ERIC CLAPTON

En Chile

Eric Clapton en Chile
Estadio Nacional
04 de Octubre de 2001


Le pongo nota 7 al show, no obstante podría haber sido un 10. Eric Clapton hizo todo bien, correcto, prolijo. Es como un test que haya aprobado porque en la forma estuvo justo y no lo podría haber hecho mejor. El 10 yo se lo doy a una persona que está -en el fondo y no la forma- tremendamente inspirada y en ocasiones me dio la impresión que para el maestro este era otro día en la oficina. Algo distante y no tan inspirado, bien sabemos que un guitarra de blues y soul como Clapton siempre va a tocar con la urgencia del momento, la vibra de sus solos cambia de show a show. Eso es el genio de un grande que sabe improvisar, aún cuando sus arranques en las seis cuerdas no sean tan descollantes, lo importante es que tengan sentimiento.

Clapton tiene el blues y se notó en canciones como Have You Ever Loved a Woman (que prefirió tocar en vez de Stormy Monday), la pegada de Travellin' Light con Hoochie Coochie Man y hasta la belleza dulzona de Wonderful Tonight. En otras selecciones que se cargaron bastante al Pilgrim y Reptile, sus últimos discos solistas el tipo estaba ahí, haciendo lo suyo. Y también dejando que el grupo hiciera el resto, varios solos de dos teclados fueron un recurso bastante usado para alargar el "jam", un jam que no era tal. El gran Andy Fairweather Low, la otra guitarra, fue un acompañamiento que por momentos sonaba estéril, muchos lo conocemos por su gran feeling tocando material de Pink Floyd junto a Roger Waters, el hombre toca un kilo y en esta ocasión pesó muy poco.

Armado de su Fender Stratocaster (un diseño nuevo y colorido) Clapton la llevó todo el tiempo, pero hay que hacer notar que el protagonismo fue su voz. Llena de soul, lírica y emotiva su entrega vocal fue total, tanto que se podría haber atrevido con una de sus versiones para canciones de Ray Charles. No lo hizo, como tampoco algunas que la gente -que se quedó luego de terminado el show pidiendo por más- extrañó demasiado, llámese After Midnight, Old Love, Bad Love, Lay Down Sally, Crossroads y especialmente Motherless Children. Un punto a favor es que nadie puede negar que versiones más bien acústicas de clásicos del alma como Bell Bottom Blues, que le siguió pegada a Tears In Heaven, fueron muy bien logradas.

No así el poder que esperaba de la entrega más eléctrica de Cocaine, Layla y Sunshine of Your Love, que sonaron fuertes pero algo mezquinas -quiero hacer notar que he escuchado versiones de estas mismas de hace 10 años que marcan 10 minutos cada una y aquí duraron lo justo. La gente estuvo tan correcta como Clapton, era como para estar sentado la mitad del show, creo que las 30000 personas que habrían en el recinto se dedicaron a escuchar con un respeto casi religioso. ¿Es que esperábamos que Clapton perdiera el control? No se volvió loco en ningún momento, aunque calculadamente trataba de emular la sensación de catarsis.

Me pareció una gran cosa que abriera con el clásico blues (solo y acústico) llamado Key To The Highway, en vez de tocar Driftin' Blues, con esto quiero decir que es un poco rememorar la experiencia del Riding With The King junto a BB King. Y al mismo tiempo el cierre fue inesperado con una versión media lounge jazzy de Somewhere Over The Rainbow. Luego de esa canción de cuna difícilmente el estadio se hubiese venido abajo pidiendo por otra. Igual la gente pidió más... porque estuvo bien. Fueron dos horas y se hizo corto. ¿Qué más se puede decir? Eric Clapton hizo su segunda y última visita a nuestro país.


