Se encuentra usted aquí

Memory / Vision

Memory / Vision

Memory / Vision

Jueves 25 Noviembre, 2004
2004. ECM

Inspirado en la memoria y la alucinante obra del filósofo, matemático y místico Charles Arthur Musés -fallecido en el 2000-, quien desarrolló una teoría astrológica basada en los sistemas teóricos de la computación, llamada "chronotopology", el gran saxofonista británico Evan Parker llega con este inclasificable trabajo en vivo, donde como ningún otro, mezcla la experiencia improvisatoria del jazz avant-garde con los procesos electrónicos generados por la tecnología, en una oscura, y en mi opinión, inesperada y muy densa muestra de los lejanos y audaces caminos que la música contemporánea ha ido tomando en este nuevo siglo. 

Como primera cosa, haremos un pequeño acercamiento a las ideas de Musés, para luego, indagar en la música de este interesante disco en vivo donde participan nueve músicos de la más alta jerarquía. Esto porque muchas veces, el arte no puede ser entendido sin las ideas que lo sustentan. Algunos dirán: excesiva teorización; y otros: música basada en los nuevos paradigmas filosóficos que sirven de punto de referencia para crear una obra lanzada al infinito. Por lo menos, este último es mi punto de vista, a pesar de la obvia contradicción, porque esta es música improvisada, absolutamente libre e independiente. En este caso, no así como por ejemplo en el cubismo o surrealismo, donde la teoría explica el sentido de la obra y más aún, sin ella perdería dicho sentido, la teorización es sólo una pequeña vibración, una suave corriente que sirve de inspiración para crear la música, dicho sea de inmediato, en extremo experimental y avant-garde con todas sus letras. Diría una especie de jazz también cercano a las nuevas experiencias de la composición contemporánea docta.

Musés básicamente estudia la estructura del tiempo uniendo ciencia y astrología y teniendo claro, que la disección entre ambas, no es más que un error de una ciencia positivista y un espíritu cientificista bastante mediocre, que lamentablemente opera y maneja el sentido común del hombre contemporáneo. A grandes rasgos, para Musés el tiempo es el control maestro, ya que si tomas un momento en el tiempo, este atraviesa todo el universo físico. Dicho de otra manera, ese momento lleva todo el espacio en sí mismo, por lo tanto el tiempo es infinitamente más grande y abarcativo que el espacio. Estas ideas -obviamente simplificadas- que además tienen un sustento en la física cuántica y en las teoría del eterno retorno de Nietzsche, el autor las entrecruza con las tradiciones místicas antiguas, donde es fundamental la unidad entre el universo de la mente o de la consciencia y el cosmos en su totalidad -incluyendo al tiempo- en la que las relaciones entre el microcosmo y el macrocosmo están expresadas en símbolos matemáticos y mitológicos. 

Con estas increíbles ideas en la cabeza, que se contraponen radicalmente con el racionalismo materialista y dan un salto a un pensamiento más contundente y realista del mundo que nos rodea, Parker nos deleita con esta obra que según sus propias palabras "se basa en la fuerza creativa y el poder intuitivo de los miembros del ensamble, gracias a su generosidad e inventiva". De este modo, y bajando a la tierra con el comentario, hay que decir que "Memory/Vision" le fue comisionado especialmente al saxofonista por el Festival de Música Contemporánea Huddersfield y también por el Festival Ultima de Oslo, que es donde se registró esta performance a fines del 2002 para editar el álbum.

"Memory/Vision" esta compuesto por siete extensas piezas y para que se hagan una idea de la única y muy particular sonoridad del álbum, participa en él, Parker en el saxo, los tapes y samples, Philipp Wascsmann en el violín y elementos electrónicos, Agustí Fernadez en el piano y el piano preparado, Barry Guy en el doble bajo y Paul Lytton en la percusión y los elementos electrónicos, estos primeros cinco integrantes del ensamble en instrumentos más menos tradicionales de la sonoridad jazzística. A estos se les unen Lawrence Casserley en los instrumentos procesados con señales, Joel Ryan en el computador y los sonidos procesados, Walter Prati en los elementos electrónicos y los sonidos procesados y Marco Vecchi en los mismos del anterior, en los artistas más enfocados en las experiencias sónicas basadas en la electrónica y los nuevos aportes estéticos que la tecnología actual permite. Ambos grupos de músicos forman una cohesionada pared musical muy compacta en un tejido hilado muy estrechamente y que se relaciona constantemente en el resultado final. 

De este modo, el desenlace musical es una muy extraña propuesta de jazz incidental, rico en sonidos, variaciones musicales y texturas absorbentes, en una fusión instrumental futurista que no tiene miedo al caos. Eso sí, el caos dentro del orden natural de las cosas, que es lo que permite que esta placa cobre una relevancia fundamental en las nuevas formas de composición no convencionales y las visiones musicales lanzadas como una salva con un destino, aunque incierto, seguro hacia al nuevo arte de los tiempos venideros. 

Héctor Aravena

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Discos Schlippenbach Trio Features 2 años 7 meses
Novedades Colaboración de EVAN PARKER con Grutronic 6 años 3 semanas
Discos Evan Parker Transatlantic Art Ensemble Boustrophedon 9 años 1 semana
Discos Evan Parker Time Lapse 11 años 1 mes