Se encuentra usted aquí

John Moore: "Las canciones de amor son grandiosas"

John Moore: "Las canciones de amor son grandiosas"

En exclusiva diseccionando "Knickerbocker Glory"
Miércoles 21 Febrero, 2018
John Moore: "Las canciones de amor son grandiosas"

Tres años después de la calma y minimalismo de ‘Lo-Fi Lullabies’ y ‘Floral Tributes’, el ex baterista de The Jesus and Mary Chain, vocalista de Revolution 9 y miembro de Black Box Recorder, retorna con un nuevo disco: “Knickerbocker Glory”. Un álbum de corte autobiográfico, grabado por partes entre Londres, Los Angeles y New York y que refleja el amplio espectro del amor, desatado, lleno de tensión y a la vez melancólico. 

En palabras de la artista Marie-Louise Plum, pareja de John y creadora de la portada del disco, ésta hace referencia a “carne suntuosa y partes blandas del cuerpo. El helado es una representación del amor físico y romántico”.

Los suculentos detalles de este gran disco, altamente cinemático y agridulce, nos los revela en exclusiva John, al teléfono, desde su hogar en West Hampstead, Londres.

John, cuéntame sobre 'Anne Of A Thousand Days', es una de tus viejas canciones, ¿no?

La escribí hace mucho tiempo. 'Something About You Girl', obviamente, es bien antigua también. Pero 'Anne Of A Thousand Days' la escribí hace tal vez unos 20 años y entonces no pude nunca grabarla como quería, ya que no tenía un gran estudio de grabación, ni una orquesta. Hice un demo en un cassette, que sonaba bien completo, pero estaba guardado para el futuro, para cuando tuviera la oportunidad de grabarla de nuevo, y lo hice. Tengo varias canciones así, así que si me muero mañana (risas) –no es que vaya a pasar- pero, si dejo de hacer canciones mañana, tengo varias aún que me quedan. Con 'Something About You Girl', quería hacerla nuevamente porque es una canción que significa mucho para mí, pero que nunca la hice como debía. Esa es muy antigua y me permitió firmar por un gran sello, viajé a New York y a un estudio grande, firmé por una corporación que creía que yo iba a ser la próxima gran cosa y todo, en un estudio y con una drum machine, ni siquiera con una banda. Pensé que ahora ya era tiempo de hacerla de nuevo y de hacerla con una banda. Lo que escuchas es eso.

Hay otras canciones antiguas, porque se supone que es un disco autobiográfico.

'Near Me' es otra antigua. Probablemente, es una de esas canciones que evolucionan. La comencé hace mucho tiempo pero la terminé recientemente, ya que siempre había algo que hacerle. Pero la idea estaba ahí por un largo tiempo. Me gusta revisitar cosas y ver qué es lo que se necesita. Sé que esa canción es buena, y me dieron ganas de hacerla. Es una canción de amor, y no había hecho yo muchas así recientemente. Había hecho canciones sobre corazones rotos, pero 'Near Me' estaba en el sótano esperando a que llegara su momento.

¿Cómo se siente revisitar estas canciones, viendo tu vida hacia atrás, con todo lo que te sucede ahora? ¿Qué se siente poder verlas con otros ojos?

Se siente muy bien porque parecen más apropiadas ahora. 'Near Me 'era una canción que buscaba a su musa y ahora estoy con alguien a quien amo, y ahora ella está acá, y es su canción. Así que, sí, tiene sentido ahora y puedes citársela a alguien en específico. Hay otras canciones, como 'Anne Of A Thousand Days', donde todo es cierto, aunque la Anna en la canción es solo una rima, porque no existe una Anna, o si la hubo, ese no era su nombre. Pero sí, es como componer para el futuro, pero eso sucede cuando escribes.

Los discos que lanzaste justo antes son bien calmos y minimalistas en su enfoque, pero ahora quisiste poner todo lo que tenías. ¿Fue este un proyecto que tenías hace mucho tiempo, poder incluir todos estos timbres e invitar a estos amigos a participar?

Creo que esta vez conseguí traer o chantajear a la suficiente gente para tocar en el disco (risas). Lo que sucedió es que yo estuve en gira con los Jesus and Mary Chain por un tiempo, y Brian, que toca ahí, vino a quedarse conmigo cuando pasó por Londres. Estuvo viendo mis instrumentos en la habitación y todo. Yo le dije que había estado pensado en hacer un disco y me dijo que por qué no lo hacía, si ya tenía todo lo necesario. Le dije que no tenía baterías, y me dijo que él podía hacerlas, desde su casa en Los Angeles. Hicimos que funcionara y encontré gente, como un bajista en New York, e hicimos muchas cosas vía internet, porque todos tienen estudios. Así que, el bajo se grabó en Union Square, en New York, las baterías se grabaron en Sunset Boulevard, en Hollywood, los pianos y guitarras en Londres, y la mezcla en el estudio de Lisa Stansfield, en Rochdale…así que creo que la tecnología ayudó.

