Se encuentra usted aquí

Transfer

Transfer

Transfer

Domingo 29 Septiembre, 2013
2013. Unsounds
 
Desde que en 2004, el poeta sonoro Anne-James Chaton fuese convocado a colaborar en escena con la longeva banda (post) punk The Ex, hemos podido disfrutar de un puñado de grandiosos episodios, especialmente en los trabajos registrados entre el francés y el guitarrista inglés Andy Moor, unido a la banda holandesa a inicios de los noventa. 
 
Ya lo habían hecho juntos en “Le journaliste” en 2008 y el año pasado con “Décade”, donde sumaban al germano Alva Noto en la electrónica, pero entremedio dieron forma a un proyecto de cuatro singles de siete pulgadas, basados en los conceptos de transporte y transición o movimiento, cuyo material lírico provenía de noticias, así como de ideas tomadas de libros de Julio Verne o Agatha Christie; y lo instrumental de las improvisaciones y composiciones de Moor en la guitarra, y de éste y Chaton en la electrónica. De esa serie, más otras piezas, está compuesto “Transfer” y se agradece que hoy hayan sido reunidas en un sólo disco, considerando el reducido tiraje con el que aparecieron originalmente.
 
Podemos, entonces, dividir el disco en cinco partes; no obstante, puede apreciarse como una obra completa y autónoma. En ese sentido, los abordajes conceptuales y estilísticos podrían dibujar algunas fronteras,  nunca absolutas, sino complementarias. “Derniere Minute” y “D'ouest en est” –aparecidas en 2011 en el single “Departures”- lo ejemplifican de entrada: la primera parece enumerar una serie de situaciones de agitación social y política alrededor del mundo, sin ningún tipo de énfasis declamativo, mientras la segunda nombra diversos puntos de la ruta de Julio Verne en su “vuelta al mundo en 80 días”. Es decir, realidad y ficción de la mano, elevadas musicalmente mediante el tratamiento con loops y capas que vuelven aún más maquinal la constante intervención de Chaton, las texturas y tonos tejidos por la guitarra y los elementos electrónicos.
 
Un sueño con princesas se despliega cruel y luminoso en la siguiente sección. “PRINCESS in a Mercedes Class S 280” y “PRINCESS in a Rover P63500S V8” –aparecidas en el 7 pulgadas “Princess in a car”- hablan de los últimos minutos de la Princesa Diana de Gales antes de morir en París y de Grace Kelly, bajo un manto de armónicos, ruido y timbres, una voz femenina que replica en inglés al francés, la colaboración rítmica de Yannis Kyriakides, y explosiones de guitarras disonantes que arpegian, solean e insinúan melodías. 
 
La melancolía se instala con “Une histoire de l'aviation”, donde Chaton recita una lista de fechas que luego,  cuando extractos de las cajas negras se transforman en su interlocutor, se develan como fechas de los accidentes de avión más trágicos de la historia. Moor, por su parte, lanza riffs aletargados y sombríos que transmiten pesadumbre, al contrario de lo que ocurre en “Sul Volo”, donde sugiere un pulso sin batería, bordeando la abstracción electrónica que acompaña la serie de movimientos aerodinámicos señalados por Leonardo Da Vinci en "Carnet sul volo", que Chaton adapta y enuncia. Ambas piezas aparecieron en 2012, con el sugestivo título de “Flying machines”.
 
La penúltima sección aporta toques hipnóticos a través de una base ambient dub cargada a la electrónica, en que “Metro” remite aleatoriamente a las estaciones de trenes subterráneos de lugares como New York, Londres o Berlín (con aportes de DJ Rupture, John Edwards y Alva Noto) y en “Not guilty” se enumera a los sospechosos de un crimen en un libro de Agatha Cristie. Hacia el final “Journal D’un naufrage” se desliza arriba de un drone lyncheano, “Journey on the pequod” evoca a Moby Dick via guitarrismo kraut, y la versión en inglés de “Metro”, ofrece una alternativa a los angloparlantes.
 
Más allá de los particulares motivos conceptuales de “Transfer”, musicalmente es un disco muy potente.  La forma en que Chaton maneja su material abre considerablemente el uso exclusivo que la poesía sonora ha hecho de la fonética, ya que en Chaton la semántica siempre está presente, pero no sólo en cuanto sentido sino a potencialidad sonora (¿un timbal golpeado insistentemente con la misma intensidad suena siempre igual?).  No enfatiza, la interpretación queda abierta, las palabras generan su propia jerarquía y se mueven musicalmente. Asimismo, basa su encanto en la repetición, no da mucho espacio al silencio, resonando casi maquinal, pero a la vez muy orgánico y humanizado. En paralelo, si en las primeras colaboraciones con el francés, Andy Moor seguía en el guitarrismo furioso, hoy prefiere la contención, la creación de atmósferas sutiles y frágiles,  la exploración de la electrónica más etérea, sin dejar nunca la expresividad del ruido eléctrico de las seis cuerdas.
 
En “Transfer”, poesía y punk como actitud, vuelven a amarse y desmitificarse como lo que son: expresiones básicas, discursos del cuerpo y la mente, laberintos enormes de la vitalidad y profundidad de la creatividad humana.
 
Cristóbal Cornejo.
 

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Discos The Ex 27 Passports 1 semana 1 día
Discos Lean Left I Forgot To Breathe 6 meses 3 semanas
Shows Andy Moor, Sylvain Prunenec, Anne-James Chaton & Valeria Giuga Andy Moor, Sylvain Prunenec, Anne-James Chaton & Valeria Giuga en Chile 6 años 3 semanas
Novedades Andy Moor 2da fecha de improvisador británico Andy Moor en Chile 6 años 1 mes
Novedades Andy Moor Guitarrista de The Ex, Andy Moor en Chile 6 años 1 mes