Master's Hammer: Ritual de lo Habitual

Una noche con las leyendas de la República Checa
Master's Hammer: Ritual de lo Habitual

Jueves 7 de Junio - Lemmy Bar
Santiago - Chile

Master's Hammer dentro del underground ha llevado por años una antorcha de gran esencia clásica tradicional, pero a la vez experimental. Un black metal crudo, pero con bases melódicas y elementos orquestales como el timbal de Silenthell que obviamente le da un toque muy especial, único por lo demás. Hay que sumarle que se ha formado un culto en torno a su figura siendo muy cotizado su primer material como su debut "Ritual" o su segundo trabajo "Jilemnický okultista" conocido bajo otros nombres como "The Jilemnice Occultist" o "The Filemnice Occultist", claro que ahora disponible para todo el mundo en variadas ediciones. El punto es que Master's Hammer ha confeccionado su popularidad a la par de la escuela noruega del black metal y no tomando su influencia. Esta es propia y viene de una raíz cruda, siniestra y pesada.

El show comenzó con otra banda de culto como Mortem de Perú, cosa no menor, quienes irrumpieron la fría noche santiaguina con su death metal de la vieja escuela, muy bien ejecutado, creando una atmósfera oscura en un Bar Lemmy que al final se hizo pequeño para albergar a toda la cantidad de gente que llegó. Creo que por la tremenda envergadura de las bandas, merecía un espacio más grande. El gran Fernan Nebiros a la cabeza deleitó a los presentes con un extenso repertorio basado en su disco "Devil Speaks in Tongues" que ya cumple 20 años. Cortes como 'Summoned to Hell' y 'Mutilation Rites' prendían la noche en un setlist que duró más de una hora. La noche estaba fría, pero el calor y la energía de los presentes se tornaba un poco sofocante.



Pasada las 23:30 horas, Master's Hammer se muestra de espaldas al público con la 'Intro Okultista' que no sonaba tan prolija, pero era parte de la magia, sentir un verdadero concierto underground de la vieja escuela y así se escuchaban los primeros riffs de 'Cards do not Lie' o mejor dicho 'Among The Hills A Winding Way' o finalmente más conocido como 'Mezi kopci cesta je klikatá…' el comienzo de "Jilemnický okultista" para luego desatar la furia con tres cortes de su debut "Ritual" y la gente extasiada, en especial con 'Géniové'. En el intertanto la voz de su líder Franta Štorm sufre un desperfecto en su micrófono -repito, era volver en el pasado y revivir un show underground con toda su mística- y tuvo que terminar de cantar esos cortes en el micrófono del guitarrista Blackosh. El calor aumentaba en todo sentido, alguna pelea entre los asistentes y el show continuó por más de una hora, repasando otros cortes de su última placa "Fascinator" como el tema homónimo, 'Psychoparasit' o 'Ve věži ticha'. De todas formas el plato fuerte era el material de su disco "Ritual" el cual fue muy apreciado por todos. 'Estetika ďábla', 'Linkola', 'Zapálili jsme onen svět' y 'Každý z nás…!' finalizaban una noche muy especial. Sin embargo la culminación se produjo con 'Jáma Pekel' y la presencia de Baphomet en el escenario, versión femenina que sorprendió a los asistentes.

Puntos a favor, un show de aquellos que quedará en la memoria de todos por ese misticismo de la vieja escuela y que las nuevas generaciones lo están asimilando, ver a una leyenda del metal más oscuro no se da todos los días -en estricto rigor, dos leyendas-, además Master's Hammer demuestra que tienen larga vida porque siguen editando material nuevo -muy interesante por lo demás-. Mientras que los puntos negativos fueron que el lugar se hizo muy pequeño y estrecho tanto para el público como para la banda en el escenario, el sonido pudo haber estado mejor porque hay calidad técnica de sus músicos, pero a la larga son meros detalles porque lo que queda es haber disfrutado a los legendarios Master's Hammer, una banda de culto que llegó a nuestras tierras. Esperemos que en el futuro retornen a un escenario más amplio porque se lo merecen.

Claudio Torres
Fotos: Peter Haupt

Contenido Relacionado