Se encuentra usted aquí

Adrian Belew: virtuosismo y vitalidad

Adrian Belew: virtuosismo y vitalidad

El científico loco de la guitarra en Chile
Adrian Belew: virtuosismo y vitalidad

Ciclo Santiago Fusión, viernes 25 de noviembre de 2016. Teatro La Cúpula.

Después de casi dos horas de concierto, Adrian Belew y su power trío tocaban la intrincada 'Indiscipline', clásico de la etapa ochentera de King Crimson: los tres ejecutantes rebosaban energía y la interpretación era de altísimo nivel. El cantante y guitarrista personificaba a un tipo obsesivo mientras recitaba las letras, y por su despliegue arriba del escenario, nadie pensaría que está bordeando los 70 años de edad. Fue el epílogo del show y también una buena síntesis de lo que el estadounidense ofreció en su regreso a Chile: un concierto de gran factura que tuvo iguales dosis de técnica y soltura.

Antecedido por el trío de virtuosos The Aristocrats, Belew se presentó ante cerca de mil personas en la Cúpula del Parque O'Higgins, ofreciendo un show que alternó entre canciones de su catálogo en solitario y de su trabajo junto a King Crimson. Así, optó exclusivamente por piezas del catálogo ochentero y noventero de la banda que por más de treinta años encabezó, desde las icónicas 'Frame by Frame', 'Three of a perfect pair'  y 'Dinosaur', hasta las más nostálgicas 'One time' y 'Walking in the air'. En varios casos la rendición de las piezas fue un poco más acotada pero efectiva, en buena medida gracias a la impecable labor de la bajista Julie Slick y del baterista Tobias Ralph, cuya performance solo admite loas. Con una calidad interpretativa a la altura, nada tienen que envidiarle a los mismísimos Tony Levin o Bill Bruford.

Mención aparte para el propio Belew, cuya capacidad vocal, habilidad y vitalidad siguen intactas. Fue en el repaso de su material solista —como en 'E', 'Beat Box Guitar' u 'Of Bow and Drum' —  donde más dio rienda suelta a su destreza, haciendo gala de su inusual y fascinante forma de tocar la guitarra: emuló animales, sirenas e incluso le sacó carcajadas a las seis cuerdas, mientras él reía cuál científico loco. Como un veinteañero más, se movía de un lado para otro y en varias ocasiones bromeó con sus compañeros y el público, por instantes dándole un cierto toque de comedia al espectáculo. 

El epílogo con la mencionada 'Indiscipline'  tuvo una cuota de sorpresa, luego de que subiera al escenario del baterista Marco Minneman, miembro de The Aristocrats y quien protagonizó un llamativo "duelo" con Tobias Ralph, para ver quién era más habilidoso con las baquetas. Tras casi diez minutos de interpretación, el cantante profirió el último "I like it" y el concierto llegó a su fin, ante los aplausos de un público rendido a sus pies. Prometió volver lo antes posible y que así sea, ya que por la entrega, carisma y destreza evidenciada la noche de este viernes, quedó claro que hay Adrian Belew para rato.

¡Aristocrats de Puta Madre!
El soñado debut de Govan, Beller y Minnemann en Chile

 

“Los Aristócratas” no sólo se refiere a la clásica broma de tiempos del teatro vodevil, sino que también se ha posicionado como un verdadero reto entre los comediantes más avezados. En este sentido, el guitarrista Guthrie Govan, el bajista Bryan Beller y el baterista Marco Minnemann se agruparon en una banda que juega con su inmenso talento instrumental, para gestar la superación musical, casi como si se trataran de verdaderos comediantes buscando la perfección.

Este era uno de los debuts más esperados, por lo que -sumado al show de Adrian Belew- la cita era un imperdible para los amantes del rock, metal, progresivo e incluso del jazz. De hecho, y antes que se abrieran las puertas, los fanáticos ya esperaban en las afueras del Teatro La Cúpula el concierto que, justo a las 20:00 horas, dio inicio con un setlist marcado por la exquisita ejecución de algunos de los músicos con más talento del circuito, aunque también reconocidos por su inagotable humor ácido, descarado y a veces tan tonto que siempre causa una risa entre los asistentes.

El sonido estuvo a la altura de un show sólido, el que predominantemente promocionó las canciones del último álbum “Tres Caballeros”, pero que también se dio el gusto de tocar temas de sus otras dos placas. Algunos de los momentos más recordados (más allá de cada introducción a los temas, que siempre generaron carcajadas) fueron los “chanchitos” en la lenta ‘Pig’s Day Off’, el salud de Minnemman haciendo referencia a “un manjarsh”, el coro de la gente en ‘Smuggler’s Corridor’ (una suerte de soundtrack de una escena de “Breaking Bad”), el hilarante cover de “Another Pig In The Wall” de Pink Floyd en ‘Get It Like That’, el impresionante sólo de batería de Minnemann en ‘Desert Tornado’ y bueno, cada una de las ejecuciones que hicieron esos tres súper humanos, que no dejaron de sorprender con su inagotable talento, humildad y carisma.

Es cierto que The Aristocrats era la banda “telonera”, pero creo que habrá muchos que sintieron que ellos fueron el verdadero plato fuerte de la noche. De hecho, el ticket tenía el nombre de la banda mucho más grande que el de Belew, una metáfora para demostrar que existe una nueva camada de músicos dispuestos a superar -siempre con un inmenso respeto- el trabajo de los padres del género. Sin duda, un debut impecable, soñado y con ganas de pronta repetición.

Adrian Belew: Javier Valladares Vásquez
The Aristocrats: Rodrigo Bravo B. 
Foto: Gary Go

Galería Asociada: 

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Steven Wilson Steven Wilson: David Gilmour es su guitarrista favorito 1 día 10 horas
Novedades Dweezil Zappa Dweezil Zappa no será parte de la gira de su padre en holograma 2 semanas 10 horas
Videos Gizmodrome Man In The Mountain 1 mes 1 semana
Novedades King Crimson Adrian Belew se reconcilia con Robert Fripp y podría volver a King Crimson 1 mes 1 semana
Novedades Gizmodrome Conoce nuevo tema de la súper banda Gizmodrome 2 meses 2 semanas