"ESTE SERÁ MI ÚLTIMO TOUR LATINOAMERICANO"

A continuación, en una entrevista aportada por la productora DG Medio, Eric Clapton nos da algunas señales de lo que será su última gira por tierras sudamericanas y sus planes futuros de mantenerse por más tiempo junto a su familia en Inglaterra.



- ¿Es verdad que será tu última gira y en especial para Latinoamérica?

Sí, este va a ser mi último tour. Posiblemente seguiré haciendo presentaciones pero sólo en Nueva York o Inglaterra, pero nunca más realizaré estas extensas giras, por lo tanto es la última vez que actuaré por estos lados.

- Teniendo en cuenta la gran cantidad de seguidores que tienes ¿Por qué decidiste no hacer más giras?

La razón principal es porque tengo una hija recién nacida y prefiero quedarme con ella. Creo que para ser un buen padre es necesario que pase mucho tiempo con ella, eso es lo que más me interesa en estos momentos.

- El último álbum muestra un claro regreso al blues ¿Esto representa una madurez o un reencuentro con esas raíces y todo lo que ello representa?

Sí, eso es totalmente correcto. Yo siempre he estado alrededor de ese círculo y ahora aprecio la música de una forma mucho más natural.

- ¿Existen planes para un nuevo disco?

Sí, lo más probables es que empiece a trabajar en un nuevo álbum a comienzos del próximo año y tengo muchas ideas en mi cabeza que ya estoy desarrollando.

- ¿Qué harás después de esta gira por Latinoamérica?

Luego de Sudamérica viajaré a Japón y espero dedicarme a compartir con mi familia en Inglaterra durante el próximo año.

- Siendo una persona con una gran trayectoria que ha influido a tantos músicos y que ha pasado por distintos estilos ¿Crees que aún queda algo por aprender que te siga haciendo crecer?

Siempre estoy tratando de aprender a escuchar y tocar al mismo tiempo. Hasta el momento ha sido muy difícil para mí y no lo he logrado. Es en eso en lo que más trabajo para perfeccionarme.

- Acerca de los últimos acontecimientos que han ocurrido en Estados Unidos ¿Te han propuesto hacer algún concierto benéfico para ayudar a las personas que sufrieron algún daño?

No tengo ningún plan de hacer algo por el estilo. Estoy muy triste, porque tengo una relación muy cercana con los norteamericanos, con su cultura y su gente, pero no creo que pueda hacer algo por ellos.

- Estos hechos han provocado que varios artistas cancelen sus actuaciones ¿Pensaste en algún momento suspender el tour?

Creo que eso no es una buena idea. Aunque ocurran cosas dolorosas la vida tiene que seguir; cuando murió mi amigo Steve Ray (Vaughan) y mi hijo de cuatro años, entré en una gran crisis y sufrí mucho, pero creo que lo mejor fue seguir trabajando. Estoy seguro que debe ser de esa manera.

- Considerando el nacimiento de nuevas tendencias musicales durante las últimas década ¿En qué lugar crees que está tu música en estos momentos?

No tengo idea, creo que a mi música la llaman rock clásico, pero todavía soy un músico de blues y no tengo nada que ver con las nuevas generaciones.

- ¿Crees que hay algunas canciones que tienes que tocar obligatoriamente en las actuaciones en vivo?

Sí, por supuesto, esos temas siempre están.

- ¿Cuáles son esas canciones?

Ya lo verán, porque las voy a tocar y todo Chile se dará cuenta cuáles son.

- ¿Qué recuerdos tienes de tu trabajo con B. B. King?

Lo que más recuerdo es cuando tocábamos la guitarra acústica juntos, sólo él y yo. Fue algo maravilloso que nunca podré olvidar.

- ¿Hay alguna posibilidad de sacar un nuevo álbum con las canciones de este tour?

Sí, estamos muy ansiosos de poder grabar un disco con todas las canciones en vivo.


Comentario: Alfredo Lewin.

Entrevista: Departamento de prensa DG Medios.

Contenido Relacionado