Se encuentra usted aquí

Rune Husk

Rune Husk

Rune Husk

Of Montreal
Lunes 10 Abril, 2017

2017. Sybaritic Peer/Polyvinyl

La abultada discografía de Kevin Barnes tiene tanto de autobiográfica, que esperar por un nuevo lanzamiento es equivalente a la impaciencia por el estreno de la nueva temporada de una serie favorita. A veinte años del debut lo-fi “Cherry Peel” (1997), y diez desde el sorprendente “Hissing Fauna, Are You The Destroyer?” (2007), placa que extendió con creces el alcance de su propuesta, Barnes estrena su sello digital propio, Sybaritic Peer, con el lanzamiento del extended play “Rune Husk”.

Si por algo destaca este extended en particular, en comparación con el resto de los trabajos de corta duración entregados por of Montreal, es debido a su elocuente coherencia. No se trata de una colección de covers (“Satanic Panic Covers”, 2004), una serie de singles y lados b, compilados especialmente para una gira (“Deflated Chime, Foals Slightly Flower Sibylline Responses”, 2008) o una muestra de descartes (“Thecontrollersphere”, 2011), sino más bien de cuatro tracks que escapan por completo de los pliegues tecnológicos del reciente “Innocence Reaches” (2016) y se sitúan en el costado más glam y psicodélico de la banda, sin duda un asunto pendiente con el fallecido David Bowie.

Así como los discos “Skeletal Lamping” (2008) y “False Priest” (2010), eran piezas en deuda total con el sexy motherfucker Prince Rogers Nelson, y partes de la saga funky de Georgie Fruit -el alter ego hedonista de Barnes que fue introducido en el segundo tiempo del ya clásico “Hissing Fauna…”- la veta más stardust del proyecto ha tenido corta aparición en los recientes trabajos, principalmente en “Aureate Gloom” (2015) y tracks como ‘Sirens Of Your Toxic Spirit’, de “Lousy With Sylvianbriar” (2013) o ‘Chaos Arpeggiating’ de su último trabajo. 

Acá, en este nuevo “Rune Husk”, se rescata de inmediato el germen del hombre de las estrellas, partiendo con ‘Internecine Larks’, con una intro de piano que recuerda a ‘Lady Stardust’, de Dave. La voz de Barnes, siempre dispuesta a dejarse afectar, evoca en espíritu lisérgico a Syd Barrett en su forma de frasear “murdered like a prop, murdered like a prop again”, trasmutando la rabia por melancolía psicodélica, prosiguiendo el lamento post quiebre con su esposa Nina Grøttland, preguntándose “¿te fuiste sin decir adios?”. En ‘Stag To The Stable’, un riff heredero de Ronno inaugura un corte infeccioso, con bizarras progresiones de acordes -firma permanente del autor - y un coro en plan mea culpa que suplica “tómalo con calma, Satanás, no quiero que ella se lamente. Odio que ella se haya herido por estos cambios en mí. No quiero herirla, solo quiero ser libre.” 

Los dos últimos tracks, el space rock  de ‘Widowsucking’ y la krautrock ‘Island Life’, pertenecen a lo más experimental de la banda, mostrando esta última composición la gran capacidad del líder para construir atmósferas, una cualidad que lamentablemente no cuenta con tanta difusión como las artes de Thom Yorke, y que fácilmente podría enfrentarles en duelo. “Soy malvado, porque no he llegado a mi cúspide”, canta en los últimos minutos de esta entrega, y uno se pregunta por todas aquellas puertas sin abrir que quedan en la mente de este lunático. Inagotable.

Nuno Veloso

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Rebelión Sónica Rebelión Sónica 25: Congelador + Caravana + Of Montreal 9 meses 1 semana
Discos Of Montreal Innocence Reaches 10 meses 3 semanas
Novedades Of Montreal, Lightning Bolt Rebelión Sónica 12: Of Montreal + Lightning Bolt 2 años 3 semanas
Discos Of Montreal Aureate Gloom 2 años 1 mes
Novedades Of Montreal Of Montreal anuncia próximo disco 2 años 6 meses