GARY MOORE

En vivo desde Barcelona, España

Sala Club St Jordi, Barcelona, España
21 de mayo de 2009

Ha corrido mucha agua bajo el puente para que el irlandés de Belfast, Gary Moore, vuelva a  Barcelona luego de 15 años, en el marco del 20º Festival de Guitarra de Barcelona. Bien conocida es su extensa carrera en grupos de hard rock como Thin Lizzy o Skid Row (no confundir con la banda de Sebastian Bach), pero además, a pulso de los sonidos de sus cuerdas, se ganó un lugar en el Olimpo de los héroes de la guitarra. Esta noche era de blues y pasaría de tocar todo sus éxitos mas conocidos, y además se dedicó a emitir blues a las impávidas butacas apostadas correctamente en el acartonado Club St Jordi.

“Bad For You Baby” cumplió con su cometido y esa era la excusa de esta presentación. Moore comenzó con 'Oh Pretty Woman', del exitoso disco “Still Got the Blues”, lanzado a principios de los noventas. La saga seguiría con 'Bad For You Baby', de su más reciente grabación tributo al sonido del alma. Posteriormente, llegaría la corrosiva y rocanrolera 'Down the Line', que animó a los presentes al ritmo de las palmas. Moore cabalgaba por los trastes emanando miles de notas en clave de rock y blues, y con 'Since I Met You Baby' y 'Have You Heard', dio muestra de su a veces excesivo virtuosismo. Los más rockeros lanzaban arengas en favor de su repertorio más heavy, con temas como 'Don't Believe a Word' o 'Murder in the Skies', saltándoselos olímpicamente. Era una noche de blues y no sufriría cambios. 'Walkin' Thru The Park' animaría momentos sublimes del “Bad for...” y también lo fue del directo. 'All Your Love' cedería su protagonismo a  'Mojo Boogie' que popularizó el rey albino del blues, Johnny Winter.

Ya en la mitad del concierto, Moore saca otro as de la manga, 'I Love You More Than You'll Ever Know'. 'Thirty Days', en clave rock & roll, puso a más de alguno a bailar en las primeras filas: ya nadie mantenía la posición original y ceremonial del principio. 'Too Tired' era justo el contrario de lo que sucedía, predominaba la gente de pie bailando al son de la guitarra. La pegadiza 'Walking By Myself' puso pies arriba a toda la sala en karaoke con palmas y coros de los enfervorizados fans  de Moore cerrando con una enorme ovación dando por finalizado el show para dar paso a los bises.

120 minutos de leyenda viva a pulso de guitarra. Ya casi con 58 años, sigue marcando riffs con 'The Blues Is Alright', a esta alturas, todo el mundo rendido a los pies del irlandés. Ya el hielo se había roto hace minutos y la audiencia disfrutaba de otra joya, 'Parisienne Walkways', alárgandola por darle más feeling del necesario.

El listado de canciones no varía mucho del que viene presentando por media Europa. Aunque podria agregar algún hit como ' Over The Hills And Far Away' o la archiconocida 'Still Got the Blues', Moore los deja completamente fuera. Espero que el próximo tour sea más en clave hard rock que blues, que sea breve la espera y no tengamos que esperar más de una década para saciar la sed de guitarras de Mr Gary Moore.

Texto y fotos: Marcelo González
tags

Contenido Relacionado