Se encuentra usted aquí

Edward Ka-Spel de Legendary Pink Dots

Edward Ka-Spel de Legendary Pink Dots

El enigma de un creador subterráneo

La música de Edward Ka-Spel no tiene paralelo. Es un mundo aparte lleno de insondables misterios y viajes cósmicos a nuestro espacio interior. La música de Ka-Spel es perturbadora, es como un invasor que penetra nuestros sueños para llevarnos hacia dimensiones inexploradas Su música es un universo paralelo, de una amplitud tan sublime, en el que las referencias son tan aparentemente imposibles como puede ser un cruce entre The Beatles y Pierre Henry... por hacer un resumen, de una música, que no deja de sorprender. El inclasificable músico se presenta junto a Silverman -también de LPD- en Chile en dos fechas: el 28 de noviembre en la discoteque Blondie de Santiago y el 29 en el Bar Aduana de Valparaíso.

 

Edward Ka-Spel es un personaje tan enigmático como prolífico. Su impresionante producción musical, desarrollada a lo largo de más de veinte años, abarca más de una docena trabajos en solitario, una extensa e innovadora trayectoria junto a The Legendary Pink Dots, además de colaboraciones con músicos canadienses (Cevin Key de Skinny Puppy), alemanes (H.N.A.S.), estadounidenses (The Dresden Dolls, Jarboe) y holandeses (Strange Attractor). A esto se le agregan numerosos proyectos satélites bajo los nombres de Tear Garden, Mimir, Minizza y Dark Star, entre otros. Sumando todos sus proyectos, Ka-Spel ha participado en más de cien discos. Su carrera comenzó en Londres a fines de los setenta. Sin embargo, el verdadero reconocimiento no comenzó a llegar hasta que tanto él como el resto de The Legendary Pink Dots, decidieron relocalizarse en Holanda, país desde el cual Ka-Spel ha desarrollado una carrera musical que cuenta con miles de fieles seguidores repartidos por el mundo.

En los días del político disco 'The Tower' de 1984 (que cuenta como unos mismos revolucionarios se vuelven fascistas) de los Pink Dots, Ka-Spel decide aventurarse con sus primeros discos en solitario: “Laugh China Doll” (1984) y “Eyes China Doll” (1985). Estos dos primerizos trabajos, repletos de misterio, atmósferas psicodélicas y rudimentarios ritmos electrónicos (pensemos en unos Residents mas avant-pop, y con mas viseras que ironía), fueron el punto de partida para una carrera que, desde aquel momento, ha estado centrada en su lado creador más intimo, experimental y electrónico que lo hecho con Legendary Pink Dots. Por estos días surgieron clásicos como “Suicide Pact”, “Lilita” o “Six cats in a dead man`s chest”, canciones con un estilo único, y con líricas de un siniestro, pero no falto de humor vuelo imaginativo.

Los próximos pasos fueron decisivos. Tres monumentales y consecutivos discos fueron la prueba del desbordante talento atesorado por Ka-Spel: “Chyekk, China Doll” (1986) -editado por Steven Stapleton de Nurse With Wound y Current 93-, “Azhyd China Doll” (1987) y “Khataclimici China Doll” (1987). Cuando la década de los 80 se extinguía, aparece “Perhaps We´ll Only See a Thin Blue Line” (1989), donde de nuevo quedan plasmada la capacidad impresionante de Ka-Spel de generar una música original, intensa, y carente de facilismos genéricos - Ka-Spel simplemente se desmarca de cualquier encasillamiento, siendo imposible definir su obra sin caer en una lista casi inacabable de referencias estéticas: post industrial, psicodelia, dark, avant-garde, R.I.O., música concreta, pop, progresivo, ambient, etc.
 

 

En los noventa tanto Ka-Spel como los Pink Dots pasaron a una nueva 'época', aún mas cinematográfica que sus desquicios barroco-psicodélicos ochenteros. Luego de la edición de “Lyvv China Doll” (1990), compuesto por material en vivo e inédito, Ka-Spel nos regala el magnífico “Tanith and The Lion Tree” (1991), dando comienzo a una década plagada de discos-viajes. “The Scriptures of Illumina” (1995) refuerza la imagen de Ka-Spel como alquimista de sonidos, demostrando una capacidad de creación de nuevas fuentes sonoras que pocos músicos poseen. De “Scriptures of Illumina” adviene “Textures of Illumina” (1995), disco doble, que posee gran influencia del amigo personal de Ka-Spel, Steven Stapleton, aparte de notorias referencias a la psicodelia europea mas oscura de los setenta. Su nuevo hogar discográfico, el sello y distribuidor norteamericano Soleilmoon, edita dos volúmenes entre 1995 y 97 compilatorios de material incluido en singles y primeras grabaciones: “Down In the City of Heartbreak” y “Leedles”.

