Se encuentra usted aquí

The Bakery

The Bakery

The Bakery

Viernes 17 Febrero, 2017

2016. Mikroton Recordings

Los orígenes del guitarrista británico Keith Rowe se remontan a la convulsionada Europa de la década de los sesenta. Época de profundas expresiones políticas y sociales que, finalmente, terminaron desembocando en la forma de comprender y hacer música. El resultado de aquella ideología se manifestó en AMM, banda que aunque poseía elementos de la música docta y del jazz, su sonido resultó ser ni lo uno ni lo otro, sino un eco improvisatorio único y experimental. Una banda inclasificable pero del todo ruidosa y política, con una ética en la que ahondaba uno de sus integrantes más connotados, Cornelius Cardew. Ideas que hablaban de una inteligente y profunda libertad, algo así como una ultra-democracia, extendiendo estos conceptos a toda su creatividad musical, y cuyo revolucionario marco teórico iba desde la notación gráfica en la partitura hasta la negación de la propiedad exclusiva del artista sobre el arte, sino que éste se encontraba en todo ser humano.   

Keith Rowe evidenció doblemente esta libertaria filosofía en su propio instrumento: por una parte, posó fundacionalmente su guitarra ya no sobre sus piernas, a la manera tradicional, sino que la recostó sobre una superficie horizontal, en un ejercicio similar a lo realizado por el pintor estadounidense Jackson Pollock, quien abandonó la verticalidad del marco y prefirió la horizontalidad del lienzo sobre el suelo. Y, por otra parte, preparó su instrumento, al igual que John Cage y su piano, con distintos y hoscos materiales: tornillos, pequeños ventiladores de mano, resortes metálicos, pinzas, etc. Huraños elementos que dan una textura áspera y noise a cada proposición, misma que lo diferencia de la guitarra un tanto más amigable de Fred Frith. No tratándose solo de un afán técnico experimental, sino de la aplicación filosófica de una extrema libertad sobre la guitarra, de abandono de la tradición, de la reformulación de las formas, y finalmente, de justicia o democracia sobre el instrumento como objeto sonoro en toda su extensión, hasta su última acepción. 

Dicha vanguardista forma de hacer música no fue abandonada por Rowe en su restante carrera, y aquello se extiende, incluso, hasta el presente “The Bakery”, disco que toma su nombre del lugar en que fue desarrollado, una acondicionada ex-panadería, y que se divide en dos extensas improvisaciones ejecutadas junto al saxofonista sueco Martin Küchen, y que derivan de la estadía de la dupla en Austria en el año 2013. En ‘The Bakery 1’, el ruido encajonado de Rowe se traduce en la manipulación de un tono constante, el que se va modificando a través de la intervención de objetos que crean una abstracta atmósfera de terrosa industrialidad, la que se profundiza con la intervención del ronco, áspero y casi imperceptible soplido de Martin Küchen. Son 24 minutos de una presentación que en el formato disco soslaya su atractiva visualidad, ya que, como en mucho de lo realizado por Rowe, existe un importante elemento: la performance instrumental.

Si en la primera improvisación es Rowe quien determina el camino a seguir, en ‘The Bakery 2’ es Martin Küchen el que toma protagonismo a través de un palpitante soplido, de ejecución grave y espectral, alejada del timbre común del saxofón, abandonando su calidez original y reemplazándolo por un cariz más bien gélido y severo, y que bien refleja la atractiva caratula del disco. Nunca Keith Rowe ha buscado la tradicional belleza, aquel concepto arcaico declina en favor de la exploración de la propia individualidad del ejecutante, de su personalidad, y si bien es un disco que no tiene la explosividad ni los matices de otros trabajos colaborativos de Rowe -como lo hecho junto a Toshimaru Nakamura, Oren Ambarchi o John Tilbury-, se trata de la actualidad de uno de los personajes que más ha indagado en la definición del arte y del sonido.

Carlos Navarro A.

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Lou Gare Falleció fundador de AMM, Lou Gare 1 semana 1 día