Robert Glasper Experiment: un viaje sublime

Jazz para los tiempos actuales
Robert Glasper Experiment: un viaje sublime

Ciclo Santiago Fusión: Lunes 22 de agosto, Teatro Nescafé de las Artes

El público expectante que llenó el recinto capitalino, esperaba el inicio del concierto de uno de los actos más valorados por los fanáticos del jazz contemporáneo. El reconocido pianista afroamericano Robert Glasper, ganador de dos premios Grammy, se presentó en el marco del ciclo Santiago Fusión, junto a su aceitada banda Robert Glasper Experiment.

Glasper es uno de los pianistas más influyentes y destacados de la escena actual y la audiencia lo tenía claro. Un público efervescente esperaba escuchar a una agrupación que está en pleno apogeo en estos momentos. No había cabida para los nostálgicos. Glasper es el reflejo de la evolución del jazz moderno y es pura contemporaneidad.

El concierto fue, definitivamente, un deleite para los oídos. Junto a su cuarteto conformado por el  baterista Mark Colenburg, el bajista Derrick Hodge y el multifacético y colérico Casey Benjamin, a cargo del saxo, vocoder y voz, Glasper confirmó en vivo y en directo, por qué es considerado uno de los creadores más apreciados de la escena jazzera de nuestros días.

Sobre el escenario, los cuatro instrumentistas lograban gran complicidad y solidez musical, viajando por los sonidos del jazz experimental, las inflexiones soul, la calidez del R&B y las reminiscencias del hip hop, todos estilos que han construido una sólida tradición de música negra o black music en Estados Unidos. Desde el principio, la atmosfera fue perfecta y el sonido impecable, tal como se pudo apreciar en la composición ‘Big Girl Body’ del álbum “Black Radio 2” (2013). 

Glasper y compañía tienen la capacidad de pasearse por distintos estilos y sensibilidades, consiguiendo un viaje sonoro que, constantemente, pasa por diversos matices, logrando armonías cálidas e intensas. Justamente, una de las cosas que hace apasionante la propuesta de Robert Glasper dentro del jazz, es que ha sabido ampliarlo y llevarlo a su origen afroamericano. A su vez, como mencionábamos más arriba, es capaz de fusionar el género con hip hop, R&B, soul, rock, pop, electrónica y hasta psicodelia, creando un sonido único, con una identidad y un color absolutamente propio. 

Si hay algo que distingue a Glasper es que no tiene pretensiones intelectuales: su música, llena de onda y Groove, nace desde su sentir más profundo, siempre ofreciendo nuevos recursos musicales a su propuesta. Fue una jornada de gran calidad, en la que tocaron temas de distintos discos. Entre ellas, piezas de “Black Radio” y “Black Radio 2”, como la potente versión de ‘Lovely Day’ del legendario músico del soul estadounidense Bill Withers, el dinámico cover de Nirvana para ‘Smells Like Teen Spirit’ y un jugueteo con ‘Hotline Bling’ del rapero Drake. 

Un concierto repleto de elegancia, que en todo momento logró mantener esa esencia del jazz negro más profundo y estiloso. Sobre el escenario se percibía el fiato, la conexión, comunicación y complicidad de los cuatro músicos, que se movían con libertad en improvisaciones llenas de sabiduría instrumental, que nunca caían en una densidad gratuita. Una presentación simplemente sublime.

Julia Sandoval
Fotos: Jorge Lopez C.

Galería Asociada

Contenido Relacionado