THE WHITE STRIPES

Desde España

Sala Razzmatazz
19 Octubre 2005

Única fecha en España del tour europeo de The White Stripes. Con el cartel de entradas agotadas hace meses llegan a Barcelona, es la tercera parada de la gira por el viejo continente de "Get Behind Me Satan". 20:15 hrs Los encargados de abrir son Greenhornes desde Cincinatti un viaje a la sicodelia y los sonidos de los 60 obviamente apadrinados por Jack White. Después de una impaciente espera de los fans, a las 22.05 comienza la histeria por ver a los de Detroit, tras un decorado con una enorme manzana en tonos blancos y negros como la que aparece en su sitio web.

Una parte del staff de la banda deambulaba por la sala disfrazados de gangters de Nueva York. El dúo de Detroit esta de vuelta, suena la intro "Who´s a big baby, Jack White enfundado en traje blanco adornado con encajes en rojo bajo un sombrero negro al más puro estilo de el Zorro y una Meg con pañuelo a lunares en el cuello tras la batería. La descarga empieza con un hit de pasado mas reciente "Dead Leaves And The Dirty Ground" directo a los oídos, un breve respiro y "Black Math" de su anterior disco "Elephant" es otro ataque certero al fans más incondicional.

El primer single de su nuevo disco "Black Orquidea", corto pero efectivo suena demoledor y es imposible no seguir el ritmo. A esta altura ya muchos dejaban el sudor en la cancha ante tal descarga de decibelios de rock y blues en estado puro. Uniendo una tras otra no hay tregua. Jack al mando de las seis cuerdas y con todo un arsenal de guitarras (Two 1964, Harmony Rocket, Chestwood Astral etc.) dispuesto a demoler la sala."I Think I Smell A Rat", otro bombazo sónico a los oídos, es imposible seguir la pista debido al grado de improvisación que de seguro algún melómano siguió al pie de la letra.

Una acelarada versión del clásico "Jolene" de Dolly Parton da paso a el primer gran momento de la noche con "Hotel Yorba" con Jack frenético de un micro a otro acercándose a su compañera de escenario. El lado femenino de la banda se hace presente, los 34 segundos que dura "Passive manipulation" dan protagonismo a Meg White que enlaza con una genial interpretación de "In the cold, cold, night" acompañada a coro por toda la sala.

El retorno al escenario lo marca "I just don´t know what to do myself" (Burt Bacharach) otro de los momentos altos. Sentado al piano baja las revoluciones con "I´m lonely (but i ain´t that lonely yet)", nos encaminamos a la recta final del show marcado por la pieza tradicional "Boll Weevil". Jack se larga y da por concluido el concierto.

En resumen, una hora y quince minutos de fama, improvisación y minimalismo en estado puro. Nos quedamos sin la guinda que adorna el pastel, un mal sabor de boca que ahogó nuestras gargantas de entonar el megaexito "Seven nation army". Al final nos conformamos con escucharla en el pop bar del Razz. Cumplieron en cierta medida pero está lejos de su anterior visita el 2003.

Texto: Marcerock González A
Fotos: Xurxo

Contenido Relacionado