Jinjer - Una furiosa primera impresión

Reseña del primer show del conjunto ucraniano en Bogotá

Martes 27 de noviembre de 2018 
Ace of Spades Club - Bogotá 

No resulta frecuente ver agrupaciones de Europa Oriental por estos lares. Probablemente Jinjer sea el primer grupo venido de Ucrania que contemplamos. A su show le antedecía una buena fama por sus capacidades técnicas, capaces de cohesionar diferentes estilos como el hardcore, el metal extremo y agregar algunas líneas pop. La belleza y carisma de la cantante Tatiana Shmailyuk es innegable. 

Desde el mediodía hubo gente haciendo fila en los alrededores del Ace of Spades Club para ver esta presentación. Tres grupos nacionales sirvieron como teloneros para Jinjer. Las bogotanas Ataque de Panico fueron las primeras en pisar la tarima. A pesar del rodaje que tiene la banda y de contar con un disco en el mercado, “Severa molleja” (2017), hay que decir que la audiencia fue algo escéptica en un comienzo. La guitarrista y cantante Johanna Sevillano escupió sus letras controversiales en temas como ‘Sopa con lagrimas’, ‘Arroz con huevo’ y su reciente sencillo ‘No me importa’. Estoy seguro que se ganaron nuevos seguidores gracias a su compacto performance. 

175_5481.jpg

A continuación vino el turno de Sacred Goat. Este cuarteto capitalino desprovisto de bajista entregó un salvaje show, mucho más técnico, donde el death metal y el metalcore chocaron. Los asistentes se animaron a armar los primeros pogos a medida que la sala se iba llenando. La desgarrada voz de Karina Ortega se ve complementada por el ataque de la dupla de guitarristas. Verdaderamente esta banda prendió el ambiente.    

Llegó la hora para Jinjer, un grupo de gran atractivo, y aunque el recinto no se llenó, la convocatoria fue bastante positiva para ser una noche a comienzo de semana. La banda venía de México en esta primera gira latinoamericana. Desde que escuchó la intro hubo gran efervescencia, no era para menos visto el ímpetu que contienen los temas de esta agrupación. ‘Captain Clock’ fue el tema de apertura, con una impresionante labor por parte del baterista Vladislav Ulasevich. Aunque hubo un par de fallos técnicos con lo que la actuación debió detenerse, fueron muy bien sorteados por la radiante Tatiana que no dejó caer los ánimos y así seguir la descarga. 

175_5925.jpg

Canciones como ‘Words of Wisdom’, ‘I Speak Astronomy’, ‘Pisces’ o ‘Who’s Gonna Be The One’ expusieron las enormes capacidades melódicas del cuarteto, con una impecable participación por parte del guitarrista Roman Ibramkhalilov. La audiencia no paró de corear varios de estos temas tal y como si los conocieran de toda su vida. Tras retirarse de escena los espectadores reclamaron el regreso y los músicos lo concedieron con el tema ‘I Want It I’ll Get It’. 

En el remate vimos la gran alegría de los ucranianos cuando alzaron una bandera nacional y posaron para el recuerdo de una noche en que retumbaron los muros. Fue un encuentro bastante esperado. Después de esta experiencia no será de extrañar una próxima visita.     

Texto y fotografías: Khristian Forero  

Galería Asociada

Contenido Relacionado