cinco años de camino

Tephiret: Cinco años de camino

Identidad y compromiso
Tephiret: Cinco años de camino

Café Journal de Viña del Mar, sábado 08 de julio de 2017 

La banda porteña Tephiret, celebró su quinto aniversario con una presentación en el Café Journal de Viña del Mar, junto a la compañía de las bandas Erránte de Rancagua e Immergé de Quilpué, en una noche en la cual predominó el rock comprometido por parte de las tres agrupaciones. 

El trío Erránte fue el encargado de abrir los fuegos, quienes con diez años en el cuerpo, presentaron un resumen de su carrera con repertorio de sus trabajos como "Nuevos Colores en el Lienzo/ Incertidumbre" (2016) y  "Punto de Quiebre" (2014),  entregando una muestra que  encendió los ánimos con canciones como 'Trastorno', 'En los bosques de mi mente', 'Entre la razón y el afecto', 'Punto de Quiebre', entre otras. 

Minutos más tarde, Immergé debutaba en los escenarios, con un repertorio que mezcla el metal progresivo con rock y tintes ligados al pop. Los jóvenes músicos -de no más de veinte años-  dieron una muestran de su calidad interpretativa y técnica, con una presentación intensa en la cual afloró en todo momento la dedicación y pasión con la que hacen su música. Un verdadero gusto ver a las nuevas generaciones rockeando con compromiso y actitud, una muestra de que el futuro es ahora. 

Pasada la media noche, los cumpleañeros subieron al escenario para hacer lo suyo, y a pesar de que los cinco años pasan volando, Tephiret ha construido con sacrificio cada uno de los momentos de su carrera. Los hemos visto crecer y posicionarse en la escena nacional en cinco temporadas de minucioso y arduo trabajo, en donde, sin duda ha predominado la constancia y pasión que dedican a su música y a la gestión de su material. Cuando  las cosas se hacen con dedicación, los frutos no tardan en llegar, eso lo sabe la banda y también el público que disfrutó la potente y sólida presentación del pasado sábado. 

Haciendo un repaso del repertorio de sus discos 'Regeneración' (2014) y 'Dual' (2016), la encargada de abrir los fuegos fue 'Legná', un corte que marcó desde un comienzo la dualidad de la banda, con espacios reposados e introspectivos, versus momentos de total potencia. 'Cenital' siguió encendiendo aún más, gracias a su inquieto y poderoso riff, sumado a su lírica y un coro que repite constante y enérgicamente  "sigue en pie".   

 

En 'Ommm', los minutos avanzan netamente en el progresivo, pasando por lugares medio orientales y cuentan con la participación de Gabriel González en los teclados, para más adelante pasar a 'Nadiral', una descarga directa y de carácter, moshera y rápida, que se transformó en otro de los puntos más prendidos de la noche. El reposo llegó de la mano de 'Vital' una pieza más lenta que las anteriores, pero sentida, con ímpetu y de fortaleza, en donde  destacó el preciso y electrizante solo de González, quién se repitió el plato en 'Regeneración', momento en el cual  destacó la energía y el desplante de la guitarra.

A pesar de que la nueva formación de Tephiret, con Esteban Silva en batería, tiene sólo unos meses, el nuevo integrante,  dotado de gran dominio y fuerza en los tambores, entrega la energía necesaria para que la banda suene potente y sólida, y junto a Ricardo Peña en el bajo, forman una consistente y pulida base sobre la cual la guitarra de Boris Valenzuela, hace cabecear con cada uno de sus enérgicos y pesados  riffs. El sonido de su guitarra es robusta, llena de peso y sus solos, ejecutados con pulcritud y feeling, son el sello y espíritu más rockero que tiene la banda. Todo lo anterior, sumado al desplante, carisma y calidad vocal de Catalina Blanco, conforman la fórmula  que imprime el ya particular sonido del cuarteto. 

El aniversario también dio lugar a la nueva materia de los porteños, composición de la tercera etapa con un sello definido, de música y oficio que ya cargan en el cuerpo. Minutos más tarde, Catalina presenta la siguiente canción como una declaración de principios, dando inicio al potente riff de 'Tierra'. Una himno de identidad y raíz, de ritmo amapuchado y con pies de cueca -guiño a Pancho Sazo y Congreso- claramente el corte más popular de la banda, el cual tiene la virtud de ser altamente pegajozo  y al igual que en otras presentaciones, fue coreada por gran parte del público; sin duda otro de los puntos altos de la noche. Llegando al final, las alas del 'Fénix' se sacuden entre reverb y delay en uno de los cortes más intensos del primer disco, cerrando la noche con  'Deseo', segundo single del álbum Dual, otro momento de descarga aguda y rabiosa, que dejó los ánimos totalmente encendidos y con deseo de más. 

La Intensa celebración de los porteños estuvo a la altura, entregando un show de gran calidad, sonando nítido y potente.  En vivo, se puede apreciar el amor y dedicación que el cuarteto pone en su música, con un sonido trabajado pulcramente en sus dinámicas, que explotan y enaltecen sus composiciones con raíz en el hard rock de riffs duros y en los intrincados del progresivo. Tephiret en sus cinco años  suena con identidad y compromiso. 

Ilse Farías A.

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Tocatas Ribo Ribo en Golden Bar 1 semana 5 días
Tocatas Tephiret en Café Journal 2 semanas 5 días
Entrevistas Tephiret Tephiret: Identidad endurecida 2 semanas 6 días
Galeria Chargola Fuckinfest 1 mes 4 semanas
Shows Chargola Fucking Fest Femme: Causa e inconsecuencia 1 mes 4 semanas