Se encuentra usted aquí

Eleventh Hour

Eleventh Hour

Eleventh Hour

Miércoles 16 Noviembre, 2005
2005. Winter & Winter

El multi-instrumentista y compositor Fred Frith, reconocido por su larga y amplia trayectoria en renombradas agrupaciones dentro de la vanguardia y la experimentación como Henry Cow, Massacre, Art Bears, Naked City, por nombrar solo algunas de las tantas, más colaboraciones como músico y productor de distintos grupos, está de vuelta con un disco doble titulado “Eleventh Hour”. Se trata de música compuesta especialmente para instrumentos de cuerdas. Si bien, la creación de estas piezas van desde 1990 al 2001, recién este año fueron compiladas y lanzadas en este trabajo. 

Hace algunos años se le preguntó a Frith porque no escribía para un cuarteto de cuerdas, idea que en ese entonces le pareció bastante absurda, más que nada por el concepto de compositor de música docta, lo que hacía que se sintiese incapaz, o no estar al nivel para componer dicho tipo de música. Después de un tiempo, por fin se decidió y comenzó a crear y escribir; una vez iniciado el trabajo este lo entusiasmo, y así dejándose llevar por su gusto e imaginación sin límites es como nace la obra “Lelekovice”, la que precisamente da inicio al disco. Interpretada por el cuarteto Arditti, formado por Irvine Arditti y Graeme Jennings en violines, Ralf Ehlers en viola y Rohan de Saram en el cello, esta escalofriante composición, dividida en nueve movimientos, se mueve por pasajes amplios, sonidos tensos y melodías oscuras, muchas veces nerviosas y punzantes, cómo queriendo expresar una rabia o impotencia contenida. Otras veces es más reposada, pero con un toque de dramatismo y líneas agónicas, que entregan una angustiosa sensación de vértigo. 

"Tense Serenity" es la siguiente pieza, compuesta para trío de cuerdas y trombón, este último a cargo de Uwe Dierksen. A diferencia de la anterior esta se compone de cinco movimientos, muchos más extensos que los otros. Esta composición es densa y misteriosa, en partes con sonidos largos y profundos, siempre con una sensación de rigidez. Las frases del trombón son imponentes y sobresalientes, por otros pasajes más frágiles, a veces como chillidos cuando se mueve por los agudos. El segundo movimiento es en el que tiene más participación, da el inicio con una melodía tétrica y oscura, a medida que va avanzado va conduciendo con su línea a los demás instrumentos. La pieza por momentos te entrega una tranquilidad, pero una tranquilidad extraña, hasta que es interrumpida por sonidos que rompen esos segundos de paz, la sensación de esa serenidad tensa que quiere expresar Frith, sin duda está muy bien lograda. La creatividad esta plasmada a cada momento, cada pasaje, cada línea te sorprende, te mantiene atento a cada sonido y esperando con una sensación angustiosa los que vienen, como es el caso de los últimos segundos del tercer movimiento, donde como si nada, entre la música de las cuerdas comienza a sonar una radio en la que se escucha una canción cantada, luego vuelven a entrar las cuerdas y de repente otra vez el sonido de esa radio, que te deja algo descolocado.

La siguiente creación es "Allegory", para cuarteto de cuerdas y la guitarra eléctrica de Frith. La pieza consta de tres partes, en las que sigue predominando el carácter denso de las obras anteriores, las sensaciones de tensión y nerviosismo. Pero la segunda parte, a pesar de tener ese sonido de intranquilidad, tiene una carácter esperanzador, las melodías son más suaves, se crea una imagen de belleza, las notas fluyen como si flotaran por el aire, posiblemente es más "oreja" que todo lo anteriormente escuchado. La guitarra en ni un momento sobresale, Frith se preocupa más bien de hacer atmósferas y fondos para la música de las cuerdas, acompañando con sonidos raros, ruidos o sutiles acoples. Sigue "Stick Figures", compuesta por seis guitarras y sólo dos interpretes, Frith y William Winant. Es un largo e hipnótico viaje de experimentación sonora cercana a los dieciocho minutos, con ruidos y tensiones que crean una atmósfera que te conducen por estado de trance. "Fell" es el tema que cierra el disco, al igual que “Allegory” también es para el cuarteto de cuerdas y la guitarra eléctrica. Tiene un afecto doloroso y un dramatismo continuo.

En pocas palabras “Eleventh Hour” sin duda es un trabajo interesante, que logra sorprende en todo momento, en cada giro, en cada sonido. Sus texturas trágicas, agonizantes y densas dan la sensación como dije anteriormente, de estar en un vértigo constante, como si nunca llegara el reposo o la música estuviera inconclusa. Un disco a mi gusto notable, en el que vemos a Frith en su excelente faceta de compositor, mostrándonos su sorprendente creatividad, en la cual nos hay barreras ni límites cuando se trata de hacer música.

Ilse Farías

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Massacre Evento: Celebración Libro "Massacre, 30 años de Thrash Metal" 2 meses 1 semana
Discos Fred Frith & Hans Koch You Are Here 3 meses 1 semana
Novedades Aksak Maboul Re-editan segundo disco de Aksak Maboul 3 meses 2 semanas
Novedades Premios Pulsar Kuervos del Sur y Claudio Cordero, entre los ganadores de los Premios Pulsar 2017 5 meses 3 semanas
Shows Fred Frith Fred Frith: un equilibrio al borde de lo abismal 6 meses 4 semanas