Adler's Appetite

Noche de destrucción

Adler’s Appetite + Sweet Rose
Club Rock y Guitarras
Sábado 15 de septiembre de 2007


Para comenzar vale la pena estipular que previo al show de la banda comandada por el ex gunner, el baterista Steven Adler, resultaba complicado tratar comprender la lógica de un grupo de estas características, saber cuál fue el objetivo del músico de conformarla, si sus pretensiones apuntaban a crear un nuevo concepto o sólo continuar a la sombra de lo que fue su corto pero productivo paso por Guns N’ Roses.

Felizmente, los que estuvimos presentes en lo que será recordada como la inolvidable noche que pudimos presenciar un pedacito de la simbiosis que produjo uno de los discos más importantes en la historia del rock, fuimos testigos de un gran espectáculo que puso en manifiesto que lo de Adler es simplemente seguir su destino: morir tocando los tarros del "Appetite for Destruction".

No cabe duda que la mística de Guns N’ Roses y todo lo que tenga relación con ellos siempre va a causar gran expectativa en nuestro país y, en esta oportunidad, esta premisa no fue la excepción. Teniendo como antecedente la gran fecha realizada en Valparaíso el día anterior, donde el candente Huevo casi revienta con los guitarreos de Michael Thomas y Kristy Majors, el show de Santiago se presentaba como la gran oportunidad de volver a empaparse con lo mejor del rock de los '80, sin duda toda una fiesta.

De esta manera, a las 10 de noche en punto, los encargados de abrir el importante evento fueron los muchachos de Sweet Rose, que, a estas alturas, ya son un referente obligado en cualquier actividad que tenga que ver con los Guns, y que por su calidad, se han trasformado en el tributo chileno más importante a la recordada banda norteamericana.

Con un variado repertorio que, inteligentemente, sólo incluyó canciones noventeras, los músicos nacionales fueron el preámbulo ideal para dejar muy encendidos los ánimos con temas como ‘Down on the Farm’, ‘Yesterdays’, ‘Knocking on heaven’s Doors’, ‘Don’t Cry’, ‘November Rain’, ‘You Could be Mine’, entre otras. Sólo se puede concluir que la presentación, como ya es costumbre, estuvo sólida, a la altura de las circunstancias y que bajo el escenario los comentarios de admiración por la similitud alcanzada con Guns se escucharon por doquier.

Así las cosas, con los ánimos demasiado encendidos, la adrenalina a full y las cervezas alzadas como bandera de lucha, entró en escena lo que todos esperaban; el legendario rubio melenudo apareció con su imponente banda y ya antes de comenzar a tocar el público ya estaba rendido a sus pies.

Uno a uno se fueron sucediendo los temas que componen el influyente “Apetito de Destrucción” y un repleto y agitado Rock y Guitarras coreó cada uno de sus éxitos ‘It’s So Easy’, ‘My Michelle’, ‘Rocket Queen’, ‘Nigthrain’, ‘Mr. Brownstone’ y una agradable versión de ‘Sin City’ de AC/DC fueron algunas de las más disfrutadas por la exaltada audiencia.

Pero hasta ese momento todavía faltaba vivir el clímax de la noche y así fue como la banda conformada, además del baterista, por el bajista Chip Z’Nuff, el impecable vocalista Colby Veil, y los ya mencionados guitarristas Kristy y Michael, cerraron con una electrizante ‘Sweet Child O’ Mine’ y para poner el broche de oro a una noche redonda ‘Welcome To the Jungle’ hizo enloquecer a un satisfecho público. 

Sin duda que esta notable presentación de Adler’s Appetite nos dejó varias conclusiones. Lo primero y quizás lo más importante es resaltar la calidad del grupo al que no le queda para nada grande el repertorio, demostrando así que esta es una banda de verdad. Un show de primer nivel que dejó muy en claro que el mal llamado “pariente pobre” del los Guns N’ Roses tiene los cojones suficientes para seguir repartiendo la destrucción por todo el mundo hasta que su fuerza se lo permita.   

