Se encuentra usted aquí

MGMT

MGMT

Magro rendimiento
MGMT

Jueves 6 de noviembre de 2014
Teatro Caupolicán


En inglés, existe una palabra para definir a los que se desempeñan por debajo de su nivel: underachiever. A MGMT le viene como anillo al dedo esa etiqueta. El dúo de Andrew VanWyngarden (voz principal y guitarra) y Benjamin Goldwasser (voz y teclados) lleva casi cinco años renegando de su propia capacidad para hermanar pop con psicodelia, enfrascado en hilar canciones que parecen sacadas del basurero de Syd Barrett. Un autoboicot que se concreta en vivo con la aniquilación del espíritu festivo de sus tres argumentos para pasar a la historia: 'Electric feel', 'Kids' y 'Time to pretend'; recreados con el desgano que mostraba Radiohead cuando estaban hasta la coronilla con 'Creep' y, por demanda popular, debían tocarla igual.

La adición de burbujeantes solos de guitarra o de un alargue de escuela rave no disfraza su indiferencia hacia los éxitos que marcaron el final de la década pasada. Cambia por completo su predisposición cuando acentúan su influencia floydiana, matizada con el ectoplasma de Alexander "Skip" Spence y la bohemia retorcida del Martin Newell de la era Cleaners From Venus. No es que dejen el alma en 'Flash delirium', donde todavía se percibe esa intención popera que los hizo destacar, o en la mutante 'Cool song No.2': su apatía escénica y falta de carisma ya fueron presa de críticas en Lollapalooza 2012. Pero, al menos, los seis músicos que forman la escuadra en vivo sí lucen interesados en lo que hacen durante ese tipo de temas.

El magro rendimiento de MGMT fue perdonado por un público que sólo se entusiasmó con el repertorio de "Oracular Spectacular" ('The youth', 'Weekend wars'), porque el recuerdo de su aparición aún está fresco en la memoria. Sin embargo, el interés no alcanza para simular afecto por canciones de nula recordación que cuesta distinguir entre sí, ejecutadas con cierto onanismo por una banda que responde a adjetivos como lánguida, escuálida y letárgica, pese a que el evento en el que se enmarcó el recital era más bien una fiesta bailable. Probablemente, la mejor entretención estuvo en la cabeza de los que acertaron en probar los hallazgos de Albert Hofmann: fueron premiados con una incesante serie de proyecciones de corte lisérgico, cansadoras al rato para cualquiera que no estuviese bajo la influencia de alguna sustancia. Es una pena que la dupla sabotee su potencial, sabiendo las infinitas virtudes de salpicar estructuras convencionales de canción con algo de malicia ácida. Si alguien duda del valor de esa mezcla, tal vez no conozca a unos tales Beatles.

01. Alien Days
02. The Youth
03. Flash Delirium
04. Cool Song No. 2
05. Time to Pretend
06. Indie Rokkers
07. Of Moons, Birds & Monsters
08. Introspection
09. Electric Feel
10. Weekend Wars
11. Siberian Breaks
12. Kids
13. Congratulations

14. Pieces of What
15. Brian Eno




Andrés Panes
Fotos: Jorge López C.

 

 

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Fauna Primavera 2018: MGMT, Lorde, Built to Spill y más 1 semana 5 días
Novedades At The Drive-In At the Drive-In prepara su primera visita a Sudamérica 2 meses 1 semana
Novedades MGMT relataron cómo Lou Reed rechazó colaborar con ellos 2 meses 4 semanas
Videos MGMT Hand It Over (Lyric Video) 4 meses 3 semanas
Novedades Agenda: Los conciertos de este 2018 en Chile 4 meses 3 semanas