El disco, cuando se escucha, suena muy cohesionado, todas las canciones comparten una paleta sónica, no suena como grabado en varios lugares.

Es que toqué con Brian por dos años, todo el tiempo, y estábamos conectados por internet desde acá en Londres, a las 4 de la mañana, y él estaba en su propio estudio. Tal como en un estudio normal, donde yo estoy en la sala de control y él en la sala en vivo, así que lo grabamos en vivo, sólo que en diferentes continentes.

¿Se grabó en tiempo real?

No en tiempo real. Yo le enviaba un esqueleto, una pista de guitarra, y él tocaba las baterías encima. Luego, yo volvía a regrabar la parte, y Morgan, en New York, tocaba el bajo encima. Yo los conozco desde hace mucho tiempo, entonces, mientras yo tocaba, los imaginaba como si estuvieran en la habitación. Y fue fácil, porque sabía que si me equivocaba, era cómo si me estuvieran viendo y me lo dijeran, ‘hazlo de nuevo, hazlo de nuevo’. Era algo en mi imaginación y en internet también. Así se hace ahora, y es ridículo, ya que hace años atrás había estos dúos de estrellas de pop rock, como entre Whitney Houston y Phil Collins, con él cantando su parte en Londres y ella en otro lado. Tal vez no fueron ellos, pero cuando se hizo por primera vez algo así, fue una idea ridícula, y así es cómo se hace todo ahora. Me gusta estar en un estudio, en Electric Lady, con todos en una habitación, todos en frente, pero tal vez a la próxima nosotros mismos lo hagamos así. Las cosas que no pude hacerlas acá, como los órganos Hammond y los pianos, las fuimos a hacer a un buen estudio en Soho y las grabamos ahí. A la cantante de ópera, la grabé en una habitación, y si tienes un buen micrófono y buena aislación puedes grabar en cualquier parte.

Suena excelente en el disco

Muchas gracias. Fue mezclado en un muy buen lugar, eso hace una gran diferencia.

¿Todos los arreglos estaban planeados de antes, o algo ocurrió en el estudio que te hizo replantearlos?

No (risas) tenía los arreglos, y sabía exactamente lo que quería. Tratamos de acercarnos lo más que podíamos a mi imaginación, y nos acercamos realmente mucho. Sabía cómo quería que sonara, y lo intentamos hasta que consiguiéramos el sonido. Soy una persona simple, y mis gustos musicales son simples. Es muy fácil construir una canción, una canción simple de rock and roll es muy fácil de hacer si tienes a la gente adecuada para ello.  Necesitas una gran base rítmica, y todo el resto se va poniendo en capas. Luego te pones a gritas como un idiota encima de todo (risas).

Casi borraste el silbido en 'Near Me', ¿por qué fue eso?

(Risas) eso iba a ser un solo de guitarra, y yo me puse a silbar las notas. Luego, cuando llegó el momento de terminar la canción, estaba sacando el silbido de la mezcla y Marie me preguntaba por el silbido. Y yo le dije que lo había sacado porque solamente estaba ahí para marcar las notas. Y casi lo borro, porque yo, realmente, no soy el mejor del mundo para silbar. Pero se quedó, y todos, Stephen, el que lo mezcló, me decían que tenía que dejarlo, que era la mejor parte de la canción. Yo le dije que encontraba que sonaba terrible, pero estoy feliz de que me hayan convencido de dejarlo ahí.

Es divertido porque, de alguna forma, las progresiones de acordes de esa canción me recuerdan a John Lennon un poco, al disco “Walls And Bridges”. Y el solo de silbido suena bien apropiado.

Oh, muchas gracias. El, obviamente es una gran influencia e inspiración. Uno, como compositor, hace una canción solamente. Pero hay muchas más cosas que suceden bajo la superficie (risas). Y creo que obviamente él estaba muy enamorado y eso permeaba todo lo que él hacía. Y, de alguna forma, creo que en 'Near Me' pasa eso, debería ser así, o de otra forma estaría en problemas (risas). Ha tomado un tiempo, pero ha llegado el momento de decir que las canciones de amor son grandiosas, pues el amor es lo más intoxicante. Los grandes compositores tienen que escribir sobre amor, tienen que sentirlo. Bueno, yo no fui un tipo muy afortunado en el amor al principio (risas).

