GORGOROTH

Black metal, satanismo y destrucción... literalmente

Galpón Víctor Jara
20 de Septiembre de 2007

Tras unas largas y zapateadas Fiestas Patrias, algunos creían que el concierto de Gorgoroth en Chile sería todo un fiasco en cuanto al nivel de público que asistiría al Galpón Víctor Jara el pasado 20 de septiembre. No obstante, y pese a todo pronóstico desalentador, los fanáticos de una de las bandas icono de la llamada “verdadera escena black metal noruega”, compuesta también por grandes como Darkthrone y Mayhem, llegaron de manera masiva al recinto de Plaza Brasil, para presenciar un show bastante extraño por llamarlo de alguna manera, pues aunque que hubo ciertos problemas técnicos, todo se estaba realizando con “normalidad”… al menos hasta llegar al final.

Los primeros en salir fueron los nacionales Denying Nazarene, quienes se dieron la revancha de poder tocar lo mejor de su música frente a una asistencia como la gente (recordemos que para el show de Incantation el público simplemente no llegó). Alrededor de las 20:00 horas, la canción ‘Denying Nazarene’ comenzaba a sonar entre la ovación de la gente. Fue una presentación sólida, pero algo truncada por extensos intervalos entre canción y canción. Lo cierto, es que los problemas técnicos de sonido hacían todo más difícil, pues se tenía que estar arreglando el nivel de retornos y audio en general para poder seguir adelante. De todas manera, Denying Nazarene demostró -una vez más- que es una de las muy buenas agrupaciones de metal chileno, haciendo que temas como ‘Go With Him’, ‘Fucking Holiness’ y ‘A Mass Fool’ comiencen a ser conocidos dentro de nuestra escena.

Cosa no muy distinta fue la situación de Heretics, otra de las bandas chilenas destacadas, que con gran sentido patriota se plantó en el escenario a eso de las 20:30 horas. Su show mantuvo la misma tónica que la agrupación predecesora. Con un sonido que la productora jamás pudo resolver por completo, los nacionales interpretaron lo mejor de su repertorio con temas tales como ‘Goddess Lilitu’, ‘Craft Of Witches’ y ‘Alchemist’, canciones que de a poco fueron preparando a los asistentes para el plato fuerte de la noche. Con gran inteligencia, el vocalista de Heretics dirigió al público de manera perfecta alzando una bandera chilena y liderando el famoso grito “chi-chi-chi… le-le-le”… después de todo, estábamos en semana dieciochera. Para cerrar la presentación de Heretics, los muy buenos músicos chilenos interpretaron ‘Sacrifice Of Cataro’, ‘The Dark Side Secrets’ y ‘Lost Spirits’, todas de muy corta duración y directas al cayo.

Lo nacional se acababa de esta forma y se daba paso al plato internacional, Gorgoroth, agrupación que ya nos había visitado en el 2004, cuando tocaron en la extinta Laberinto. A las 21:30 en punto, los miembros de Gorgoroth comenzaron a salir al escenario y tomar ubicación en cada uno de sus instrumentos. Los tres lideres de la banda noruega: Gaahl en voces, Infernus en la guitarra y King Ov Hell en el bajo, fueron acompañados -como ya se ha hecho una costumbre en las actuales presentaciones en vivo- por el baterista Dirge Rep y Eihwaz en la guitarra rítmica. Tras la tétrica oscuridad acompañada de efectos de humo, los europeos dieron el vamos con el tema ‘Bergtrollets Hevn’, causando la euforia de todo el galpón. Sin descanso, sonó ‘Procreating Satan’ y la algo más “melódica” ‘Forces Of Satan Storms’, uno de los puntos altos de la noche.

El sonido, sin ser lo más malo que se ha escuchado, tampoco estuvo a la altura de las circunstancias. Los técnicos debieron estar reparando los problemas durante todo el show, y lo cierto es que nunca los pudieron solucionar. Y no sólo el inconveniente estuvo de las cajas para afuera, sino también en los retornos que tuvieron varias complicaciones distinguibles con el solo hecho de ver a King Ov Hell haciendo señas de que se escuchaba muy mal. Así y todo, Gorgoroth continuó su presentación con ‘The Rite Of Infernal Invocation', ‘Profetens Åpenbaring’, ‘Carving A Giant’ (single del ultimo disco “Ad Majorem Sathanas Gloriam”) y el clásico de 1998 ‘Destroyer’, todos temazos en los que Gaahl destacó por su gran versatilidad vocal.

Si bien la iluminación estuvo bastante bien, hay que hacer notar que esos focos son los mismos que vienen con el local, al igual que el sistema de amplificación. Se debió tener cuidado con esto, pues hacer el sonido con unas cajas que tienen varios años de antigüedad era un riesgo que podía causar problemas. Siempre hay que reforzar esto con otras cajas, cosa que la producción pudo haber hecho para entregar un mejor sonido acorde al nivel de la banda que estaba en escena.

‘Incipit Satan’, ‘Possessed’, ‘Unchain My Heart!!!’, ‘Prosperity And Beauty’ y ‘Revelation Of Doom’, cumplían con los primeros 50 minutos de show, que finalmente (y previo aviso a la producción) sería la totalidad de la presentación de Gorgoroth en Chile. Si la productora estaba en conocimiento de esto, mínimo debió haber avisado a los asistentes, después de todo la entrada no fue para nada condescendiente con los bolsillos de los fanáticos de la banda noruega. Por este motivo y aunque tampoco sea un acto digno de celebrar, los asistentes, tras largo rato coreando la vuelta de Gorgoroth, impotentes comenzaron a causar desmanes en el local, más aun cuando el propio Infernus lanzó senda patada a un fan que quería colarse en el camarín.

Este tipo de actos rompen con toda educación que suele tener nuestro público, sin embargo, tampoco es loable que un evento no cumpla con las expectativas de la gente. Es cierto, nadie dijo que esto sería un show de larga duración, pero 50 minutos es lo que toca una banda telonera, no el plato de fondo. Sin duda fue una lástima lo sucedido en el Galpon Víctor Jara, un atropello a la música, pues todos perdieron: Gorgoroth se fue con una pésima impresión de Chile, el local perdió varios de sus equipos (cajas rotas y retornos destrozados), la productora a cargo perdió confianza para futuros shows (además que tendrá que responder frente al local), y lo más importante de todo, el público chileno –una vez más- quedó con las ganas de ver un show de categoría.

Rodrigo Bravo Bustos
Fotos: Hellcast

Contenido Relacionado