Sick Of It All

Sudor Hardcore
Sick Of It All

Arena Recoleta. Martes 10 de marzo

 

El barrio, los amigos, el desahogo y la autogestión: cuatro componentes esenciales que configuran lo que significa el hardcore. Estos factores se manifestaron a cabalidad en la calurosa noche del 10 marzo, en Arena Recoleta, con el retorno de Sick of it All a Chile.

 

La tercera presentación de los estandartes del hardcore neoyorquino fue una verdadera liturgia del estilo. El escenario, ubicado en la popular comuna de Recoleta, junto con el hecho de que fue un show completamente autogestionado por gente que lleva años tratando de mantener la escena local, proporcionó un plus importante: una sensación de cercanía y fraternidad que se mantuvo desde la apertura con ‘Good Lookin' Out’ hasta el cierre con ‘Us vs. Them’.

 

El sentido de pertenecía y la búsqueda de un espacio propio, alejado de la realidad cotidiana, donde compartir con otros que piensan similar y mantienen las mismas inquietudes, son algunas de las motivaciones principales de los amantes del género y, a pesar de lo años, aquella impronta de inconformismo sigue intacta. Una actitud que se ve reflejada y alimentada en cada una de las letras de Sick of it All, como sucede en ‘Injustice System’, ‘Just Look Around’, ‘Step Down’ y ‘Built to Last’, clásicos que provocaron el desenfreno total.

 

 

La cerveza ayudó a palear en gran medida el intenso calor de la noche santiaguina, que se incrementó con un recinto a tope que -una vez más- pasó la prueba, confirmando que es un escenario ideal para recibir a este tipo de bandas. El sonido, si bien no estuvo impecable, puesto que la voz de Pete Koller, que hace los coros en la mayoría de las canciones, a ratos no se escuchó, también cumplió, a diferencia de lo ocurrido en las presentaciones anteriores de los neoyorquinos en el teatro Novedades e Industria Cultural.   

 

Mención aparte para los actos soporte: Calibre 38, Desorden Masivo, Tiempos Duros y Común y Corriente, que hicieron notar el esfuerzo que están haciendo por mejorar cada vez más sus performances, y entregaron lo mejor de sí sobre el escenario.

 

Con todo, al público nacional no le queda más que agradecer la posibilidad de tener a este tipo de bandas tocando de una manera tan accesible y cercana. Incluso los hermanos Koller no tuvieron problema en fotografiarse con cuanto fan se lo pidió. Sick of it All, en este momento, es el máximo referente del género, un peldaño más arriba incluso que Agnostic Front, lo que se reafirma con su excelente última placa, “Last Act Of Defiance”, donde hacen gala de su capacidad compositiva, inalterable a pesar de sus tres décadas en el ruedo. Y, como quedó bien claro anoche, su performance en vivo es simplemente un lujo.  

Por: Cristian Jara Bizama

Fotos: Ignacio Gálvez

 

Contenido Relacionado