Lacrimosa: Velada gótica

Celebrando 30 años de trayectoria junto a cientos de fanáticos

Miércoles 27 de marzo, 2019
Teatro Cariola

A las 19 horas se abrieron las puertas del Teatro Cariola y de a poco se empezó a llenar el recinto para recibir lo que prometía ser una celebración. Lacrimosa venía a celebrar sus 30 años de trayectoria a Chile, en el marco del “Time Travel World Tour”.

La cita comenzó pasadas las 20:40 horas, mientras las pantallas se encendían avisando lo que se estaba preparando y tras unos minutos, la banda sale a escena entre gritos y aplausos de los asistentes, quienes son saludados por Anne Nurmi antes de la primera canción: 'Ich Bin Der Brennende Komet'. Tilo Wolff se escucha tras bambalinas en un comienzo y después sube al escenario con un gran recibimiento por parte de fanáticos. Se aprecian diversas imágenes del dúo en las pantallas, además de otras alusivas a cada canción y disco mientras desde platea, se divisaba un lienzo del fans club oficial. Tilo agradece al público y da la bienvenida al tour. 'Lichtgestalt' fue cantada al unísono por los invitados a esta gran velada que se daba en el Teatro Cariola, todos con elegantes atuendos que calzaban perfecto con lo que se esperaba en esta celebración.

Tilo toma la guitarra y canta 'Nach dem Sturm', seguida de la clásica 'Schakal' –recibida con gran emoción-. Luego un cambio de roles, con Tilo al teclado y Anne toma el micrófono principal para deleitarnos con 'Not Every Pain Hurts'. 'Der Morgen Danach' es apoyada por la voz del público a modo de karaoke y 'Alleine Zu Zweit' –otra de las favoritas- fue cantada por el dúo con la complicidad de siempre. Llegó el turno de 'Satura' y el teclado de Anne es protagonista. 'Bresso' sirvió de break para el resto de los músicos, que salieron del escenario dejando solo al dueto alemán que fue nuevamente ovacionado por un caluroso Cariola. Otra de las regalonas: 'Seele In Not', fue recibida por aplausos rítmicos.

Lacrimos Live 2.jpg

Wolff vuelve a la guitarra en 'Die Unbekannte Farbe', mientras el público escucha atento el característico solo de Jan Peter Genkel. 'My Pain' es interpretada por Nurmi mientras desciende a cancha general para cantar con sus fanáticos. Luego tocan 'Durch Nacht Und Flut' –con su versión en español al final- y el público acompañó con su canto a Lacrimosa en un ambiente de fiesta donde gritaban “Tilo, Tilo” en el instante que aparece 'Stolzes Herz' y el apasionante solo de guitarra en conjunto de Genkel y Flymann mientras Tilo se acercaba a cancha con la bandera de la banda. “Ha sido un placer y honor tocar la historia de Lacrimosa con ustedes” y con estas palabras de Wolff, se dio paso a otra de las clásicas del disco Elodia: 'Ich Verlasse Heut' Dein Herz', donde el bajo de Yenz Leonhardt protagoniza parte de la canción que luego es estremecida por otro gran solo en conjunto.

Lacrimosa se despide a las 22:15, pero la gente quería más; razón por la que empiezan a escucharse los abucheos desde distintas ubicaciones del Cariola. Finalmente la banda vuelve a tomar posición en el escenario, para presentar un primer encore que constó de tres canciones: 'Im Schatten Der Sonne', 'Thunder and Lightning' –en la voz de Anne- y 'Feuer', que es recibida nuevamente con rítmicos aplausos del público, que movía de un lado a otro los brazos a pedido de Tilo Wolff. Vuelven a despedirse y los fanáticos del grupo alemán seguían negándose a abandonar el Teatro, razón por la que nuevamente la banda hace ingreso al escenario; esta vez estregando botellas de agua a los sedientos invitados.

“Quiero sacar una fotografía de ustedes”, dice Wolff mientras toma su teléfono para retratar el momento. Así se dio paso al último encore de la presentación, que comenzó con la clásica 'Copycat' – intervenida por fans que desde platea lanzaron globos blancos con el logo de la banda-. Aquí destacó Yenz, que acompañó con su voz en parte de la canción que fue registrada por el público. Cerraron la presentación con 'Alles Lüge', dándose así por terminada una fiesta digna de esta celebración, donde nuevamente Tilo descendió al público para cantar con ellos.

Los cientos de asistentes quedaron más que satisfechos por lo vivido y Lacrimosa se retiró agradeciendo el cariño de los fieles fans chilenos luego de más de dos horas de espectáculo teatral. No por nada, los alemanes están cumpliendo 30 años de trayectoria y decidieron retratarlo en una fotografía con el público de fondo, mientras tomaban la bandera chilena.

Bárbara Sherman
Fotos: Peter Haupt

Galería Asociada

Contenido Relacionado