Se encuentra usted aquí

Un Recorrido Por El Cielo y El Infierno

Un Recorrido Por El Cielo y El Infierno

Un Recorrido Por El Cielo y El Infierno

Como primera cosa quisiera aclarar que este artículo no pretende ser una especie de tesis o catastro de lo que es un movimiento tan importante e influyente como el del downtown newyorkino. De todos modos sería una tarea casi imposible por la cantidad de interrelaciones que se dan en este mundo. Más bien lo que aspira es a ser un reportaje en donde podrán encontrar una guía de algunos de los cientos de discos y decenas de músicos que han participado dentro de este movimiento de música experimental. El intento es válido y creo que la propuesta de músicos como John Zorn, Bill Laswell, Fred Frith, Elliot Sharp, Bill Frisell, Mick Harris, Fred Maher, Michael Beinhorn, Jah Wobble, Yamatsuka Eye, entre muchos otros , es una de las más arriesgadas, originales y trascendentes (en cuanto a lenguaje musical) que se ha dado -y obviamente se sigue dando-, desde finales de los 70 hasta nuestros días. De ellos nunca encontrarán un sencillo sonando en las radios y su interés sólo dependerá de la pasión desinteresada de los cientos de melómanos que rondan por las calles buscando algo distinto, que se aleje del status quo, del sentido común o de lo aceptable por muchos. Esta música es la realmente revolucionaria, aquí no importa el éxito facilista, ni estar en los rankings gritando que se odia la sociedad o esas pinches obsesiones por las drogas o porque los maltrataron cuando niños. Aquí hay una revolución musical desde adentro, de músicos en el sentido amplio de la palabra, en donde hay una verdadera reflexión y búsqueda en los límites de las nuevas formas de la música contemporánea.


Antes de partir a hablar de lleno de los grupos o solistas que podemos encontrar en este inmenso catálogo, quiero dejar en claro, que aunque todos los músicos de una u otra manera pueden ser clasificados dentro de este movimiento, obviamente ellos lo rebasan y en algunos casos, son sólo períodos en que pasaron por Nueva York y dejaron su marca con algunas grabaciones. Quizás el ejemplo más evidente sería el de Fred Frith, guitarrista que viene de una raíz de música experimental inglesa (fusión del rock con música clásica moderna) y quien sólo a partir de la década 80 se involucró profundamente en el downtown. Otro ejemplo, aún más paradigmático, es el caso del vocalista de Gong, Daevid Allen, quien sólo editó el elepé "About Time", junto a los mejores músicos de esa localidad de Estados Unidos, en el grupo que bautizó acertadamente como New York Gong. Pero también existe el caso del bajista Bill Laswell (en la foto del principio), quien es sin duda la esencia del movimiento y líder de decenas de agrupaciones, todas dentro de la escena de Nueva York.


Pero tratemos de definir, a sabiendas de lo difícil y simplificador que puede llegar a ser, algunas de las características del movimiento. Por un lado encontramos la admiración de estos músicos por el free-jazz, sobre todo representado por el maestro de los 60, Ornette Coleman, pero también de otros grandes de todos los tiempos como John Coltrane, Charles Mingus y Miles Davis. En este caso podemos hallar joyitas como el disco de John Zorn (otro de los monstruos del movimiento) "Spy Vs. Spy. The Music of Ornette Coleman", donde Zorn interpreta sus psicóticas versiones de Coleman junto al saxofonista Tim Berne, el bajista Mark Dresser y los bateristas (nótese que son dos en una banda) Joey Baron y Michael Vatcher. Otro ejemplo digno de destacar es el elepé "Panthalasia: The Music Of Miles Davis 1969-1974", en donde Bill Laswell es el encargado de reconstruir y mezclar las composiciones de Miles Davis de la época de fines de los 60 y principios de los 70, correspondiente al histórico y genial período de discos como "Bitches Brew" e "In A Silent Way" (que dicho sea de paso ha sido reciéntemente reeditado).


Otra de las influencias fuertes que podemos encontrar en el downtown es la música ambient y el proceso de deconstrucción del rock efectuado por Brian Eno. Incluso el mismo Bill Laswell participó en el bajo en el elepé de Eno "Ambient # 2. The Plateux Of Mirror" y sin duda, que la música electrónica y el dub es otra de las características de algunos de los proyectos de este amplio abanico que es la propuesta del downtown newyorkino. En este estilo es notable el proyecto Divination, formado por Laswell, Jah Wobble, Mick Harris y Jeff Bova y sus disco "Ambient Dub Volume I" y "Ambient Dub Volume II: Dead Slow". También es destacable el cedé dos del disco doble de Pain Killer "Execution Ground" y en el dub, el ex Napalm Death, Mick Harris y su banda Scorn en álbumes como "Loghi Barogghi", "Gyral" o "Colossus".

