Happy, Happy Helloween: La celebración que siempre soñamos

Tremenda jornada con Helloween, Kreator y Arch Enemy

Miércoles 31 de Octubre - Movistar Arena
Santiago - Chile

Hay cosas que uno siempre ha soñado, desde pequeño, y que no necesariamente son fáciles de lograr. Si hace algunos años reunir a Kai Hansen y Michael Kiske con sus ex compañeros fue toda una sorpresa, celebrar “Halloween” junto a Helloween era toda una odisea… pero se logró. A casi un año de su última visita, el combo alemán regresó para ir finalizando su gira de reencuentro, “Pumpkins United”, tour quimérico que esta vez también incluyó la participación de sus coterráneos Kreator y los suecos Arch Enemy; un mini festival que tuvo mayor repercusión que varias otras instancias de este tipo. Sin embargo, la pregunta salta fácilmente: ¿fue este show mejor que los del año pasado?

Ni el “Metal Fest” logró llevar tanta gente como la que el “Halloween Night” pudo congregar. Y es que reunir a los músicos más icónicos de la banda puede lograr revivir esa idea de que el Power Metal aún tiene mucho que decir. La “calabaza” fue la pionera en el género, los papis, mentores de muchas otras agrupaciones que sólo siguieron los patrones creados por el “Tío Kai” y los suyos; un estilo que fue ninguneado, tratado de liviano y lejano al Metal, pero que con el tiempo se fue haciendo espacio entre aquellos que se vieron identificados con letras que no hablaban de cosas diabólicas, destrucción o caos, sino que de todo lo contrario: superación, reírse de nosotros mismos, sortear las adversidades de la vida y seguir adelante. Los trataron de ñoños, les hicieron bullying por décadas, los apartaron, les dijeron que la música que escuchaban no era Metal; pero ahí se mantuvieron, estoicos, fanáticos que por más de 30 años cultivaron su pasión por un estilo que llenó sus corazones y que hoy se muestra como -quiéranlo o no- uno de los más grandes estilos del querido género más pesado de la música.

Mientras la mayoría se mantenía ocupada buscando disfraces para la noche de “Halloween”, miles de jóvenes (y otros no tanto) sólo pensaban que esa fiesta no se escribía con la letra “a”, sino que con la “e”. Era un sueño. La gran mayoría de los asistentes no se quería perder un solo momento de ese magno evento, así que desde temprano llegaron al Movistar Arena a disfrutar de los que hoy serían teloneros… ¡y vaya qué teloneros! Arch Enemy fue lo que todos esperaban: directo, potente y sorprendente. Con dos puntos de fuga que fueron la atracción en todo momento, pues nadie puede quedar indiferente con la increíble capacidad técnica de Michael Amott, ni menos con la de Alissa White-Gluz, que no sólo es inmensamente bella, sino que además posee un talento vocal que muy pocas personas en el mundo tienen.

DSC_3095.jpg

Lejos de lo que varios podían pensar, el show de Arch Enemy se vivió bajo un marco de público bastante considerable. El Movistar Arena estaba -a lo menos- a ¾ de su capacidad cuando la banda ya estaba finalizando su show, por lo que el recibimiento para Kreator fue realmente brutal. Los alemanes fueron sin duda los más enérgicos de la noche, con un setlist que supo balancear las canciones más clásicas con esos incipientes hits de sus últimos álbumes: ‘Phantom Antichrist’, ‘Enemy Of God’, ‘Satan Is Real’, ‘Flag Of Hate’, ‘Gods Of Violence’, ‘Hordes Of Chaos’, ‘Violent Revolution’, ‘Pleasure To Kill’, fueron sumándose a otras canciones que conformaron más de una hora de un show que -como es de costumbre en la banda- debe haber provocado uno de los mosh más grandes e impresionantes del año.

DSC_3328.jpg

La hora del plato de fondo se acercaba. Mientras varias canciones rockeras acompañaban la espera, hubo una que confirmó que la hora ya había llegado. Al igual que con ‘Doctor Doctor’ en los shows de Iron Maiden, ‘Let Me Entertain You’ de Robbie Williams sería lo último que se escuchó antes de que sonaran las primeras notas de ‘Halloween’. El inmenso telón cayó y la fiesta comenzó. Si bien era prácticamente el mismo show del año pasado, esta vez la frase “Oh… it’s Halloween… tonight!” tuvo más sentido que nunca. El sueño se había cumplido. Los fanáticos chilenos podrán decir –a envidia del resto del mundo- que celebraron “Halloween” con Helloween… y nada menos que con sus tres vocalistas.

Es cierto, el setlist era casi el mismo que el anterior, por lo que no hubo grandes sorpresas. Esta vez no sonó ‘Kids Of The Century’ (exclusiva del show del 03-11-2017) y ‘Rise And Fall’ (exclusiva del show del 05-11-2018), ni tampoco ‘If I Could Fly’, ‘Where The Sinners Go’, ‘Forever And One’, ‘I Can’ y ‘Why?’. No obstante, si hubo canciones que sorprendieron a muchos: por un lado fue el debut en vivo de ‘Pumpkins United’ (sonando realmente bien), además de nada menos que ‘March Of Time’… una de las más coreadas de la noche. Si, se pudo haber hecho algo más. De hecho, algunos tenían la esperanza de escuchar ‘Gorgar’, ‘Reptile’, ‘Victim Of Fate’, ‘Save Us’ o algún otro clásico (tal como lo había esbozado Hansen en una entrevista con Rockaxis), pero pareciera ser que el poder del managment estuvo por sobre el de los músicos.

Por otro lado, hay que reconocer que el sonido tampoco fue perfecto. Si bien no fue nada de desastrozo, la acústica del Caupolicán es muchísima mejor que la del Movistar Arena, por lo que el trabajo del ingeniero en sonido debe haber sido más complicado que la vez anterior. Asimismo, tampoco hubo gran participación de las animaciones, por lo que “Seth y Doc” quedaron mucho más relegados que el año pasado. Y, como si fuera poco, también hay que reconocer que después de los extraordinarios shows junto a Arch Enemy y -sobre todo- con Kreator, las energías del público tampoco lograron igualar el fervor que hubo en 2017.

DSC_3696.jpg

¿Fue entonces este evento mejor que los del año pasado? La respuesta es clara, no. Sin embargo, este show guarda cosas que ningún otro del pasado podrá igualar. Lo vivido en el Movistar Arena fue -por lejos- el show más grande de Helloween en nuestras tierras, fue registrado para un futuro material audiovisual y -por sobre todo- se realizó en el día más especial que podría haberse escogido… “Halloween”. Además, hay otra cosa que acotar. ¿Qué pasaría si Helloween anuncia que hará un futuro show con un setlist cargado de hitazos no tocados en esta gira? ¿Qué tal si el próximo “Halloween” lo celebramos con temas como los mencionados ‘Gorgar’, ‘Twilight of the Gods’, ‘Save Us’, ‘The Game Is On’, ‘Push’, ‘Revelation’ y tantos otros? No hay que dejar de soñar, ya que estos alemanes nos han demostrado que lo que parece imposible siempre se puede realizar. Hoy, las calabazas de todo el mundo, están más unidas que nunca.

Rodrigo Bravo Bustos
Fotos: Sergio Mella

 

Galería Asociada

Contenido Relacionado