PARKWAY DRIVE

Un martillo en la sien
PARKWAY DRIVE

Miércoles 16 de noviembre del 2011. San Diego 334

La cita estaba hecha a las 20:00 Horas en el ya conocido espacio 334 de calle San Diego; Expectativas sobraban para ver a una de las bandas mas potentes en lo que a hardcore/metal respecta en el 2011; Botes inflables, salvavidas, snorkels e incluso un cocodrilo inflable era lo que esperaba a los oriundos de Byron Bay (New Southwales, Australia) para introducir al publico de Santiago en un mundo lleno de olas, playa y breakdowns.

20:30  y los gritos eran ensordecedores coreando “PARKWAY DRIVE. Se apagan las luces y comienza “Samsara, intro que abre la ultima placa de la banda´, “Deep Blue”. salen todos los aussies (destacar que Luke Kilpatric ya no estaba en silla de ruedas como muchos creían, un plus especial a la presentación de la banda) a escena y Winston McCall sin siquiera saludar dice “The Existance Is Suffering” en un grito que reventó el recinto y dio paso al comienzo de la fiesta. Sigue ´Unrest’ y un chico utiliza los parlantes como plataforma para hacer stage dive, algo que los australianos no podían creer en lo más mínimo. El banquete metalero prosiguió con ‘Boneyards, ’Idols And Anchors, “Smoke ‘em If Ya Got ‘em´  y no había respiro ni pausa para el publico santiaguino que deliraba al escuchar cada uno de los temas mas reconocidos de la banda.

Antes de comenzar con ‘Sleepwalker’, Windston se detiene e intenta expresar lo atónito que estaba al ver tanto stage Dive, headwalking y circle Pits de esos que hoy por hoy ya casi no se logran ver, rápidos y llenos de rabia, además de la energía incontenible del publico sumado al calor infernal que mantuvo tanto a los fans como a la banda en antecedente de que lo que se estaba viviendo ahí era algo realmente potente.

´Karma´, ‘Dead Man`s Chest’ y ‘Deliver Me’ hacían del setlist algo soñado por los asistentes. ‘Gimme A.D’ y ‘Mutiny’ trajeron devuelta los viejos tiempos, para seguir con ‘Home Is For The Heartless’ y dar paso al tema mas brutal de la jornada, ‘Romance Is Dead’ el clásico de “Killing With A Smile” aclamado por todos, donde ninguna alma pudo aguantarse las ganas de gritar a todo pulmón “So Cry Me A Fucking River! BITCH!” y un stage dive desde los parlantes que caía justo al comienzo del breakdown final del tema nos hacia ver que la hora y media de presentación ya estaba terminando.

Un bridge de no mas de 3 minutos en que la banda salió del escenario a tomar algo de aire debido a que el calor al interior del recinto era realmente insoportable, dio paso al tema final. Uno de los himnos de “Horizons” que dio fin a una jornada redonda: ‘Carrion’ terminaba un concierto increíble. La energía plasmada por estos 5 australianos fue algo que no dejo indiferente a absolutamente nadie que estuvo la tarde de ayer en 334.

Destacar el ejemplar comportamiento del publico, la seguridad que fue bastante comprensiva y para nada violenta al momento de sacar del escenario a los jóvenes que mas que disfrutar de un buen stage dive, querían una foto con algún integrante de la banda y por sobretodo, la espectacular ausencia de las nunca bien ponderadas rejas de contención, lo cual hizo de este, un concierto al cual si tuviéramos que ponerle nota, se lleva un 10 definitivamente.

Felicitaciones a BTS!! Producciones por lograr un concierto de esta manera, al viejo estilo, con precios relativamente accesibles para todos y una buenísima producción.

Texto: Emerson Zuñiga Vidaurre
Fotografías: Nicolás Cubillos



Contenido Relacionado