Sublime With Rome en Argentina: Nostalgia punk

Bradley Nowell puede descansar en paz

Miércoles 19 de septiembre, 2018
El Teatro Flores. Buenos Aires, Argentina

No son pocas las bandas que han visto como su exitosa carrera es interrumpida por una tragedia, sin embargo el caso Sublime es muy poco común, y es que si bien cuando Bradley Nowell murió de sobredosis en 1996 ya la banda tenía cierto éxito en la movida ska-punk estadounidense (sobre todo en la californiana), el éxito comercial y masivo de su música ocurrió justo después de haber muerto el vocalista.

El mundo se quedó con las ganas de verlos interpretar en vivo esos temas que tanto sonaban en todas las radios, como 'Santeria', 'Wrong Way' o el número 1 de todas las listas alternativas: 'What I Got'. Muchos años después, la banda liderada por el bajista Eric Wilson se tomó en serio la idea de continuar el legado y a pesar de la partida del baterista Bud Gaugh en 2011, Wilson se mantiene activo interpretando la música en compañía del talentoso Rome Ramírez. Buenos Aires los recibió por segunda vez el pasado 19 de Septiembre, como parte de una mini gira suramericana que únicamente incluyó un par de fechas en Brasil y un show en Argentina.

Sublime 3.JPG

El mítico teatro Flores fue el escenario donde a las 21:10 hs aparecieron Carlos Verdugo (batería), Rome Ramirez (voz y guitarra) y el legendario Eric Wilson (bajo). Ellos tres conforman esta versión moderna de la banda encienden – con talento y buena vibra – esa llama que se apagó con la prematura muerte de Bradley Nowell. El inicio con 'Date Rape', teniendo al bajo de Wilson como máximo protagonista, fue una invitación al descontrol, provocando que todo el recinto saltara, bailara e hiciera pogos. 'Two Joints', el tema de The Toyes que el grupo versionó y popularizó como un himno de la marihuana, fue la segunda canción de la noche y con el inigualable 'Wrong Way' conformaron un triplete más que poderoso para elevar la temperatura. Era tan solo el arranque y ya la banda nos había brindado tres grandes temas de esos que pagan la entrada. Pero como nada es perfecto, la calidad del sonido jugó en contra, y esos primeros temas, tan esperados, no pudieron ser escuchados de la manera ideal.

“Descansa en paz Bradley” dijo Rome en medio de 'What I Got', uno de los últimos clásicos de la noche, el más popular de la banda y cuyo éxito nunca pudo disfrutar su compositor. El recinto en pleno coreó su nombre en medio de esta fiesta nostálgica, y es que el teatro Flores estaba lleno de fanáticos hambrientos de buen ska/punk. La mayoría nunca vimos a la banda con su formación original y esta era una oportunidad muy especial porque además la banda llegó para celebrar los 20 años del emblemático disco homónimo. Así fue como disfrutamos de temas legendarios y esperados por todos como 'April 29, 1992 (Miami)', 'Badfish', 'Doin’ Time', el ya mencionado 'What I Got' y el infaltable 'Santería', entre otros. Pero también hubo espacio para temas originales de Sublime With Rome, como 'Murdera', 'Panic', 'You Better Listen', 'Take It Or Leave It' y 'Wicked Heart'. Desde el primer minuto en que apareció la banda, el invierno desapareció y el Teatro de Flores dejó de estar en una ciudad al sur del continente para convertirse en una isla paradisíaca en medio del caribe, llena de gente alegre que durante una hora y media bailó al ritmo que marcaba el trío estadounidense con lo mejor de su repertorio cargado de reggae, ska y punk rock.

Sublime 2.JPG

No fue fácil para algunos fans aceptar la idea de que el cantante había muerto antes de que su música llegara a sus oídos, y por ende no había posibilidad de verlo en vivo. Pero así sucedió, y el público –al igual que la banda- tuvimos que aprender a vivir con ello. Muchos años pasaron para que Eric Wilson y Bud Gaugh se animaran a revivir -acompañados de Rome Ramírez, ese joven y talentoso fanático- ese legado y hacer felices amillones de fans que, aunque saben que nadie podrá reemplazar a Bradley, sueñan con poder escuchar en vivo esos clásicos de la banda. Aunque hoy en día solo Eric Wilson permanece como miembro original, el legendario bajista ha sabido acompañarse de excelentes músicos, llevando en alto la bandera que Bradley construyó, algo de lo que estamos seguros que él estaría orgulloso.

Frank Hernández
Fotos: Rommel Hernández