 

Tomando el hilo de Harris, entramos de lleno a otro de las corrientes que han impactado a bandas del downtown. Sin duda que la música de metal extrema y específicamente el Grindcore, ha sido un estilo que está presente en el movimiento. En múltiples declaraciones Zorn ha expuesto las coincidencias que él ha encontrado entre el free-jazz y el grindcore. De esta mezcla han nacido grupos extraordinarios como el caso de los antes mencionados Pain Killer - trío formado por Laswell en el bajo, Zorn en el saxo y Harris en la batería- y sus discos "Guts Of A Virgin" de 1991, "Buried Secrets" de 1992, el imponente disco en vivo "Live In Osaka" de 1994 y la parte 1 del doble "Execution Ground", también de 1994. Obviamente que aquí el espíritu y el sonido denso y pesado proviene del metal, pero la improvisación viene directamente del free-jazz. Siguiendo en esta línea son básicos en la corriente, aunque mezclado con otras tendencias y creando obviamente un híbrido único de música -como en todos los casos-, bandas como Naked City (el grupo, no confundir con el disco de Zorn solista del mismo nombre) y su elepé de 1989, "Torture Garden". Esta última agrupación está formada por John Zorn en el saxo, el gran guitarrista Bill Frissell (también con un extenso catálogo solista con discos como "Before We are Born" de 1989 o "Have a Litlle Faith" de 1993), el tecladista Wayne Horvitz, Fred Frith -en esta oportunidad en el bajo- el baterista Joey Baron y el gritón vocalista de origen japonés, Yamatsuka Eye. En esta misma línea, aunque más enfocados a lo experimental, pero sin perder la furia del thrash metal, también son más que recomendables los dos discos del power trío Massacre, "Killing Time" (Frith, Laswell y Fred Maher en la batería) de 1981 y "Funny Valentine" (en el cual Charles Hayward reemplazó a Maher) de 1998.


Siguiendo en la música pesada, pero esta vez más cerca de la electrónica que del jazz, nos encontramos con la descomunal banda Praxis, también formada por Laswell, pero esta vez acompañado por los músicos con pseudónimos como Buckethead, Blind Idiot God, además del estable Bootsy Collins y las colaboraciones, dependiendo de cada disco, de John Zorn, Yamatsuka Eye y Mick Harris. De Praxis son imprescindibles discos como "Transmutation (Mutatis Mutandis)" de 1992, el alucinante "Sacrifis" de 1993, "Metatron" de 1994 y "Warzawa" de 1999.


Pero no sólo la importancia de estos artistas se dan en los distintos grupos antes nombrados, sino que también cada uno se ha preocupado de la experimentación con su instrumento específico. Así nos topamos con los excelentes trabajos de Laswell -todos muy distintos- como "Baselines" de 1983, "Hear No Evil" de 1988, el ruidoso "Bass Terror" de 1995 o "City Of Light" de 1997. En el caso de Zorn el espectro es bastante amplio, pero hay que destacar el constante uso del saxofonista del estudio de grabación y sus diferentes procesos, como un instrumento más en la composición. En esta línea nos topamos con el disco de 1983, "Locus Solus", que contiene distintas grabaciones de principios de los 80 con músicos como Peter Blegvad en la voz, Christian Marclay en el fonógrafo y las grabaciones recicladas, el guitarrista y cantante de origen brasilero, Arto Lindsay y el baterista Anton Fier, entre otros. También son destacables en el extenso catálogo de Zorn, que dicho sea de paso es el fundador del importante y fino sello disquero, Tzadik Records, "Naked City" de 1989 -quizás el más conocido- , "Cobra" de 1986, "Archery" de 1991 y junto a Naked City, el más jazzero "Radio" de 1993. Otra de las pasiones de Zorn es la música de película y la gran admiración por el compositor Ennio Morricone. Esta veta de Zorn pueden encontrarla en su serie de recopilaciones llamada "Film Works" y sus particular enfoque para la música escrita para el cine. De aquí destacan "Film Works 1986 - 1990" de 1992, "FilmWorks - Vol.2, Music For An Untitled Film By Walter Hill" y "Film Works - Vol 5, Tears Of Ectasy", entre muchos otros. Antes de finalizar con los discos solistas del saxofonista hay que consignar el interés de Zorn por la música judía -él es descendiente de esa colonia-, lo que ha plasmado en su más reciente banda llamada Masada y sus múltiples ediciones nombrados sólo con el número del álbum. Es decir "Masada 1", "Masada 2" y así sucesivamente. Deben haber por lo menos una decena de discos de este proyecto, además de otros cuantos grabados en vivo.