 

Inmerso en grabaciones y giras junto a The Dots, su banda principal, todavía le queda tiempo para seguir editando sus cada vez mas personales documentos musicales, incrementando su inmenso legado. “The Blue Room” (1998) y “Red Letters” (1999) son dos discos de absoluta madurez, repletos de laberíntica psicodelia y bizarras ambientaciones, incluso con momentos de misterioso romanticismo. Ka-Spel es uno de los pocos músicos en este planeta que puede, orgánicamente, pasearse entre un pop amistoso e inteligente, y un vuelo surrealista, denso y volátil. Durante el 2001 se editaron tres trabajos de tiraje limitado: “Leedles Three”, “Absence of Evidence” y “Angelus Obscuros”, siendo éste último una de las tantas grabaciones en vivo realizadas por Edward Ka-Spel como preámbulo a los shows de Legendary Pink Dots.

 

En el mismo año se abre una tripleta inspiradamente volátil con el esplendido “Caste O' Graye Skreeens”, al que le seguiría, el extrañísimo, pero seductoramente perturbador “O'er a Shalabast'r Ty de Strolt Ay” en el 2002. La tripleta que contiene tres de sus discos más extraños se cerraría con el sutil y sublime “Pieces of infinity” en el 2004. Estos dos últimos discos, fueron los primeros en ser editados por el prestigioso sello norteamericano Beta-Lactam Ring Records (casa de uno de los mas vanguardistas artistas de los 80, como los mencionados Nurse With Wound, así como también de clásicos y nuevas revelaciones como son Coil, Eyeless in Gaza, Long Dead Sevens y Volcano the Bear).

 

Pero el vuelo Kaspeliano no cesa, y en el 2005 nos entrega tres discos. El experimento concreto “Oh Darkness! oh darkness! Oh darkness!”, el espacial “Fragments of Illumina”, y el magnífico, demostración del talento único de Ka-Spel para hacer canciones, “A Long Red Ladder to the Moon”. El año pasado Ka-Spel nos entrega uno de sus discos mas controvertidos. “Dream Logik part 1”, un vuelo surrealista, en el que una base hip hop industrial puede desembocar en todo un ejercicio de música concreta, y en un vuelo minimalista-krautrock, con un sin fin de detalles que no pararía jamás de describir en palabras. ¿Y este año?...pues este incansable genio sigue lanzando material. La segunda parte de “Dream Logia” y un disco instrumental llamado “The Painted River of Regrets”.

Si te gustan The Dresden Dolls, Christian Death, Current 93, Coil, David Bowie, Pink Floyd, Nurse with Wound, Radiohead, Skinny Puppy, y la psicodelia y el progresivo no ingenuo, entonces no puedes perderte su show en Chile.

¿Que se siente estar haciendo música por mas de 25 años? ¿Alguna vez te cansaste?

 

“La música es algo de lo cual es imposible cansarse, no importa cuanto la hayas hecho o escuchado. A veces llegas a puntos ciegos, lugares donde no sabes como regresar, pero la puerta siempre se abre, cual intervención divina”.

 

De seguro notas que tu música es original, con un carácter único, ¿que nos puedes decir de eso?

 

“Es personal. Yo sólo me pongo a mi mismo en lo que creo, todos mis lados, el bueno, el malo, incluso el feo. Ningún hombre es igual a otro, supongo que eso se refleja en la música”. 

 

¿Ves alguna relación entre los sueños y la música? Pareciera que tú tienes sueños bastante reales.

 

“De alguna manera yo lo provoco. Tiendo a dormir con la radio prendida, dejando que los sucesos del mundo impregnen mis sueños en vela. A veces pueden ser perturbadores, pero por lo general bastante vividos”.

 

Siempre noto que en lOs reviews de tu música te sienten como un artista muy siniestro. ¿Qué piensas de eso?

 

“¿Siniestro? No, lo siento, no estoy de acuerdo con eso. George Bush, Cheney, eso es ser siniestro, yo sólo soy yo mismo, y tengo mi lado oscuro, pero no es mi entera personalidad”.

 

En todo tu trabajo musical hay un notorio carácter infantil. ¿Qué piensas de los niños y la niñez?

 

“Tengo cuatro hijos, y son maravillosos, mucho más accesibles que los adultos, los que muchas veces tienden a aterrorizarme”.

 

¿Erotismo, crees que tu música es erótica? Me refiero en un sentido profundo. ¿Ves relaciones entre música y erotismo?

 

“Por cierto, hay una profunda conexión entre erotismo y sensibilidad. Me gusta pensar que mi música pulsa una cuerda profunda en los oyentes”.

 

¿Últimas palabras para los que te esperan con expectación en Chile?

 

“El entusiasmo es mutuo. Agradezco tener la suerte de poder vivir esta especie de aventura musical en Chile”.

 

Michel André Leroy Valdés.-

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Discos Legendary Pink Dots Came Out from the Shadows Vol. 1 1 mes 2 semanas
Discos the legendary pink dots Chemical Playschool 15 2 años 4 meses