NO AGE

El noise-punk en su lado más afable

La Unidad, Industria Cultural
Jueves 4 de junio de 2009

El cartel de No Age llamaba la atención de sobremanera, principalmente, por tratarse de uno de los números mejor evaluados del 2008 dentro de la vorágine del rock independiente. Acuñados en un ruidoso punk de premisa minimalista, el dueto conformado por Dan Spunt (batería y voz) y Randy Randall (guitarra) ofreció, en menos de una hora, una performance de accidentado inicio, pero enérgico cierre. Todo esto, cobijado en La Unidad, el segundo escenario del ahora demandado Industria Cultural, mismo espacio donde Converse realizó (el fin de semana pasado) un evento que tuvo a CJ Ramone como plato de fondo.

Contando con un aforo cercano a las 400 personas, el show comenzó con un no menor traspié del pad de efectos de Dan y Randy, merma absoluta para el sonido en sus dos primeras muestras (‘Teen Creeps’ la más damnificada). El hastío no fue sólo de los asistentes, sino del mismo percusionista, quien bajó enardecido para hablar con el técnico e intentar hallar una solución.

Resuelto el problema, No Age se acomodó en las tablas a pleno y el principal beneficiado fue el público. Asaltos como ‘Eraser’, ‘It Should Be Home’ y ‘Sleeper Hold’, prendieron con fuego una audiencia de comienzo fría y estática, reacción que tendría un completo giro avanzado el set. Incluso, hubo algunos stage divings entre los más enardecidos, comportamiento que entusiasmó al mismísimo Dan, quien haría lo mismo, acaparando la admiración de sus adeptos.

Randy era cuenta aparte. Aferrándose a sus pedales y efectos como si estuvieran impregnados en su cuerpo, el guitarrista apeló a una escénica sobria y demostró a grandes rasgos el porqué dos personas pueden parecer un batallón en las tablas. El feedback que enuncia la colección de No Age es cautivador. Un batido de adrenalina pura, donde se premia la atmósfera por sobre el formato canción. Y vaya cómo les resulta.

Intuidos por una forma no tradicional, facturadora de pildorazos punk con un pop lejano de la radiofórmula, el sonido primigenio de la dupleta dosificó sus dosis en “Nouns” (2008). También obsequiaron un divertido cover de The Misfits para ‘Night Of The Living Dead’ y un tema nuevo que, por lo visto, prosigue con la careta con que saltaron al reconocimiento masivo (dentro del ala alternativa, por supuesto).

No Age pisó Chile y nos sacudió con su show, inmersos en un momento en que la banda aún ve con distancia una eclosión significativa. La inmediatez de su coraza sónica y su novel recorrido, justificaron una presentación sólida, plagada de ruidismo, exuberancia melódica y cojones. Si mantienen ese olfato matador, sin siquiera observar tendencias mercantilistas, tal vez estemos ante una completa referencia dentro de poco. Y lo mejor de todo, es que nosotros, como pocas veces acontece, fuimos privilegiados testigos en el instante preciso.

Francisco Reinoso Baltar
Fotos: Sebastián Jimenez
tags

Contenido Relacionado