Se encuentra usted aquí

Jon Anderson – El jardín interior

Jon Anderson – El jardín interior

Sábado 21 Febrero, 2015
Jon Anderson – El jardín interior

Este viernes 24 de octubre, regresa a nuestro país una de las voces más representativas y reconocibles de la historia del rock progresivo. Jon Anderson fue el cantante de la emblemática banda Yes por décadas, grabando álbumes de la importancia de “Fragile”, “Close To The Edge” o “Relayer”.

 

Además de ostentar una intensa carrera solista que inauguró en 1976 con el álbum “Olias Of Sunhillow”, ha trabajado con músicos de diversas proveniencias. Sin duda, que entre ellas, su colaboración más importante es con el músico griego Vangelis, pero también ha puesto su voz en registros de King Crimson, Mike Oldfield, Kitaro, Milton Nascimento y, ahora, su esperada cooperación con el violinista francés, Jean-Luc Ponty.

 

A días de su concierto en el Teatro Caupolicán de Santiago, conversamos de sus proyectos, de sus ideas y, en definitiva, de presente, pasado y futuro, con el siempre relajado y muy simpático cantante y compositor.  

 

Hola Jon, muchas gracias por darte un tiempo para esta entrevista. Ya has venido en varias oportunidades a nuestro país como solista y junto a Yes. ¿Qué recuerdos tienes de tu primera visita como solista en la década 90, con esa maravillosa banda de músicos latinoamericanos?

 

“Bueno, estaba muy emocionado por tocar en Santiago, el público estuvo maravilloso, muy conmovido al escuchar a la banda, y por supuesto, el grupo tocó muy bien. Además, recuerdo bien que desperté en la mañana por el ruido del tráfico y lo escuchaba como música, no sé por qué. Podía escuchar la música del tráfico afuera de mi ventana y tomé una grabadora y registré el tráfico de Santiago porque era muy musical”.

 

 

¿En serio? 

 

“Sí, claro”.

 

¿Qué pasa con tu presencia en Yes, teniendo en cuenta que acaban de editar un nuevo álbum con el cantante Jon Davison?

 

“Bueno, estuvimos juntos durante 35 años, pero después dejé la banda porque no estaba bien de salud y siguieron sin mi durante dos o tres años. Comencé a trabajar con escuelas de rock con jóvenes y realicé presentaciones en solitario. Fui a Sudamérica cuando el público quiso verme tocar como solista, y es así como toqué en Chile por primera vez. He estado en su país un par de veces como solista y ahora voy para allá en octubre con canciones conocidas de Yes, de Jon and Vangelis y algunas canciones e ideas nuevas. Para mí, cantar es muy entretenido y es una experiencia maravillosa cuando las personas están dispuestas a escuchar. Por esas razones estoy contento de ir a Chile, ¡y estaré de cumpleaños, además!”.

 

Me gustaría preguntarte, ¿Qué tan avanzado está tu colaboración con Jean-Luc Ponty? ¿Qué nos puedes contar del proyecto Anderson and Ponty Band?

 

“Sí, pasamos tres semanas increíbles en las montañas de Colorado donde grabamos el disco y las tomas de video. Jean-Luc es un maestro en cuanto al violín y una gran persona, como también la banda lo es: un grupo humano alegre, amistoso y muy cálido. Como verás, ese tiempo fue gratificante, y eso es muy importante, ya que los músicos son agradecidos y la música fantástica, ¿comprendes?”.

 

 

¿Qué tipo de música están haciendo? ¿Qué podemos esperar de este registro?     

 

“Bueno, es música que escribí con Jean-Luc, una o dos versiones acústicas de composiciones de Yes, por supuesto, y algunas canciones nuevas, pero lo más importante es que canto la música de Jean-Luc y la hacemos basada en la energía del siglo 21 y algo de rock con jazz fusión. Es muy interesante componer con alguien que escribe música distinta a lo que uno suele hacer. Cuando empecé a cantar sobre las canciones más conocidas de Ponty se sintió muy genial, y a él también le gustó. Es por eso que también tocamos tres de sus canciones más famosas y yo canto algo encima, y resulta muy bien”.

 

Hablemos de “Zamran Experience”. Comenzaste a trabajar en esta secuela hace bastante tiempo atrás y quisiéramos saber…

 

“Lo sé. Ese registro ha tomado  muchísimo tiempo. Es como un libro, ¿me entiendes? Comienzas a leerlo y entonces piensas “oh, lo terminaré el próximo año. Todo está bien”, pero entonces llegas a fin de año y vas a la mitad (risas). Después de este año tendría tres cuartos y en dos años más la placa estaría lista. Hay que considerar que para este proyecto estoy con seis músicos diferentes alrededor del mundo. Estamos trabajando en eso pero es como una torta: la pusimos en el horno pero aún no está lista”.

 

Mencionaste que en este disco colaboraste con músicos a través de Internet. ¿Cómo es trabajar así en comparación a tener a los músicos cerca tuyo?