El último disco de Zorn que quiero nombrar es el oscuro, denso y ambiental "Elegy" de 1992, trabajo en colaboración con el cantante de Mr.Bungle (demás está decir la grandeza de sus tres álbumes "Mr.Bungle" -producido por Zorn- "Disco Volante" y "California") y ex Faith No More, Mike Patton, quien también ha sido apadrinado por el saxofonista. A través del sello Tzadik, Patton ha editado dos discos en donde experimenta con las voces, haciendo gritos guturales, deformando las voces en el estudio, entre otras cosas. Estos son los elepés "Adults Themes For Voice" de 1996 y "Pranzo Ostranzista" de 1997. Otro interesante proyecto es el dúo Maldoror de Patton con el instrumentista japonés Masami Akita y su elepé homónimo de 1999.


Retomando el hilo con el cantante y guitarrista de origen braslilero Arto Lindsay y el percusionista Anton Fier, los cuales habíamos nombrado anteriormente, nos topamos con otra de las grandes bandas del downtown. Me refiero a The Golden Palominos, agrupación que en su primer disco, "The Golden Palominos" (para mi el mejor) se encontraba muy cerca del rock experimental. Este álbum fue editado en 1983, con la participación de Fred Frith, Bill Laswell, John Zorn, David Moss, Jamaaladeen Tacuma, Michael Beinhorn y otros. Después, Golden Palominos, ya sin Frith y Zorn, se fue acercando cada vez más a un pop/rock alternativo, editando discos como "Vision Of Excess" de 1985, "Blast Of Silence" de 1986 o el más actual "Dead Inside" de 1996.


Quizás una de las bandas más eclécticas y que también ha pasado por variados períodos es Material, grupo de rock experimental o art rock, mezclado con funk, punk y jazz, pero que también ha rescatado en su propuesta, algunos rasgos de la música norteamericana, como el country y el folk. Material, básicamente es la banda de Bill Laswell, con el tecladista Michael Beinhorn , y en mi opinión, sin duda el mejor álbum de ellos es su debut "Memory Serves" de 1981, en donde participan Sonny Sharrock en la guitarra, Fred Frith en la guitarra, el violín, la viola y el vibráfono, Henry Threadgill en el saxo alto, George Lewis en el trombón, Ow Dara en la trompeta y Fred Maher en la batería, entre muchos otros. En contraposición a esta súper banda, el segundo disco de Material, "One Down" de 1982, sólo participan Laswell y Beinhorn en todos los instrumentos. También destacan elepés como "Red Tracks" de 1986, "The Third Power" de 1991 y el en vivo, "Live In Japan" de 1993.


Para terminar, no podía faltar en este artículo, el nombre del guitarrista y multi-instrumentista, quizás uno de los personajes más bizarros del downtown, Elliot Sharp, quien tiene un amplio catálogo como solista y también en sus bandas Carbon y Fractal, entre otras. De él recomiendo el elepé "Tocsin" de 1992 y "Amusia" de 1995 junto a Carbon, o sus discos solistas "Twistmap" de 1991, "Soldier String Quartet" de 1986, "Abstract Repressionism 1990-1999" -en donde expone su alucinante teoría musical llamada reimpresionismo- y el álbum en colaboración junto a Zorn, Wayne Horvitz y Bobby Previte, "Downtown Lullaby". Sharp es un maestro que ha fluctuado su propuesta entre la música experimental eléctrica y la música incidental con instrumentos clásicos.


Espero que este artículo les sirva como una guía práctica para conocer un movimiento tan importante y decisivo dentro de la música de vanguardia. Sin duda, que hay muchos más artistas y discos que quedaron en el tintero, pero creo que aquí, por lo menos he mostrado lo más conocido. No tengan miedo, les aseguro que adentrarse en la música de estos maestros, es un viaje que los llevará por las calles del cielo y del infierno.


Héctor Aravena.

Tags: 

COMENTARIOS