Se encuentra usted aquí

Aja

Aja

Aja

Jueves 30 Junio, 2011
1977. MCA Records

En la historia de la música contemporánea existen importantes sociedades, en cuyos trabajos están presentes elementos que generan que los trabajos resultantes sean de calidad magnífica y marquen hitos en determinados estilos. Es el caso de Walter Becker y Donald Fagen, ambos neoyorquinos, quienes en 1972 y luego de colaboraciones en diversas bandas juveniles, forman una agrupación con el singular nombre de Steely Dan. Desde sus inicios, el conjunto mezcló estilos como el blues, R&B y el rock, todo esto debido a las influencias y la crianza musical de ambos instrumentistas.

Como muchos sabrán, el primer éxito de Steely Dan fue ‘Do It Again’, una excelente composición que sonó fuerte en las radios, a pesar de su extensión y de contener largos solos de guitarra y teclados, algo que en aquellos años era determinante y ciertamente un problema a la hora de lograr un hit. Hacia 1974, el panorama había cambiado por completo; Steely Dan ya no era una banda como tal, ya que muchos de sus integrantes habían partido por diferentes caminos, manteniéndose la unión de Becker y Fagen, quienes a causa de la genial complicidad existente, optaron por seguir adelante con este proyecto, sumando a reputados músicos de sesión en cada álbum, como es el caso de Jeff Baxter y Jeff Porcaro. Así nació “Pretzel Logic”, el disco que definitivamente los consagró, con hits como ‘Rikki Don’t Lose That Number’ o ‘Any Major Dude’; el álbum además es importante porque el jazz surge como el género omnipresente en muchas de sus piezas, un ejemplo de ello es el cover de Duke Ellington ‘East St. Louis Toodle-Oo’.

Con todo esto en consideración, 1977 sería el año más importante en la carrera del grupo con la edición de “Aja”, su disco definitivo, y sin duda el mejor de toda la trayectoria. Esto es producto de la obsesión de los líderes en referencia a los detalles de cada canción y sonidos presentes, lo que provocó cambios constantes de músicos, y un arduo trabajo de grabación y edición de la placa que se extendió por muchos meses, pero que se tradujo en esta obra maestra de la fusión entre jazz y rock. Un detalle a considerar y que ha sido una incógnita en varias oportunidades es el extraño nombre del disco: “Aja” es el nombre de una dama japonesa, a quién Donald Fagen conoció mediante un amigo…tan simple como eso.

El álbum comienza con ‘Black Cow’, cuyo título no hace referencia a una vaca, sino a una bebida típica de los barrios donde Fagen y Becker vivían en su adolescencia; además existe la leyenda de que estaría dedicado implícitamente a Thelonius Monk. El tema es elegante, con un interesante ritmo, y la particular voz de Fagen acompañado por coristas que otorgan una sonoridad fenomenal. Además hay que mencionar la presencia de los vientos, dirigidos por el emblemático Tom Scott, y el tremendo solo de Fender Rhodes del vocalista; lo otro que hace de “Black Cow” algo único es que se inicia con una simple línea de bajo y batería, para culminar con varios instrumentos.

‘Aja’ es el segundo track, una maravilla de ocho minutos de duración, con un impresionante nivel de improvisación, ya que comienza con una estructura bien definida, y una declaración de principios sobre los intereses musicales de Donald Fagen: "Chinese music always sets me free, Angular banjos sound good to me", para luego dar paso a una compleja suite, en la cual aparecen superestrellas como el genio de la batería Steve Gadd (quien deslumbra con la ejecución); en tanto, el saxo corre por cuenta de Wayne Shorter…es impresionante pensar que Shorter se encontraba en aquellos días en la mejor y más trascendente etapa de Weather Report y aún tenía tiempo para colaboraciones de tamaña calidad. Por cierto, ‘Aja’ es la pieza en la cual el jazz queda en evidencia como género omnipresente: exposición del tema central, desarrollo de varios minutos en cada instrumento, y vuelta a lo inicial.

‘Deacon Blues’ es otra canción notable; nuevamente de extensa duración (más de siete minutos), con una guitarra acústica ejecutada por Dean Parks, pero sólida en su sonido y una magnífica sección de vientos. Pienso que es el tema que representa el sendero que tomaría Steely Dan en los años posteriores, un relato simple con una atmósfera musical precisa y repleta de detalles, por ejemplo, un sintetizador un tanto oculto que realiza el mismo sonido de los bronces.

‘Peg’ es el tema más comercial de la placa, lo cual claramente no tiene nada que ver con la calidad que encontramos en él. En primer término, destaco ampliamente al bajista Chuck Rainey, quien realiza un gran trabajo, con una línea muy funky, en la que está presente la técnica conocida como Slap; también el solo de guitarra de Jay Graydon es grandioso, apartándose de la métrica y con una sonoridad un tanto distorsionada. Y por último, las armonías vocales del miembro de los Doobie Brothers Michael McDonald, quien probablemente sea uno de los mejores cantantes del soul moderno.

El quinto tema se titula ‘Home At Last’, y es definitivamente lo mejor de “Aja”, una composición magnífica, en la cual el protagonista es el baterista Bernard Purdie, quien otorga un beat majestuoso, difícil de clasificar en sólo un estilo; la batería así se transforma en un elemento primordial más que simplemente de acompañamiento y definición de los tiempos. Asimismo, el piano de Fagen es soberbio, y ni hablar de los vientos y en definitiva, de todos los instrumentos. La única crítica que surge es que personalmente lo hubiera ubicado al final del disco, ya que sintetiza toda la propuesta, no solamente de la obra, sino de las inquietudes de Steely Dan.

‘I Got The News’ mantiene una idea similar a la de ‘Peg’, en la que encontramos un sincopado bajo de Walter Becker, junto a interesantes elementos instrumentales, vocales y de orquestación en general.

Y así llegamos al final, con el clásico ‘Josie’, junto a la presencia de Larry Carlton en la guitarra, y el toque funky que desarrolla Chuck Rainey; se trata de la pieza más rockera de la placa, y en la cual Walter Becker desarrolla sus ideas mediante el solo de guitarra. Es un tema simple, pero a la vez complejo en cuanto al resultado, que ha sido citado en diversas ocasiones por Becker y Fagen como la pieza que más disfrutan tocando en vivo.

“Aja” es el punto culminante en la trayectoria de Steely Dan, ya que en él confluyen todas las ideas que venían generándose desde 1972, y un hito en la historia del jazz fusión. Considero que a pesar del tiempo que tomó su grabación y todas las anécdotas que surgen alrededor de él, no se trata de un disco pretencioso, sino de una muestra de excelencia musical y de la utilización del estudio de grabación como un instrumento más; ejemplos sobre este último punto hay muchos, pero pocos con un nivel de sofisticación y elegancia como este. En definitiva, una placa esencial e imperecedera.

Emilio Garrido Riquelme

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Playlist: Los que partieron en este 2017 3 meses 3 semanas
Novedades Walter Becker Triste noticia: falleció Walter Becker de Steely Dan 7 meses 3 semanas