Aniversario #RX18: 100% girl power

Cler Canifrú, Frank’s White Canvas y L7 demostraron la fuerza del rock femenino

Viernes 30 de noviembre, 2018
Club Chocolate

Último día de noviembre, 19.00 horas y el Club Chocolate abre sus puertas para lo que prometía ser una tremenda celebración: Se cumplían 18 años de Rockaxis y había que festejar con todo. Las encargadas de animar la noche, fueron tres tremendas bandas: Cler Canifrú, Frank’s White Canvas y las estadounidenses L7, que hacían su debut en nuestro país.

La primera en salir a escena fue Cler Canifrú, que comenzó su presentación con una de las destacadas de repertorio, 'Escorpiones'. El público se empezó a prender y algunos toman posición de pie frente al escenario. Con potencia y precisión, hizo un repaso reducido de su repertorio debido a problemas de tiempo; con canciones como 'Buzo', 'De pie' y 'Dormida en la nieve'. Este último, single de su más próximo trabajo discográfico, “Agénesis”. La guitarrista agradeció a quienes llegaron temprano para poder verla, entregando a éstos un show lleno de energía y talento.

Antes de despedirse, Cler y su banda interpretan 'Of the Light' y posteriormente, llaman a Masiel Asecas –líder y compañera en Lilits- para que suba al escenario a interpretar el clásico de Bikini Kill, 'Rebel Girl'. “¡Esto es histórico! Ya que como nunca, somos casi puras mujeres hoy”, dice Masiel segundos antes de cantar junto a Canifrú. Así se dio fin a la que sin duda, fue una gran apertura para lo que se venía más adelante.

_JPM9959.jpg

Luego de 20 minutos de break, fue momento de recibir en escena al dúo pop-rock chileno Frank’s White Canvas y desde un inicio, se vio a fanáticos con sus poleras disfrutando y coreando cada canción mientras seguía llenándose el Club Chocolate. Una intro + 'Bullseye' dieron el inicio perfecto a una presentación potente y llena de complicidad. Donde también se disfrutó de canciones como 'Grey devenir', 'Wake Up', 'Let It Go' y 'Secret Garden'. Con el tremendo desplante de Karin y la enorme fuerza de Francisca en la batería, es difícil que el público decaiga. “Estamos muy agradecidas de estar aquí, en el aniversario de la revista de rock más importante de Chile y con tres bandas lideradas por mujeres” remata Karin, antes de despedirse a las 20.50 horas entre gritos de los asistentes con 'Good Rebel'. Una vez finalizada la presentación de las chilenas, el público pidió a gritos que volviesen a tocar una última canción; pero por problemas de tiempo, esto no fue posible.

_JPM0191.jpg

Tras 50 minutos de descanso, comienza a sonar Pussy Control del gran Prince; una previa perfecta para dar la bienvenida a L7, que se presentaba por primera vez en Chile. “Están listos para perder el control, Santiago?” fueron las primeras palabras de las banda en el escenario, las que dieron inicio a un show potente con 'Deathwish', donde el bajo de Jennifer Finch fue el principal protagonista. Le siguieron casi sin descanso, clásicos como 'Andres', 'Everglade' y 'Monster', frente a un público que no tomó descanso alguno durante la presentación de las estadounidenses.

Entre cervezas, la agrupación dio paso a 'Scrap', 'Fuel My Fire' y 'One More Thing', mientras se armó un mini mosh pit. Y es que hasta quienes estaban sentados, se pusieron de pie para disfrutar de este cuarteto que a pesar de la trayectoria e inactividad durante algunos años, no ha perdido la actitud y calidad musical. “Ahora tocaremos una canción para beber” dice Sparks antes de 'Off the Wagon', canción celebrada por los eufóricos asistentes. Posteriormente interpretaron 'I Need' y 'Slide', momento en el que ocurrió un impasse que obligó a L7 a detener el show durante algunos minutos. El ambiente era tenso, pero tras un breve receso, las estadounidenses volvieron al escenario a seguir con la fiesta. Es el turno de 'Crackpot Baby' y casi sin pausa, le siguieron 'Must Have More', 'Drama', 'I Came Back to Bitch' y 'Shove'. Se respira punk rock y grunge en el ambiente; estilos que mezclados, logran la solidez de una banda como L7. Donde casi no se vieron smartphones, sino que como pocas veces en la actualidad, el público se dedicó a disfrutar como en los viejos tiempos.

Tras dedicar 'Dispatch From Mar-a-Lag'o a Donald Trump entre abucheos y un mosh pit al más puro estilo de los 90, cierran con el clásico 'Shitlist' y se retiran del escenario, volviendo a los pocos minutos con el encore: 'American Society' -original de Eddie & the Subtitles- es interpretada entre la euforia de un público que jamás demostró cansancio. Luego suena otra de las más icónicas: 'Pretend We’re Dead' es coreada por todos a modo de himno. Tras hora y media de potente show, cierran con 'Fast and Frightening'.

Rockaxis celebró a casa llena un nuevo aniversario, donde los asistentes fueron testigos de una increíble jornada de power femenino a cargo de tres excelentes representantes. Si bien hubo algunos problemas técnicos, nada impidió que la fiesta continuara.

Bárbara Sherman
Fotos: Juan Pablo Maralla

Contenido Relacionado