Se encuentra usted aquí

Roja & Negro: De alma desnuda

Roja & Negro: De alma desnuda

La reinvención de Ana Tijoux
Roja & Negro: De alma desnuda

Viernes 23 de marzo, 2018
M100

Luego de lanzar su disco “Vengo” en 2014, Ana Tijoux comenzó a cosechar un éxito inusitado y exponencial. Era un álbum que nacía con la rabia y subversión propia del rap, pero que se paseaba por ritmos latinoamericanos con la misma fuerza que el viento andino. Prácticamente corrió sola en los Premios Pulsar de 2015, llevándose todos los galardones. La artista había alcanzado la cima, y el cómo iba a seguir con su carrera era una interrogante que no pocos se hacían. Ahí es cuando nuestra MC volvió a sorprendernos. Como los grandes músicos, no le temió a la transformación y se cambió de piel. Sus rimas contestatarias ahora abrazaban otros ritmos, otras músicas. Sin previo aviso, Ana pasó del paciente apuro del rap a cantar con el rencor del bolero: en 2016 publicó el single ‘Calaveritas’, una canción que cuenta con la colaboración del mexicano Celso Piña y la guitarra dolida de Raimundo Santander. Esta fue la semilla para la conformación del proyecto que anoche tuvo su presentación oficial en la sala principal de Matucana 100: Roja y Negro.

Una pantalla con un corazón de fondo, unas telas teatrales rojas con unos estampados, y una iluminación minimalista era la escenografía dispuesta. Una vez los músicos dispuestos en sus posiciones, las sorpresas comenzaron desde el inicio, con ‘Arriba quemando el sol’. La primera canción del set invocaba al folklore rebelde de Violeta Parra, que también sería tributada más adelante con ‘Arauco tiene una pena’. Los matices que Roja y Negro comenzó a entregar eran mucho más amplios que esa primera aproximación que teníamos con una apuesta de música cebolla. Si bien el trío abraza las canciones de amor y desamor, realizando versiones tan íntimas como intensas de ‘Encadenados’ (Hermanos Reyes), ‘Tonada de luna llena’ (Simón Díaz), ‘Alma, corazón y vida’ (Los Embajadores Criollos), y ‘Eu te amo’ (Chico Buarque), rescatando al bolero, la tonada, al vals y la samba, lo que mostraron iba más allá. El folclore también es parte de la fibra de su música. “Son canciones que pertenecen al mundo”, profesaban, y ante la mirada de Joan, también visitaron el cancionero de Víctor Jara con ‘Luchín’ y una hermosa reinterpretación de ‘Deja la vida volar’.

Su formato acústico abrazaba así las músicas latinoamericanas en todos sus colores. Importante en toda esta musicalización son los guitarristas Raimundo Santander y Ramiro Durán, verdaderos artesanos de las cuerdas. Ellos también brindan nuevos arreglos a las canciones de Anita, en clave unplugged, como ‘Vengo’, ‘Mi verdad’, ‘Sacar la voz’ y ‘Antipatriarca’, las últimas dos excepcionalmente superiores, muy orgánicas, gracias también al trabajo de los músicos invitados: Alfredo Tauber (de Mercurio Paradise) en trombón y teclados, y Cristián Mancilla (de La Gallera) en percusiones.

“Este es un proyecto creado en las esperas en los aeropuertos”, confesaba Tijoux. De ahí su carácter minimalista. Sin embargo, es en las canciones propias donde todo se vuelve un poco más denso. ‘Tinta roja’ (su primer single) y ‘Choque’ (nombre del EP que publicarán prontamente), muestran una pretensión mayor en sus arreglos armónicos, complejizando la música que tributan en su intento por despegarse de ellos. En el caso de ‘Asaltango’, que visita la cadencia y el ritmo del Río de La Plata, y ‘Por ti’, con su lectura desgarradora, logran la conexión emocional más inmediata, esa de la pasión descontrolada, herida y ensangrentada.

Nunca es fácil salir de la zona de confort, pero para Tijoux y sus músicos parece ser el camino natural a seguir. Al igual que otros proyectos que visitan la música cebolla y de corte romántico, como el Bloque Depresivo, la conexión y transversalidad que logran es sorprendente. Muchos pueden ser los factores (algo de eso apareció en nuestra revista no hace mucho), y de hecho, la misma Anita ya había tributado a Palmenia Pizarro, por lo que se puede esperar que la conquista de Roja y Negro en nuestra escena es solo cosa de tiempo. En su presentación oficial, por lo menos, se vivió una noche en donde el trío se propuso desnudarnos el alma a punta guitarras que lloraban y la voz dulce, melancólica e iracunda de Anita. Como un cariño malo.

César Tudela
Fotos: Loreto Valenzuela

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Cosquín Rock Chile 2018: Cartel y horarios por jornada 5 días 9 horas
Novedades Ana Tijoux Increíble: Ana Tijoux participará en el festival de Gorillaz 2 semanas 1 día
Shows Camila Moreno Camila Moreno: El último conjuro 3 semanas 2 días
Tocatas Ana Tijoux Ana Tijoux en Bar El Clan 3 semanas 4 días
Novedades Este es el cartel del primer Cosquín Rock Chile 4 semanas 9 horas