Se encuentra usted aquí

Oxygène 3

Oxygène 3

Oxygène 3

Martes 13 Diciembre, 2016

2016. Sony Music

En 1976, Jean-Michel Jarre editó “Oxygène”, el álbum que cambiaría su vida. Grabado en casa, en ocho pistas y con sintetizadores análogos, vendió más de 15 millones de copias -el disco más vendido en toda la historia musical francesa- y que lo llevó a ser elegido “personalidad del año” por People Magazine. En aquel entonces, a diferencia de otros pioneros como Mike Oldfield, Tangerine Dream, Vangelis y Brian Eno, solamente Jarre y los alemanes Kraftwerk construían sus monumentos sónicos sin incluir instrumentos de rock en sus piezas. 

El sucesor, “Équinoxe”, editado en 1978, siguió los pasos del éxito anterior, llegando a las 10 millones de copias vendidas, y las placas “Les Chants Magnétiques” (mal traducida como “Magnetic Fields”, o “Campos Magnéticos”, quitando el humor de su título), “Zoolook” (con Adrian Belew y Laurie Anderson de invitados) y “Rendez-Vous” contribuyeron a cimentar aún más su presencia dentro de la electrónica innovadora de los años 80. Famoso por sus conciertos masivos y pirotécnicos con shows de luces y arpas láser, realizados en lugares más que en recintos, ha roto varias veces los Guinness Records convocando audiencias de 1.000.000 (Place De La Concorde, 1979), 1.300.000 (Houston, 1986), 2.500.000 (Paris La Défense, 1990) y 3.500.000 (Moscú).

40 años después de esta obra fundamental, Jarre decide cerrar la trilogía que fue continuada en 1997 con “Oxygène 7-13”, registrando “Oxygène 3”, y emulando el enfoque minimalista del original. Manteniendo el espíritu de máximo ocho elementos presentes en la estructura de cada uno de los seis tracks, también revisita el arte icónico del artista Michel Granger, siendo la obra custodiada por una perspectiva distinta de la emblemática portada, creada a partir de una proyección en 3D. El álbum, cerrando en 39 minutos, está construido nuevamente en base a la separación entre dos lados, A y B (oscuridad y luz) y se diferencia de la secuela de hace 19 años atrás en la incorporación más explícita de los motivos clásicos, entregando la posibilidad de encontrar atisbos de ‘Oxygène, Pt. 3’ en ‘Oxygène, Pt. 16’, e incluso ‘Oxygène, Pt. 6’ (el cierre del disco original) siendo sampleada en el comienzo de ‘Oxygène, Pt. 20’, la pieza final.

El origen del disco, según Jarre, viene de su trabajo para la serie de álbumes “Electronica”, donde la construcción de un track -posteriormente llamado ‘Oxygène 19’- le recordó la saga y sirvió de punto de partida. Más afiatado que la segunda parte, y combinando sabiamente lo análogo y lo digital, el disco transita por terrenos cálidos en las pulsaciones de ‘Oxygène 14’ (la apertura) y la ambiental ‘Oxygène, Pt. 18’, o más oscuros e inquietantes en ‘Oxygène, Pt. 15’ (sobre todo en su segmento final), y las antes mencionadas ‘Oxygène, Pt. 16’ y ‘Oxygène, Pt. 20’. Saliendo un poco de cuadro, el melódico (e indudablemente pop) single ‘Oxygène, Pt. 17’ y las secuencias punzantes de ‘Oxygène, Pt. 19’ aumentan los bpm, creando un puente entre lo espectral y lo artificial. 

“Oxygène”, aquél concepto nebuloso primario, siempre fue considerado como un álbum con lecturas ecologistas, donde el ruido blanco era una sustancia esencial. Algo patente en ‘Oxygène, Pt. 6’, donde la emulación de las olas era fundamental, y que ahora se reitera en el sonido del viento, conjurado en los minutos finales del nuevo registro. Hoy, a cuatro décadas de su inicio, el proyecto vuelve a encontrarse con el mundo envuelto en dudas respecto al calentamiento global y la supervivencia de la humanidad (con planes de la NASA para colonizar Marte en 2030), y parece pertinente de ser revisitado en su totalidad. 

La edición “Oxygène Trilogy” en su formato box set incluye los 3 álbumes en formato CD y LP, con “Oxygène 7-13” rebautizado como “Oxygène 2” (y con un nuevo arte que cambia el fondo amarillo por un tono más azul), un disco disponible por primera vez en vinilo desde 1997. Todo un regalo para los seguidores del compositor francés, pues las escasas copias existentes de aquella placa, debido a la baja producción de vinilos en los años 90, ya se encontraban bordeando los 300 euros en discogs. Además de la música, la caja incluye un póster y un exclusivo coffee table book con fotografías del músico y de los artefactos e instrumentos utilizados en la gestación de cada una de las obras. Un elemento absolutamente indispensable, como el mismo oxígeno.

Nuno Veloso

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Entrevistas Jean-Michel Jarre Jean-Michel Jarre: “El 3D con lentes es la era oscura de lo tridimensional” 2 semanas 2 días
Novedades Jean-Michel Jarre Jean-Michel Jarre te invita a su concierto en Chile 1 mes 3 semanas
Novedades Jean-Michel Jarre Jean-Michel Jarre en Chile: Entradas a la venta desde el 3 de julio 2 meses 3 semanas
Novedades Jean-Michel Jarre Confirmado: Jean-Michel Jarre debuta en Chile 3 meses 4 días
Novedades Jean-Michel Jarre Jean-Michel Jarre tiene listo su debut en Sudamérica 3 meses 6 días