Se encuentra usted aquí

Mika Vainio: ocho hitos de su obra

Mika Vainio: ocho hitos de su obra

El retrato de un músico eterno
Lunes 17 Abril, 2017
Mika Vainio: ocho hitos de su obra

Sorpresiva y lamentable fue la muerte de Mika Vainio. Un verdadero balde de agua fría. Le quedaba mucha historia al finés, mucha música y sonidos por confeccionar, aún más si se trataba de un músico llano a las colaboraciones, a participar de la personalidad de otros. Su muerte es, por sobre todo, un hecho absolutamente triste. 

Hoy por hoy, vivir tan solo cincuenta y tres años es incluso injusto. Oren Ambarchi, genio de la extrema vanguardia, calificaba su muerte como una noticia de aquellas terribles. Stephen O´Malley, una de las cabezas de Sunn O))), recalcaba la desaparición de un personaje que se encontraba, indudablemente, en un siempre tácito primer escalafón artístico.

Aún le quedaban muchas oportunidades, aún existía el tiempo. Una personalidad única dentro del panorama electrónico, una férrea voluntad nacida a partir de los principios de la música industrial de finales de los setenta y luego proyectada en un formato nuevo y contemporáneo, tecnológico y consecuente. Existen varios hitos insoslayables en la carrera de Vainio y que se unen ineludiblemente a la fundamental historia conformada junto a Ilpo Vaisanen, la dupla Pan Sonic.

Uno. Las ruidosas y maquinales composiciones que aparecen, casi como una respuesta, al final del paradójico “A” (1999), primer álbum editado luego de que la reconocida marca les arrebatara la vocal que da nombre al disco, pasando de Panasonic al definitivo Pan Sonic 

Dos. En el año 2001, y con su seudónimo Ø, edita “Wohltemperiert”, primera colaboración junto a Carsten Nicolai -otro pináculo de la electrónica-, marcando el inicio de una importante amistad.

Tres. La colaboración llevada a cabo por el dúo junto al nipón Merzbow, “V” (2001), que se posiciona como una de las muestras históricas de ruido industrial.

Cuatro. La única pista que puebla el cuarto disco de “Kesto (234.48.4”) (2004), track que supera la hora en extensión y en el que Pan Sonic desarrolla una manipulación de distintas capas que forman un drone hipnótico y glacial.

Cinco. Luego de haber publicado dos álbumes en solitario en la renombrada plataforma Touch, edita en la casa Raster-Noton el excelente “Time Examined” (2009), de agresivo espectrograma, y uno de los pocos que se publicarían en ese sello (otros serían el EP que forma parte de la especialísima serie “20´ to 2000”, y el también breve “Vandal”).

Seis. En los años 2009 y 2010, una de las filiales del sello Blast First se encarga de publicar sendas colaboraciones junto a Keiji Haino, dos álbumes en los que el techno abstracto de Pan Sonic es atravesado por toda la guturalidad existencial del japonés. Otro lujo en su historia.

Siete. La improvisación de Mika Vainio en nuestro país el 27 de Noviembre de 2015, noche en la que pudo observarse todo su arsenal electrónico.

Ocho. La sorpresiva aparición de “Atomin Paluu”, disco acabado antes de la separación de Pan Sonic ocurrida hace más de cinco años, pero que solo en el recién pasado 2016 pudo publicarse, transformándose, así, en el último álbum oficial en el que se anotaba la presencia del dúo.

Su visión, sus sonidos inauditos, la gélida organización que imponía a los mismos, dejaron una huella visible en la historia de la música. Su original lenguaje marca un hito, una frontera en la que se enfrentan máquinas y desechos. De sus gruñidos y golpes nace la destreza, de sus fallas la inteligencia. Una nublada y monocromática fotografía evidencia una naturaleza. Una imagen espontánea en un estudio de grabación. En ella, el rostro desencajado de Carsten Nicolai frente a los equipos, agobiado en obsesión y cansancio. A su lado un tercero indistinguible, y atrás, entre ellos, Mika Vainio conteniendo con ambas manos su propia cabeza. 

Su rostro, apenas visible, lo delata en un latente trance creativo, apremiante, como envuelto en el ánimo aterrador de no encontrar lo que venía o lo que quería que viniese, ungido en una mezcla de éxtasis y dolor, como drogado ante lo que escuchaba y que sabía él mismo debía continuar. Su estado es el retrato de un músico eterno. Un espíritu imposible. La imagen de la vida, un ruido efusivo.

Carlos Navarro A.

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Mika Vainio Falleció importante músico finés Mika Vainio 2 meses 1 semana
Discos Mika Vainio Mannerlaatta 3 meses 1 día
Shows Mika Vainio Mika Vainio: Minimalismo visceral 1 año 7 meses
Novedades Mika Vainio Ganadores de entradas para el concierto de Mika Vainio 1 año 7 meses
Novedades Mika Vainio Artista sonoro finés Mika Vainio se presenta en Chile 1 año 7 meses