Se encuentra usted aquí

Alturas de Macchu Picchu

Alturas de Macchu Picchu

Alturas de Macchu Picchu

Jueves 30 Junio, 2011
1981. Columbia
 
Dentro de la extensa discografía de Los Jaivas podemos distinguir al menos cuatro o cinco etapas de evolución musical; en su primera década toman lugar tres: la primera fase, profundamente chilena y si se quiere experimental, comprendida por los discos “"El Volantín"” (1971), "“Todos Juntos"” (1972, originalmente titulado "“La Ventana"”) y la banda sonora del film de Raúl Ruiz “"Palomita Blanca"” (1973). Una segunda etapa, donde a partir de los vestigios de la primera, el grupo comienza a ganar en virtuosismo musical, adquiriendo matices más marcados del rock progresivo, el folklore andino y la música popular Argentina. Esta fase está comprendida por “"Los Sueños de América"” (1974), “"El Indio”" (1975) y “"Canción Del Sur"” (1977). Y por último, la tercera era, con los músicos viviendo en Europa, la cual es paradojalmente americanista y a la vez global.
 
Esta etapa antes descrita, comprende como único disco la adaptación libre que se hizo del poemario de Pablo Neruda “"Alturas de Macchu Picchu"” (incluido en su "Canto General" de 1950, un clásico de la poesía latinoamericana). Como dato histórico, podemos señalar que en un principio los miembros de la agrupación se encontraban algo reticentes a adaptar los versos de Neruda (Gato Alquinta lo explica muy bien en la entrevista que dio a Rockaxis en 2001), no obstante los perseverantes esfuerzos del productor peruano Daniel Camino, quien les ofreció hacer una película en las antiguas ruinas incaicas (a la más pura usanza de Pink Floyd en Pompeya), fue uno de los factores decisivos en la materialización del proyecto.
 
Otro dato a considerar es el regreso a la alineación titular, a fines de 1979, del bajista y multiinstrumentista Mario Mutis, quien había abandonado la formación estable un poco antes del comienzo de las grabaciones de "“El Indio"”. El retorno de Mutis trajo consigo nuevos aires, pues luego de tanto tiempo la formación original del grupo se volvía a reunir de manera estable. Esta alineación estaba, además, constituida por los hermanos Gabriel, Claudio y Eduardo Parra (en batería, piano y teclados, respectivamente) y el vocalista, guitarrista y multiinstrumentista Eduardo “Gato” Alquinta.
 
Yendo a lo puramente musical, "Alturas..." es el disco reseñado no sólo por ser el más aclamado y exitoso, tanto en el aspecto comercial como crítico, sino porque es realmente el punto más alto en la discografía de la banda viñamarina y es el único disco de Los Jaivas donde el sonido de la agrupación es global y total en su enfoque. Discos anteriores son algo más localistas, pero no por ello menos imprescindibles para apreciar mejor la vasta creación jaivística.
 
"Alturas..." abre con una breve obertura titulada 'Del Aire Al Aire' (al igual que el verso que abre los fuegos del poemario), la cual es, a modo de ritual de iniciación, una excelente manera de entrar de lleno al desarrollo del disco, que toma lugar desde esas trutrucas místicas y el piano etéreo que dan comienzo a 'La Poderosa Muerte', para muchos la mejor canción jamás grabada por el quinteto, un tema solemne, intenso y lleno de colores musicales tomados tanto de los ritmos latinoamericanos, como del mejor rock progresivo europeo. En fin, algo más de 11 minutos irrepetibles. A similar experiencia le sucede 'Amor Americano', un poco más simple y con ritmo de diablada, pero sin bajar el -hasta ahora- altísimo nivel musical del disco.
 
Así concluía la cara A del viejo vinilo, pero al dar vuelta el círculo negro nos topamos con la densísima 'Águila Sideral', canción surrealista, medidamente psicodélica, altísima tanto en su atmósfera como en su calidad musical e interpretativa (esas voces distorsionadas erizan hasta el último pelo) dejando la vara muy alta para lo que viene después. Ese futuro comienza con la magnífica 'Antigua América', tema instrumental -salvo una breve parte con letra- donde se luce sobre todo el piano y clavecín de Claudio Parra, quien hasta ese momento ha estado definitivamente magistral. El resto de la banda no es menos, y le acompaña ejecutando sus instrumentos a toda máquina. Un temazo.
 
Luego de ese tema lleno de colores, nos encontramos con la clásica 'Sube a Nacer Conmigo Hermano', junto a 'Todos Juntos', el himno más popular de los viñamarinos, con ese aire solemne y severo, esa intrincada textura del piano y la base rítmica, la tarareable melodía del sintetizador moog y los siempre precisos y certeros solos de guitarra de Alquinta, además de su voz (que merece párrafo aparte).
 
Luego del clásico (que seguramente muchos al escucharlo no pueden resistir el impulso de cantarlo a viva voz), los pianos que dieron inicio a 'La Poderosa Muerte' vuelven a aparecer, pero con un aire mucho más oscuro. Pronto entra la voz de Gabriel Parra (“Dadme el silencio, el agua, la esperanza (...)”) y la melodía se va haciendo más etérea, más oscura y solemne hasta llegar al punto de la desaparición. Es la coda 'Final', que como su nombre indica pone el último punto a este viaje sonoro de poco más de 35 minutos de duración. Más que un disco es una experiencia, que puede graficarse mucho mejor viendo el magnífico video dirigido por Reynaldo Sepúlveda, con la participación de Mario Vargas Llosa y la banda en pleno tocando de blanco sobre las ruinas. Si uno se hace una imagen eterna de Los Jaivas, sin duda que es ésa.
 
Para terminar, una experiencia muy personal: cuando escuché el disco el día en que Gato murió jamás lo sentí ausente, sino que estaba tan vivo a través de los parlantes que el impulso emotivo y el aire me sobrecogieron hasta llegar al llanto. Pero el tiempo inclemente es así; por lo mismo, creo que es muy justo darle una oportunidad a sus hijos, especialmente a Aurora (que por lo demás canta muy bien), en la tarea casi titánica de reemplazar a esa guitarra, esas quenas y ocarinas, y por sobre todo esa voz característica, única, misteriosa e irreproducible del Gato. Los Jaivas, hoy, entran en una nueva etapa luego de 40 años de carrera y, además de demostrarnos que están más vivos que nunca, seguramente los logros de esta nueva formación serán dedicados a Gato y Gabriel, que muy probablemente hoy se encuentren tocando e intercambiando ideas con Lennon, Hendrix, Violeta y Víctor en el cielo... Salud por ellos ¡VIVAN LOS JAIVAS!
 
Pedro Ogrodnik C.

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Eduardo Videos: Recordando a Eduardo "Gato" Alquinta 1 día 12 horas
Novedades Estos son los horarios de La Cumbre del Rock Chileno 2018 1 semana 1 día
Shows Los Jaivas Los Jaivas: En los jardines de Violeta 1 mes 1 semana
Tocatas Los Jaivas Los Jaivas en Teatro Teletón 1 mes 1 semana
Galeria Los Jaivas Los Jaivas - "Obras de Violeta Parra" 1 mes 1 semana