Sinergia: La venganza de los pajarones

Una fiesta que celebró el consagratorio disco de los nacionales

Sábado 14 de julio, 2018
Club Chocolate

Cuando el concierto ya llevaba cuatro canciones, Don Rorro se acercó al micrófono para saludar a la familia pájara y contó el siguiente relato: “Procésalo todo carga con mucha ansiedad, era el disco que tenía que consagrar a Sinergia. Cuando lo empezamos a difundir, las radios nos cerraron muchas puertas, estuvimos horas en sus antesalas esperando que nos atendieran y que le dieran una segunda oportunidad”. Esa segunda oportunidad llegó cuando una de las emisoras se decidió a pasar “Mi Señora” y la historia  nunca volvió a ser la misma para los de Conchalí. Llegaron las giras por todo Chile, se convirtieron en número uno y ahora ese registro ocupa un lugar especial en el corazón de cada asistente que llegó al Club Chocolate para celebrar los 14 años de la placa que catapultaría a Sinergia como una de las bandas más importantes del país.

Además de tocar el registro completo, la velada tuvo la particularidad de contar con dos bajistas en escena, el histórico Alexis González, encargado de brindarle a la banda ese sonido tan distintivo, y su hermano Pedro Ariel González, quien ocupa su lugar con gran destreza en la actualidad.  Las luces del recinto ubicado en Bellavista se apagaron a las 22:20 y la banda subió al escenario para interpretar potentes versiones de  'Bicharracos', 'Tipiquísmo', 'Todos me deben plata' y 'Mi señora', clásicos que desataron instantáneamente la fiesta entre los presentes, quienes también siguieron cada palabra de esas canciones que no aparecen comúnmente en los setlist como 'No me haga daño', 'Lo que llevas dentro', 'Trabajólico' o 'Sentimiento rebelde', esta última con la secuencia de 'Una noche en el monte calvo' a cargo de DJ Panoramix y el mismísimo Pedro “Pedrale” tocando desde el público, además de otras favoritas como 'Sopaipillas con mostaza' o 'Chacalín', en la que DJ Humitas con Tomate compartió micrófono con el poseído Don Rorro mientras Bruno Godoy hacía gala de toda su potencia en la batería con pasajes cercanos al death metal en tono de mofa. Uno de los gestos más significativos llegó cuando el hashtag #Niunamenos apareció en las visuales de 'Estúpido', canción que, a pesar de contar con el sello sonoro de Sinergia, cuenta un escalofriante caso de violencia de género que decidieron no quitar de su repertorio para visualizar uno de los temas más contingentes del momento social que vive el país, acertado para una banda que siempre ha retratado tan bien la idiosincrasia nacional.

Con 'Cirugía' haciendo su aparición en vivo y 'Procésalo todo' cerrando el telón de la interpretación integra del segundo álbum,  llegó el bis que trajo un segmento romántico al mejor estilo pajarón con la gran dupla de 'Amores gamers' y 'Amor alternativo', lo que dio paso a un breve recorrido por su disco debut con la poderosa 'Chupatrón' con intro incluida, 'Cabeza de abajo', dedicada al hijo de Don Rorro que se encontraba entre los presentes, lo que obviamente sacó múltiples carcajadas y la gran joya 'Marina', dedicada a sus parejas. 'Te enojai por todo' desató la locura generalizada cerrando así una presentación estelar que sería muy fácil tildar de nostálgica solo porque se centró primordialmente en sus primeros tres registros, pero aquella palabra no debería aplicarse a un conjunto de canciones que viven de manera tan latente en el inconsciente colectivo. Y es que al final, “Procésalo todo” no solo refleja nuestra identidad por el contenido lírico de sus canciones, sino porque es una historia de superación en la que un grupo de metaleros pajarones logró ganarle a la vida para vivir su sueño a punta de puro esfuerzo, ¿habrá algo más chileno que eso?

Por Pablo Cerda
Fotos: Peter Haupt Hillock

Galería Asociada

Contenido Relacionado