Se encuentra usted aquí

La gira infinita de Damo Suzuki

La gira infinita de Damo Suzuki

El excantante de Can estará en el Festival En Órbita 2017
Domingo 03 Diciembre, 2017
La gira infinita de Damo Suzuki

El camino del cantante japonés Damo Suzuki ha sido sinuoso y muy particular en el contexto de la música contemporánea. Para comenzar, el solo hecho de haber sido parte de la formación de Can que grabó los fundamentales discos “Tago Mago”, “Ege Bamyasi” y “Future Days”, lo convierten en un referente, no solo del krautrock, sino que, en general, de la mejor música libertaria de todos los tiempos.

Sin embargo, la historia del cantante podría resumirse como un largo proceso itinerante, que lo ha llevado a distintas partes del mundo para hacer sesiones de improvisación libre con grupos locales. Proyectos como Damo Suzuki Band, Dunkelziffer o Damo Suzuki’s Network, además de colaboraciones con bandas como Cul De Sac, Pond, Radio Massacre International, Mugstar, Omar Rodríguez-López y los chilenos Congelador, han mantenido al artista japonés activo durante décadas.

Con un concepto propio y radical de la improvisación libre, Suzuki, quien pese a tener un cáncer hace largos años, mantiene activo su Never Ending Tour, una metáfora de lo que ha sido su vida y que, por segunda vez lo trae a Chile, esta vez, para participar en una nueva versión del festival En Órbita, que este año se realiza en el Planetario de Santiago el sábado 16 de diciembre. 

Hola señor Suzuki, gracias por su tiempo. Lamentablemente durante este año fallecieron sus antiguos compañeros de Can, Holger Czukay y Jaki Liebzeit. ¿Qué sentimientos le provocó la partida de estos grandes músicos con los que usted trabajó? ¿Qué nos puede contar de ellos, en el plano personal y artístico?

-La verdad es que no había visto a Holger en un largo período de tiempo y no sabía qué era de su vida o lo que estaba haciendo. Con Jaki me encontraba más seguido. De hecho, en la segunda mitad de los 80, él se unió a mi proyecto Damo Suzuki Band y trabajamos juntos durante tres años. Después de aquello, nos topábamos ocasionalmente. Cuatro años antes de su muerte, lo invité a mi cocina casera. Sé que lo disfrutó y quedamos de hacerlo otra vez. Ambos son sin duda pioneros en sus respectivos campos: Holger en la E-music (electrónica) y la escena techno y Jaki como el creador de un nuevo lenguaje en la batería, que tiene muchos seguidores.

¿Qué recuerdos tiene de su anterior visita a nuestro país, cuando hizo una performance improvisada con la banda chilena Congelador?

-Es muy difícil de decir, han pasado ocho años y en ese período he tenido muchísimos conciertos. Solo estuve 24 horas en esa oportunidad, pero recuerdo que hubo una fiesta, bien tarde por la noche. Creo que la música que hicimos llegó a la gente que fue al concierto.

¿Qué nos puede comentar de su paso por Can en la década 70? ¿Cuál fue la enseñanza más importante para usted de estar en la banda y qué recuerdos tiene de la época en que grabó discos tan importantes como “Tago Mago” o “Future Days”?

-Ese período representa menos del 5% del tiempo de mi vida. Estuve ahí básicamente como un músico de sesión. Como sea, contestar aquella pregunta me requeriría muchas páginas. Algún día pienso escribir un libro sobre aquellos intensos años. Cuando lo publique te avisaré para que lo leas.


¿Cómo siguió su carrera musical y, en general, su vida, después de su salida de Can a mediados de los 70?

-Después de estar fuera de la música por once años, a mediados de los 80 sobreviví a una grave enfermedad. Fue en ese momento, que tuve la necesidad de volver a hacer música y me uní a la banda Dunkelziffer y, más adelante, formé Damo Suzuki Band y Damo Suzuki and Friends. Luego de aquello, una vez más estuve alejado de la música por siete u ocho años. No fue hasta 1997 que formé Damo Suzuki’s Network, pensando en presentarnos en Japón. Desde 2003, Network funciona creando música instantánea en el tiempo espacio, con diferentes proyectos de los países que recorro a través del mundo.

Por largos años, ha dedicado su música a la improvisación espontánea y libre ¿Qué es lo que le gusta y le llama la atención de aquella forma de hacer música no prestablecida?

-Simplemente estoy haciendo lo que más me funciona. Mi estilo de vida es como mi música. Me gusta tener plena libertad y no depender de un contrato o una agencia. De esta manera puedo hacer música fresca, orgánica y natural. El producto industrial solo se preocupa de la cantidad y no de la calidad. Yo no vivo como un músico, que compone, ensaya, sale de gira y empieza otra vez con lo mismo desde el principio. Incluso, no estoy interesado en hacer música. Solo creo un tiempo y un espacio en el momento, una especie de plataforma donde los portadores de sonidos o músicos y la audiencia estén juntos en el proceso creativo y compartan una energía común. Ese es el espacio que me gusta crear, que no es solo musical. Eso es posible cuando nosotros, los portadores de la música en el escenario y la audiencia partes desde el mismo punto: cero información.

¿Qué nos puede comentar de su proyecto Damo Suzuki's Network?

