Andy Summers: Con toda autoridad

El guitarra recorrió su brillante historia junto a The Police

Martes 26 de junio, 2018
Teatro Caupolicán

Un poco de datos históricos: Antes de unirse a The Police, Andy Summers ya era un experimentado guitarrista de la escena inglesa. Estuvo en los albores de la movida psicodélica londinense con Dantalian’s Chariot, se fue de gira con The Soft Machine y durante unos meses fue parte de The Animals. Como sesionista, sus servicios fueron requeridos por ilustres como Jon Lord, Mike Oldfield, Neil Sedaka y Kevin Ayers en plan solista, estableciendo con eso un grado de aproximación con la legendaria cofradía de Canterbury. Es decir, ayer nos visitó un testigo directo de varios hitos importantes cuando se habla del legado musical británico, alcanzando el estrellato absoluto junto a Sting y Stewart Copeland en pleno período post explosión del punk. A pesar de los tremendos antecedentes, tan sólo cerca de mil personas llegaron al Teatro Caupolicán para verlo en vivo.

La presencia del nacido en Poulton-le-Fylde en nuestro país tenía un motivo único, tributar a su proyecto más exitoso. Acompañado de Rodrigo Santos (bajo y voz) y João Barone -imposible otro más idóneo para el puesto, pues se trata del baterista de Os Paralamas Do Succeso, hijos brasileños de The Police-, el guitarrista ofreció al público nacional un recorrido conciso pero suficiente para conmover. Punto a favor: los asistentes sabían lo que recibirían, por lo que Summers no necesitó de convencer con artilugios de más. Para el arranque, con ‘Synchronicity II’, ya tenía a la gente en el bolsillo. Poco importó el paso en falso ‘Roxanne’, el peso de los clásicos era mucho más fuerte y tener a uno de sus creadores sobre el escenario compensaba cualquier eventual error.

Qué imbatibles hits logró producir The Police. Todos conocemos a la banda pero aún así resulta una locura caer en la cuenta de que sólo bastaron cinco discos en igual cantidad de años para quedar en la historia. En el Teatro Caupolicán los clásicos caían sin demora. ‘King of Pain’, ‘De Do Do Do, De Da Da Da’, ‘Every Breath You Take’ puntuaron alto entre las más ovacionadas. Con sus dos acompañantes, Summers desplegó un armazón con pocos ripios. ‘Spirits in the Material World’ abrazó el reggae sin concesiones, mientras que ‘Walking on the Moon’ sonó mucho más musculosa que la original. The Police era también la unión de tres vistosos instrumentistas. Con eso en mente, Santos y Barone cumplieron su cometido, ejecutando con solidez pero en pleno conocimiento de que el protagonista era otro. ¿Alguna duda de la validez de Andy Summers al venir con repertorio del conjunto? No lo olvidemos, esas canciones también son suyas. El riff de ‘Message In a Bottle’ debería resumir todos los argumentos a favor.

Jean Parraguez
Fotos: Juan Pablo Maralla

Contenido Relacionado