 

“Básicamente es lo mismo ya que todos estamos en el mismo planeta, ¿me entiendes? Ayer trabajé con un amigo de Chicago y estuvimos componiendo una canción larga que trata sobre el misticismo y magia del mundo, y por tanto, de la vida después de la muerte. Estuve contactando a mi amigo durante dos días hasta que pude dar con él, y todo esto para que me enviara la música para trabajar, ya que si no me la envía yo no podría cantar. Así que estoy muy contento que me haya enviado la música y él está contento también porque yo cantaré en ella. A pesar de que no trabajamos en la misma habitación (él está en Chicago y yo en el centro de California) podemos hacer las cosas bien. Podría ser en cualquier lugar del mundo en realidad, ya que con internet uno se hace su propio estudio”.

 

¿Nos podrías contar algo acerca de la historia de “Zamran Experience?

 

“Sí. Es interesante ya que alrededor del mundo existen lugares con energía. Más bien, son centros de energía ¿me entiendes? Por ejemplo, podemos nombrar a Machu Picchu como un centro de energía, al Uluru en Australia, al monte Fuji en Japón, y así. Estos son centros de energía importantes, ¿sabes?, y están conectados todos alrededor del mundo a través de maravillosos arroyos de cristal llamados Líneas ley. Lo puedes googlear si quieres. Las líneas ley son arroyos de cristal que están interconectados. Entonces, el mundo es una especie de energía de cristal gigante, algo similar a una maquina o algo así. Si no lo ves así, puede ser como una energía cósmica si te parece mejor.

 

Es gracias a estos puntos de energía que el mundo gira, se mueve, cambia, crece y evoluciona, y por supuesto, hay puntos energéticos muy grandes, otros pequeños y otros aún más pequeños, y algunos de estos puntos pueden estar incluso en el jardín de tu casa, ¿sabes? Es similar a mi jardín interior. Cuando estoy enfermo me mejoro allí, ya que ¡ese es un punto de energía! Siempre he vivido cerca de estos puntos, y pienso que es parte de mi ilusión musical. Entonces, la idea que está detrás de “Zamran Experience” es quién creó esto y cómo fue creado. Ese es el concepto completo de este proyecto”.

 

 

¿Cómo estas historias están presentes en nuestra conciencia y en nuestros sueños?

 

“Bueno, de hecho no hay un tiempo en específico ya que estamos conectados a nuestros ancestros todo el tiempo. Las tribus originarias de Estados Unidos decían estar siempre conectados a sus seres queridos. Siempre estamos conectados a… Espera, lo tengo en la punta de la lengua (risas). Todo estamos conectados a nuestros antepasados porque estamos muy conectados con la tierra. De esta forma, estamos conectados con el pasado todo el tiempo y nos ilusionamos con el futuro”. 

 

¿Y cómo esto se refleja en la música?

 

“La música es para siempre. A través de Internet podemos escuchar música de todo el mundo. Si buscamos “Baka water drumming” (percusión en el agua), vemos a personas que mientras lavan su ropa en los ríos hacen ritmos percutivos en el agua. Esto nos da una idea que desde hace miles de años que el hombre hace música y ritmos en el agua, y que han cantado con los pájaros, con las abejas y con las flores. En el fondo, el cantar con la música del planeta ¿me entiendes? Una de las canciones nuevas que escribí, de las que hice con Jean-Luc Ponty, trata de que despertamos y sabemos que la tierra nos canta una canción y que debemos escucharla. Es como una progresión de notas interminable que habla sobre apreciar a la Madre Tierra y de aprender a saber cómo envejecer durante la vida. He comenzado a pensar más en estas cosas y todos estamos conectados como una sola energía, ¿me entiendes? Sin embargo, podría parecer que no lo estamos, ya que gran parte del tiempo podemos ver las noticias y el caos que estas muestran. Pero en realidad, las noticias y su locura son solo una pequeña parte de lo que ocurre en el mundo”.

 

 

Sí. Las noticias solo muestran la paranoia y lo que está mal en el planeta…

 

“¡Así es! Es interesante, ¿sabes? Es increíble cómo millones de personas miran fútbol, y eso es importante. Un directivo del Liverpool dijo, o solía decir que el futbol no es un asunto de vida o muerte, ¡si no que mucho más que eso!  (risas). ¿Entiendes? Decía que más importante que todo, pero es bonito. Empieza la copa del mundo y millones de personas ven futbol. Este es un nuevo mundo donde caminamos lentamente hacia él, y siempre habrá miedo a grupos terroristas como ISIS y esa gente revolucionaria. Siempre habrán cosa así hasta que llegue ese muevo mundo, que podría llegar en 20 o 30 años más, pero está en camino”.

 

Para terminar, ¿qué le podrías decir a los fanáticos que esperan tu presentación aquí en Santiago?

 

“Estoy muy emocionado de cantar para ellos, y será mi cumpleaños ese día. Cumpliré 70 años cuando este en Santiago”.

 

¡Genial! Entonces ellos te cantaran el Cumpleaños Feliz (risas).

 

“¡Gracias!”

 

María de los Ángeles Cerda

Paulo Valverde

Héctor Aravena A.-

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Revista Rockaxis #169: The Beatles y los 50 años de "Sgt. Pepper's..." 1 mes 6 días
Revista Rockaxis #169 1 mes 1 semana
Novedades Ahora hay dos bandas llamadas Yes 2 meses 2 semanas
Novedades Yes Rock & Roll Hall of Fame 2017: El reencuentro del Yes clásico 2 meses 2 semanas
Novedades Mira imágenes de Geddy Lee ensayando con Yes 2 meses 2 semanas