Aparte de Lennon, sé que te gusta Lou Reed también, es otra gran influencia.

Mis piedras fundamentales del Rock and Roll son Bo Diddley, Muddy Waters y Howlin’ Wolf, y luego mi paso siguiente fue Lou Reed. Tan sólo su poesía ya es simplemente hermosa, y me encanta como él hablaba sobre las cosas. El podía ser un tipo muy desagradable, pero necesitas tener el potencial de ser desagradable. Todo se trata de ser agradable estos días, y bueno, Lou Reed es agradable, pero él puede elegir ser lo opuesto. Obviamente, yo desde pequeño soñaba con ir a New York y vivir ahí, y luego lo hice. Sólo para poder sentir este espíritu. Yo nunca lo conocí –casi lo hago una vez- es una historia larga, para otro momento, pero grabé unas cosas con John Cale, lo cual fue también algo grandioso. Son cosas que aún no han visto la luz, pero tal vez lo hagan algún día. El fue muy genial en el estudio, por simplemente despejar toda la porquería que estaba de más, diciéndome 'no, no, no, tú no quieres hacer eso', en vez de perder el tiempo. El era muy directo y yo creo que uno aprende cosas que te sirven al momento de componer, por situaciones cómo esa. Ahora leí otra biografía de Lou Reed, la de Howard Sounes, una no autorizada, y la gente ha dicho que es un libro muy terrible, porque es muy malvado con él. Yo no creo que sea un libro despiadado con él (risas), aunque dice cosas malas y aprendí muchas cosas de cuando Lou Reed era chico y se metía en problemas. 

Una vez que terminaste el disco y lo escuchaste completo, ¿cuál canción terminó siendo tu favorita?

En éste momento, es difícil, porque no lo he escuchado en mucho tiempo desde que lo terminé. Pero me gusta ‘Rabbit Hole’, ya que hicimos un video para esa, así que la he escuchado harto. La radio, acá, toca harto ‘Anne Of A Thousand Days’, así que tal vez deba empezar a gustarme esa un poco más. Las conozco a todas muy bien, y si quiero escuchar una de ellas no necesito poner el disco. Basta con que tome mi guitarra (risas). Además, viene todo eso de ‘oh, debería haber hecho esto, en vez de esto otro’, así que también es cómo un castigo escuchar tus canciones y darte cuenta de que podrías haberlo hecho mejor, pero tienes que decirte a ti mismo, ‘eso es para el otro disco’. Para Marie, también es ‘Rabbit Hole’. ‘The Girl From Reno’, también me gusta. En el fondo, me gustan todas (risas). Es un disco grandioso, todos deberían tenerlo, son nueve canciones hermosas y eso que saqué algunas, realmente. Saqué unas dos o tres por la secuenciación y luego de ver cómo todo funcionaba y fluía. Hay un par de canciones que grabé y pensé que no encajaban, porque tengo una buena secuenciación así cómo está. Si se cambia, cambia el significado. Las que saqué son realmente canciones buenas, pero son tal vez muy duras, y creo que me termino yendo para otro lado. Esas se van a mi caja de canciones para el futuro. Para ver la secuenciación me tomó un buen tiempo, ya que es la parte aburrida, ver la duración y ver si tiene un buen sentimiento todo. Eventualmente, lo hice lo mejor que pude y el disco comienza bien optimista. Ya por el final, en las últimas tres canciones, se pone un poco más melancólico. Pero así es la vida.

El disco es como un viaje.

Creo que lo es, gracias por decir eso. Es cohesivo. Creo que cuando llegas al final estás listo para ir rumbo a tu próximo destino (risas).

Es como un ciclo, al final del disco está el quiebre de una relación, aparecen los créditos y cuando lo pones de nuevo nos enfrentamos a los celos del pasado, es como que se repite una y otra vez.

Oh sí, ¡así es! ¡Es un ciclo! Es una vida difícil. Bueno, estoy mostrando un ciclo… pero tal vez eso es demasiado, me van a terminar echando del departamento (risas).

Nuno Veloso

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Artículos John Lennon Las tres vidas de Lennon 1 semana 2 días
Novedades Anthony Bourdain Streaming: Anthony Bourdain y el rock 1 semana 6 días
Artículos The Beatles La huella del "Sgt. Pepper's" en el rock chileno 2 semanas 6 días
Artículos The Beatles El marcapáginas de los Beatles 2 semanas 6 días
Novedades Playlist: El rock en el Día de la Madre 1 mes 1 semana