-Fue un proyecto que fundé en 1997, con el propósito de hacer mi primera presentación en Japón. Network es ahora una forma de crear un tiempo y un espacio con actores musicales de distintos países. Todo esto surgió el 19 de marzo 2003, cuando me encontraba en el aeropuerto J.F.Kennedy mirando las noticias sobre el ataque militar de Estados Unidos a Irak. Había millones de personas en las calles de todo el mundo, que protestaban contra estos bombardeos, pero Estados Unidos ignoró por completo la voz de las personas. Ese día, estaba triste, decepcionado y enojado al mismo tiempo, y pensé que tenía que hacer algo en contra de la violencia. La música es comunicación y con su poder se puede hacer algo. Como sabes, no soy una persona con una gran voz y quería hacer mi jugada paso a paso. Desde entonces he viajado por 45 países y actuado con cientos de portadores de sonido. A todo aquello, le llamé Never Ending Tour, que es algo que continúa ahora.

¿Cómo fue trabajar con el guitarrista Omar Rodríguez-López en el disco “Please Heat This Eventually” de 2007?

-¿Trabajar? Simplemente un día fui a un concierto de Omar en Colonia, Alemania, donde vivo. Lo visité en el backstage porque lo conozco del pasado y me preguntó si me parecía unirme a la última canción de su show. Le dije, ¿por qué no? La improvisación fue grabada y más tarde me dijo si estaba de acuerdo en publicarla y, nuevamente, dije sí. Así que no es un trabajo, sino que un disco que salió de ese concierto en específico.


Usted viaja por distintas partes del mundo y se reúne con algún proyecto musical que le llame la atención para hacer sesiones improvisadas que se convierten en discos ¿Cómo ha sido este proceso itinerante que lo ha llevado a trabajar con bandas como Cul de Sac, Mugstar y Radio Massacre International?

-El proyecto con Cul de Sac es diferente al que he hecho con otros. El tema fue así. Un día que di un concierto en Nueva York, alguien me regaló un cedé de Cul de Sac. Lo tuve ahí entre mis cosas, hasta que me decidí a escucharlo como un año más tarde y me gustó muchísimo. Así que decidí contactarlos vía mail. Al principio no podían creerlo. Como sea, todo funcionó muy bien e hicimos alrededor de 40 conciertos en Estados Unidos y Europa (En 2004 lanzaron el disco “Abhayamudra”). Pero fue una excepción tener un proyecto tan armado, porque por lo general busco portadores de sonido a través de promotores locales, porque obviamente ellos conoces las escenas de los países que visito mucho mejor que yo. Además, se encargan de arreglar los detalles para organizar la banda de creación instantánea con la que me presentaré. Prefiero mucho más tocar con portadores de sonido de diferentes agrupaciones y no quedarme pegado solo con una banda establecida. Así es más fresco, la química de da espontáneamente y es mucho más aventurado.

¿Qué nos puede comentar de su Damo Suzuki Band con Jaki Liebezeit en batería, Dominik von Senger en guitarra y Matthias Keul en teclados? ¿Cómo fue que la banda se convirtió en Damo Suzuki and Friends?

-En ese período, buscaba tener una banda en vivo, que no grabara nada, sino que solo para hacer conciertos. Además, como me sugirió Jaki (Leibezeit) sin un bajista. Tocábamos de manera bastante salvaje y giramos por países como Alemania y Austria. Damo Suzuki and Friends fue una banda local, que tocaba todos los jueves cada dos semanas en el mismo reciento, pero siempre con músicos invitados nuevos. Desde el principio fue un proyecto, pensado para pequeñas audiencias. 

¿En qué ha estado en el último tiempo? ¿Qué nos puede comentar de su vida personal y cotidiana en la actualidad?

-En septiembre de 2014, me sometí a una cirugía muy peligrosa debido a un cáncer. Desde entonces, he debido operarme tres veces más y, sumando y restando, me pasé nueves meses en el hospital. Como sea, mi última publicación fue a mediados de marzo de este año. Mi condición es delicada, pero estoy con energías y listo para seguir en mi camino. He hecho 35 conciertos desde pasado mayo y me pregunto de dónde viene ese poder. Estoy interesado en muchas cosas y seguiré abriendo nuevas puertas.

Por último, ¿que nos puede adelantar del show que darás en Chile como parte de la versión 2017 del En Órbita Festival?

-Ya veremos qué será lo que suceda. Después de todo, cuando veo sonrisas en los rostros de la audiencia, soy más que feliz.

Muchas gracias señor Suzuki.

Héctor Aravena A.

La gira infinita de Damo Suzuki

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Shows Damo Suzuki's Network Damo Suzuki's Network: el ritual del excantante de Can en Chile 13 horas 42 mins
Galeria Damo Suzuki's Network Damo Suzuki's Network en Festival En Órbita 14 horas 42 mins
Shows Festival En Órbita Festival En Órbita: El valor del culto 15 horas 27 mins
Galeria Adelaida, Damo Suzuki, Parquet Courts, Protistas, Juana Molina, Perrosky, Lee Ranaldo, Stone Giant, Cigarettes After Sex Festival En Orbita 2017 1 día 20 horas
Novedades Playlist: La lista de espera del Rock & Roll Hall of Fame 4 días 22 horas