Se encuentra usted aquí

At Saint Thomas the Apostle Harlem

At Saint Thomas the Apostle Harlem

At Saint Thomas the Apostle Harlem

Lunes 21 Agosto, 2017

2017. Intravenal Sound Operations

La primera etapa de Diamanda Galás se inicia con “The Litanies of Satan” (1982) y su álbum homónimo del año 1984, dos ebrios discos marcados por la expresiva guturalidad vocal de la estadounidense (aunque de origen griego), quien a base de gritos y desgarros creaba una atmósfera de siniestra y claustrofóbica desesperación. Luego, vendría su famosa trilogía denominada “Masque of the Red Death”, integrada por los dos discos del año 1986: “The Divine Punishment” (junio) y “Saint of the Pit” (noviembre), y por “You Must Be Certain of the Devil” (1988), álbumes en que tomaba una postura activista con respecto a la epidemia del virus VIH/Sida que proliferó en Estados Unidos en los ochenta y que afectó a su propio hermano, el dramaturgo Phillip Dimitri Galás (quien moriría en agosto del año 1986), denunciando incluso a través de textos bíblicos, el sistemático y discriminatorio abandono social y gubernamental que sufrieron los portadores de la que, en aquellos tiempos, era una enfermedad velozmente letal y que bien se reflejó en el imprescindible documental “How to Survive a Plague” (David France, 2012) o que indirectamente también trataron famosas películas como “Philadelphia” (Jonathan Demme, 1993) o la más moderna “Dallas Buyer´s Club” (Jean-Marc Vallé, 2013).

Una segunda etapa vendría en la década de los noventa, periodo influido ya no solo por su carácter visceral, activista y transgresor, sino también por las infinitas posibilidades que le otorga su notable, operática y expresiva voz, la que unida a su fascinación por el arte y la historia, la llevó hacia un terreno erudito e intelectual: se acercó musicalmente a lo docto, al blues y al jazz, así como a la poesía decadentista de autores como Charles Baudelaire o a la del peruano César Vallejo, siguiendo un camino que se parece vocalmente a la obra de Cathy Berberian (mujer de Luciano Berio), y por tanto, conserva un constante ánimo de ejecutar, en su personal estilo, las más bellas y emblemáticas canciones provenientes del mundo popular. Es así que en este disco en vivo reinterpreta, acompañada únicamente de su piano, una serie de piezas de tal carácter, tales como ‘O Death’, una conversación con el diablo proveniente del folk estadounidense más primitivo, o ‘Fernand’ y ‘Amsterdam’, dos de las más famosas canciones del cantautor francés Jacques Brel, creador no solo romántico, sino también poseedor de canciones de gran calidad poética-social; o también ‘Anoixe Petra’, obra del griego Lefteris Papadopoulos, quién sufrió en carne propia otra de las causas a las que se ha adherido Galás: la denuncia del genocidio sufrido por el pueblo griego durante la Guerra Greco-Turca a principios del siglo XX.

Por otra parte, se encuentran piezas, todas en piano y de acentuado carácter fatalista, en las que Galás se encarga de musicalizar poemas de grandes artistas, tal como ‘Die Stunde Kommt’ (‘Llegará la hora’) del escritor alemán del siglo XIX, Ferdinand Freiligrath, en la que Galás deforma constantemente su voz de soprano para llegar a tonos dolorosos y fantasmales, o también el poema ‘Artemis’ de Gerard de Nerval, en el que el poeta romántico francés declara su irremediable amor hacia la muerte. Es probable que el punto más alto del disco esté determinado por la musicalización del poema ‘Verrà La More E Avrà I Tuoi Occhi’ (‘Vendrá la muerte y tendrá tus ojos’) del italiano Cesare Pavese, uno de los poetas modernos más importantes en la historia del arte, creador de una obra poética invaluable, aunque él mismo se haya encargado de refutarla en el entrañable “El Oficio de Vivir” (1952), páginas de hombre de inteligencia sublime, crítica y suicida, y que Diamanda Galás, en casi nueve minutos, se encarga de elevar aún más a través de una interpretación majestuosa, oscuramente bella y de una devastadora melancolía. Si bien se trata de otro disco que se aleja de aquella visceralidad tan atrayente y adictiva que exponía en sus primeros álbumes, no es menos cierto que el retorno discográfico de Galás es otro gran aporte a la sección más desoladora y sombría del arte actual.

Carlos Navarro A.

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Aretha Franklin, Björk y Tori Amos, entre los 150 mejores discos hechos por mujeres 3 meses 3 semanas
Novedades Diamanda Galás Volvió la musa del avant-garde: Diamanda Galás lanzó dos nuevos discos 7 meses 3 semanas
Novedades Rebelión Sónica REBELIÓN SÓNICA 10: Especial divas experimentales 3 años 4 meses
Discos Diamanda Galás Guilty, Guilty, Guilty 9 años 2 días