DIMMU BORGIR

Una noche de culto al armagedon

Teatro Providencia
26 de abril de 2004

La diferencia más grande entre las expectativas creadas la primera vez que Dimmu Borgir se presentó en nuestro país, a lo que acontecía los días anteriores a este nuevo concierto, es que en primera instancia se esperaba a una de las bandas de cabecera del Black Metal mundial y ahora, esperábamos a un grupo que se está encaramando en los primeros lugares del Metal mundial en general. Es esta misma 'alza' en las expectativas lo que generó que todo el mundo estuviese al borde de la desesperación porque el concierto partiera lo más pronto posible y así, volver a vivir lo acontecido cuando Dimmu Borgir se presentó en Chile como parte de la gira mundial de "Puritanical Euphoria Misanthropia".

Intro de por medio y Dimmu estaba en el escenario, partiendo con dos temas del álbum que les abrió las puertas al mercado masivo, me refiero a "Enthrone Darkness Triumphant" y los cortes 'Spellbound (by the devil)' e 'In Death's Embrace'. Con ese comienzo ya podíamos notar que el sonido no estaba al nivel de la primera producción, la batería no tenía la claridad que esperábamos y los teclados estaban demasiado bajos con relación a la potencia con que se desplegaban las guitarras. Tercer y cuarto tema y ya pasamos al nuevo álbum Death Cult Armageddon con 'Vredesbyrd' y 'Cataclysm Children', donde la reacción del público fue impresionante, dejando entrever que la aceptación hacia el nuevo trabajo de Dimmu no es solamente algo que se esté generando en Europa.

Sigue el concierto y Dimmu nos ataca con un repertorio basado íntegramente en sus cuatro últimos álbumes, con temas como 'Kings of The Carnival Creation', 'Allegiance', 'Arcane Life Force Mysteria' y 'The Insight & The Catharsis'. No incluyen nada de los primeros cedés "Stormblast" o "For All Tid", algo que muchos fans de la etapa primigenia de la banda no deben haber disfrutado mucho. Pero bueno, Dimmu Borgir se ha catapultado a un éxito que, creo, ni ellos esperaban desde "Enthrone Darkness Triumphant" en adelante. Por ello, resulta comprensible que sea específicamente en ese material en el que centren el playlist de sus presentaciones.

Se viene el primer 'hit' masivo de Dimmu, 'Mourning Palace' y el Teatro Providencia casi se viene abajo. Shagrath y compañía se notan entusiasmados y 'conmovidos' por la reacción de los asistentes y al terminar el tema se retiran agradeciendo al público y marcando lo que, a esa altura, todos pensamos sería la primera despedida para, luego, volver y seguir con el concierto. Después de un breve instante, Dimmu Borgir entra nuevamente a escena y se despacha 'Progenies Of The Great Apocalypse' y 'Perfection or Vanity' y se retiran nuevamente del escenario. En ese momento, NADIE de los que estabamos ahí pensó jamás que eso sería todo y que el grupo no volvería para otro BIS, ya que llevaban cerca de 55 minutos de show, y no daba para temer que los noruegos se despedirían definitivamente después de tan corta presentación.

Salvo unos pocos que entendieron el mensaje y se retiraron del recinto, el público en masa se quedó esperando por la vuelta de la banda. Ni siquiera el hecho de que prendieran las luces del recinto logró que nos diéramos cuanta que el show ya no seguía y que sólo quedaba retirarse (indignados) del lugar. Realmente lamentable el hecho de que ya, cuando todos estábamos enganchados con el show, la agrupación se despida y nos entregue menos de una hora de música.

No dio siquiera para discernir si el nuevo batero de sesión, el danés Reno Kiilerich, era un digno reemplazante para Nicholas Barker... y a propósito de este punto, es donde podemos encontrar una explicación para lo corto del nuevo show de Dimmu Borgir. Como ustedes recordarán, la banda tuvo un montón de inconvenientes y retrasos para encontrar un baterista que lo acompañara en esta gira y en el Ozzfest, por esto, incluso, se pensó en suspender los shows por Sudamérica, pero a último momento se encontró a Reno y se siguió adelante con las presentaciones agendadas. Es de suponer que no hubo tiempo suficiente como para aprenderse o ensayar un set más largo y por esto se remitieron sólo una hora de show.

Todas éstas son conjeturas, ahora depende de cada uno de ustedes el decidir si hubiesen preferido que la gira se suspendiera y esperar algún tiempo más para haber visto a Dimmu Borgir nuevamente en Chile. Personalmente me quedé con gusto a poco, y mi voto va para haber aplazado el tour y luego poder decir que valió la pena la espera. Ahora y a pesar que puedo entender la situación, igual me siento defraudado.

PLAYLIST
-Intro
-Spellbound (by the devil)
-In Death's embrace
-Vredesbyrd
-Cataclysm Children
-Kings of The Carnival Creation
-Allegiance (intro)
-Arcane Life Force Mysteria
-The Insight & The Catharsis
-Mourning Palace
-Progenies Of the Great Apocalypse
-Perfection or Vanity

ALASTIS

Contenido Relacionado