“El hombre tras los tarros”

No fue para nada el mejor momento para poder mantener un diálogo con el legendario ex músico de los Guns N’ Roses. Claro, una conversación post show en camarines puede resultar caótica. La adrenalina todavía al máximo, las groupies peleándose por un poco de cariño de la estrella, el alcohol, las drogas y las ganas de seguir carretando de la banda son barreras muy difíciles de superar como para poder obtener la atención de los artistas. Sin embargo, es imposible no jugársela teniendo aunque sea una pequeña chance para conocer algo más de Adler.

Fue en este ambiente de jolgorio total que el amable baterista accedió a tener una breve charla y responder algunas preguntas muy puntuales acerca de su presente como músico, su futuro y, cómo no, lo que sin lugar a duda configuró su vida: Guns N’ Roses.     

Acabamos de presenciar un excelente show, ¿cuál fue tu percepción desde el escenario?

Steven Adler: “Sentí un energía increíble. Siempre me habían hablado de lo efusivo que es el público de Latinoamérica pero es algo que tienes que vivirlo para poder comprobarlo. Quedamos muy satisfechos de haber visitado estas tierras, el cariño de la gente se manifestó en cada momento, en cada sitio que visitamos acá. Una experiencia inolvidable que mantendremos siempre viva en nuestros corazones”.   

Existía incertidumbre acerca de la banda, el show demostró la calidad que tienen en vivo…

S.A: “Hemos alcanzado una buena conexión entre nosotros. Tuvimos varios problemas para mantenernos juntos, pero el esfuerzo ha dado resultados positivos”.

¿Cuál fue tu principal objetivo al formar una nueva banda?

S.A: “No puedo vivir sin la música necesito tocar rock para poder mantenerme en pie es una vía de escape a muchos aspectos de mi vida, es así de simple”

En su momento hubo muchas versiones acerca de tu alejamiento de GNR, sería bueno tener tu visión de lo acontecido.

S.A: “Yo nunca me he alejado de GNR, ellos se alejaron de mi. Próxima pregunta”

Por lo visto no es un episodio superado, ¿cómo fue reencontrarse con Duff, Izzy y  Slash en la celebración de los 20 años de "Appetite for Destruction"?

S.A: “Siempre va a ser grato encontrarse con viejos amigos, en realidad nunca hemos perdido contacto, solo vivimos realidades diferentes, lo pasamos muy bien en ese momento, sentimos una energía muy positiva entre nosotros”.

Y con Axl ¿qué tipo de contacto tienes?

S.A: “No tengo nada en contra de él, siempre que podemos nos juntamos a conversar, él es algo especial, tú sabes”.

¿Has escuchado algo de "Chinese Democracy"?, ¿por qué piensas que ha tardado tanto su salida?

S.A: “Ese disco es una mala broma”

¿Y el trabajo de tus ex compañeros con Velvet Revolver?

S.A: “Es algo distinto, un grupo nueva con una disposición diferente. He disfrutado mucho con su trabajo. Me gustaría compartir escenario con ellos pero creo que sería demasiado dos bandas tributo a la vez (risas)”.

¿Por qué crees que "Appetite for Destruction" provocó tal impacto?

S.A: “Fue un disco único, poseedor una fuerza increíble y de una energía única.  Creo que la vibra que tiene ese álbum no ha podido ser superada por ningún otro grupo, tiene todo lo necesario para hipnotizar a la gente, todas las canciones estan bien puestas, o acaso tu sacarías alguna (risas)”. 

Por último, lo que todos los fans quieren saber, ¿piensas que sería posible una reunión de GNR clásico que todos recuerdan?
 
S.A: “La vida me ha enseñado a comprender que nada es imposible”

Cristian Jara B.
Fotos: Ignacio Orrego

Contenido Relacionado