Soilwork: Un majestuoso viaje a través del tiempo

Tremendo debut de la banda sueca en nuestras tierras
Soilwork: Un majestuoso viaje a través del tiempo

Club Rock y Guitarras - 16 de Septiembre 2016

Cuando Soilwork lanzó en el año 2015 el grandioso disco "The Ride Majestic" muchos empezaron a sobarse las manos con la posibilidad que al fin dieran una vuelta por nuestro país. Pues bien, esto se hizo realidad frente a no más de 400 personas reunidas en un caluroso Rock y Guitarras, que cobijó el estreno en tierras nacionales de los suecos.

21 horas en punto y se da comienzo al show con el tema título de la producción que vienen presentando y, pese a llevar pocos minutos de presentación, la conexión entre el público y los músicos se deja notar de inmediato. El sonido no estuvo a la altura de semejante cita, con la caja de batería que nunca llegó a un volumen óptimo, mientras que el teclado derechamente no sonaba hasta media hora de comenzado el concierto.

El vocalista de la banda, Björn "Speed" Strid, elogió mucho a la fanaticada chilena, dando a entender que admira la capacidad de celebrar durante tantos días las Fiestas Patrias. También pidió disculpas a nombre de la banda por no haber venido antes a nuestro país, lo que le valió un gran aplauso de parte de sus fans. El show se hizo muy fácil, casi 90 minutos donde la banda disparaba temas tales como 'Nerve', 'Death in General' y 'Late for The Kill, Early For The Slaughter', los cuales fueron coreados a rabiar por toda la gente presente.

Tras una pequeña pausa, "Speed" y compañía vuelven a escena, para agradecer al público chileno por su entrega, y por sobre todo, sonar incluso más fuerte que la banda, cosa que él explicó que era muy difícil de hacer. El show finaliza con 'Stabbing The Drama', no sin antes prometer que volverán a Chile pronto. Un concierto casi perfecto, que ni el calor sofocante ni las fallas sonoras fueron capaces de opacar la velada. En definitiva, un show sólo para los más acérrimos de Soilwork que esperaron por más de dos décadas este momento. Ahora, sólo queda confiar en que no se demoren otros veinte años en regresar.

Samuel Víctor Acevedo

tags

Contenido Relacionado