Se encuentra usted aquí

The Pretty Reckless: El show de Taylor Momsen

The Pretty Reckless: El show de Taylor Momsen

Ella fue lo más destacado en su regreso a Chile
The Pretty Reckless: El show de Taylor Momsen

Jueves 16 de marzo, 2017
Teatro Cariola

El año pasado, cuando salió "Who You Selling For", el último disco de The Pretty Reckless, la principal figura del grupo, Taylor Momsen, vocalista y coautora de sus canciones junto al guitarrista Ben Phillips, habló un montón sobre la superioridad del álbum como formato por sobre el single, las virtudes de grabar de forma análoga como ellos y el orgullo que le producía estar en una banda que no se valía de artimañas digitales. Un discurso cien por ciento rockista, armado para compensar los complejos de una banda que nació con una crisis de legitimidad de la que nunca ha podido recuperarse. En vivo es peor todavía: Partiendo por un volumen que, en búsqueda de altura, perdió cualquier atisbo de definición. Hay discos de shoegaze en los que se distingue más la voz y se entienden mejor las letras. Tampoco había forma de aislar individualidades instrumentales entre la masa uniforme de tarros y chirreos.

No recuerdo un concierto en el Cariola que haya sonado peor, aunque no vi a nadie en el semivacío teatro que estuviese pendiente de la imperdonable calidad del audio. Solo presencié el delirio que causa Taylor Momsen. Había un coro notoriamente femenino que le gritaba "mijita rica" o exigía "la polera, la polera", parecido a lo que ocurrió dos días antes en La Cúpula con Jake Bugg, otro que ha intentado perfilarse como rockero teniendo características de ídolo pop, al que le pedían "la colita". La señal más inequívoca de admiración, la copia, estaba presente de alguna forma en el look de la mayoría de las adolescentes que llegaron al recinto. Pero no hay que quedarse sólo con las apariencias, eso sería subestimarlas a todas ellas. Taylor Momsen, o The Pretty Reckless (que al final es el nombre de fantasía para una solista rockera escoltada por músicos intercambiables) si se quiere, provoca lo que provoca porque representa un tipo de personalidad que muchos desearían tener. Es alguien que dejó una carrera en televisión para dedicarse a la música. O sea, alguien que tuvo el valor de dedicarse a hacer lo que más le gustaba.

Pero el pecado capital de Momsen fue que se vio demasiado preocupada de cultivar una imagen que no está a su alcance. Igual que Jenny Humphrey, su personaje en la serie "Gossip Girl", Momsen trata desesperadamente de encajar en el molde de lo que una rockera debería ser. Su lenguaje corporal sugiere tormento y misterio, sin embargo, cuesta creer en el tormento de una mujer que ha sido una eterna triunfadora y en el misterio de una artista expuesta en los medios desde muy temprana edad. Momsen claramente le ha prestado atención a Janis Joplin ('Follow Me Down') y a Motörhead ('Oh My God'), así como al grunge, en especial a Alice In Chains, pero aún no desarrolla nada que la distinga como ente netamente musical. Todo ese carisma arrollador no ha alcanzado a traducirse en una estampa única. Eso sí, nadie en su sano juicio debería descartar a Taylor Momsen. Tiene apenas 23 años y crecer en público nunca ha sido fácil. Los discos, por cierto, no están nada mal, cada uno más crudo que el anterior. Lástima que el sonido esta vez atentó contra la debida apreciación de su trabajo. Para la otra.

Juan Pérez
Fotos: Jorge López

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Chris Cornell Videos: Incubus, Dream Theater, Aerosmith y más tributan a Chris Cornell 6 meses 4 semanas
Galeria The Pretty Reckless The Pretty Reckless 9 meses 5 días
Entrevistas The Pretty Reckless The Pretty Reckless: Rock and roll a todo volumen 9 meses 6 días
Videos The Pretty Reckless Oh My God 10 meses 1 semana
Novedades The Pretty Reckless The Pretty Reckless vuelve a Chile en marzo del 2017 1 año 5 días