Él Mató a un Policía Motorizado: La nueva revolución

El conjunto reforzó su lazo con el público nacional

Sábado 1 de septiembre, 2018
Coliseo Santiago

Con el rock argentino mostrando agotamiento, la nueva revolución vino desde sonidos más delicados. Es el indie, que por nuestras tierras cuenta con numerosos exponentes de buena factura, el que vino a darle un respiro a los sonidos trasandinos más distorsionados que parecieran fueron quedando sin nuevas ideas y sin nuevos exponentes. En esos terrenos, Él Mató a un Policía Motorizado se instala como líder del género. Formados en 2003, los de La Plata han conquistado a la crítica y se han ganado espacio entre los auditores y los festivales. Con esas credenciales, anoche se presentaron en el Teatro Coliseo en un contundente espectáculo que tuvo como invitados a los argentinos Usted Señálemelo y los locales Ases Falsos.

Usted Señálemelo abrió los fuegos cerca de las 20 horas, ante un público que de a poco iba llenando los espacios del recinto. Los mendocinos muestran parte de su nuevo disco, titulado “II”, frente a un público dispuesto a deleitarse con su propuesta llena de referencias a lo que ha sido el rock argentino. “Olé, olé, olé, Usted, Usted”, canta parte del público mostrando su fidelidad con el colorido conjunto. Minutos después es el turno de Ases Falsos, quienes se plantan en el escenario con la propiedad de un conjunto experimentado. El grupo liderado por Cristóbal Briceño repasa su más reciente trabajo, “Mala fama”. Reforzados con percusiones y apoyo en las guitarras, el conjunto expone su sólido presente encumbrándose quizás como el mejor grupo nacional del género.

Pasadas las 23.00 horas, Él Mató a un Policía Motorizado salta a escena, con un buen marco de público. Santiago Motorizado, su cantante, enseña de entrada su sólido canto con la conmovedora ‘Magnetismo’, del disco “”La dinastía Scorpio" (2012). Los argentinos van desplegando los track de “La síntesis de O’Konor” (2017), que despiertan el entusiasmo de los asistentes. Algunos, a la usanza de conciertos más acalorados, se montan encima del público para ser transportados en andas. El público, en su mayoría juvenil, muestra su pasión por el conjunto. Es el nuevo rock. ‘Nuevos discos’, ‘La noche eterna’ y ‘Las luces’ siguen en la lista. El espectáculo es contundente. “¿Quieren una más o ya está?”, pregunta el cantante casi al final del show. El público rendido hace largo rato no duda en seguir a la carga.

La nueva revolución musical está ahí. El rock tomó nuevas formas. O volvió a pedir ayuda al viejo indie que tantas veces vino en su ayuda. Como en los noventa. Como en la década de 2000. Como ahora. El que no lo crea, puede seguir escuchando clásicos en su Pentium 1. O donde pueda.

Juan Pablo Andrews
Foto

Contenido Relacionado