Se encuentra usted aquí

Sinergia y sus invitados llenaron el sábado de música

Sinergia y sus invitados llenaron el sábado de música

Bien acompañada, la banda celebró sus 25 años en el Teatro Caupolicán
Sinergia y sus invitados llenaron el sábado de música

Sábado 12 de agosto, 2017
Teatro Caupolicán

Don Rorro se pasea por la entrada del Caupolicán apenas abren las puertas. Son las 16.30. El músico mira cómo ingresa la gente. Uno por uno, saluda y se saca fotos con quienes se lo piden. Se ve impaciente. Tal como cuando un niño espera que su fiesta de cumpleaños comience pronto. Impaciencia que de seguro se emparentó con la gratitud de poder festejar 25 años en las pistas. Tiempo de sobra para considerar al grupo en la línea de los experimentados. Entonces, la fiesta no podía ser de otra manera. Punk, rock, pop, ska y música bailable, fueron los géneros presentes en la jornada, casi como una suerte de disección de todos los estilos que Sinergia ha mezclado para dar vida al “metal pájaro”.

El inicio es puntual. El power trío temuquense Alectrofobia arremete en el escenario con una buena descarga de potentes riffs. Los sureños muestran parte de su disco "Imbécil", producido por Angelo Pierattini y masterizado por Chalo González. ‘Demolición’, cover de la banda peruana Los Saicos, genera interacción con el público y se convierte en un punto alto de su presentación.

Luego vino el turno de los BBS Paranoicos, quienes a fines de 2016 tuvieron su propia fiesta de 25 años, con la banda de Don Rorro en la lista de invitados. Ahora fue la vuelta de mano. ‘Ruidos’, del disco "Capital" (2003), abre los fuegos. Los primeros mosh empiezan a aparecer en la pista, ante la artillería del cuarteto. 'Niños araña', de Sinergia, es interpretada por BBS Paranoicos, como ofrenda para los festejados.

Pero no sólo música hubo en la jornada. El stand up comedy también tuvo espacio con las intervenciones de Joyán Cordero y Bernardita Ruffinelli, quienes con sus rutinas aportaron a la dinámica festivalera.

Son las 18:30 y los Ases Falsos pasan a escena. Mientras la banda se instala, Cristóbal Briceño se pasea por el escenario mirando el suelo. De pronto, el cantante empieza a entonar la melodía de ‘Búscate un lugar para ensayar’ a capela. Apurado, Martín Del Real se prepara para entrar con los acordes en la guitarra, pero Briceño le hace un gesto para que lo tome con calma. El vocalista desarrolla toda la línea melódica inicial en solitario y se gana de entrada al público. El conjunto muestra todas sus virtudes en el escenario, con un Briceño haciendo gala de su histrionismo. ‘Gehena’ pone la guinda de una presentación sólida.

Tras dos horas y media del inicio, el evento toma ribetes de fiesta bailable. Los peruanos Barrio Calavera aportan toda su colorida música pachanguera con dosis de cumbia y ska. El público los recibe con cánticos y círculos de baile al medio de la cancha. Los peruanos dejan la mesa servida para que Guachupé haga lo suyo.

La ubicación de Guachupé en el cartel del evento no pudo haber sido más atinada. De todos los invitados, eran lejos los más fiesteros. Puestos junto antes de Sinergia, su paso por el escenario dejó al público entusiasmado, sobre todo a los que llegaron especialmente a verlos (desplegando banderines y la clásica parafernalia futbolera que acompaña al grupo). La estela de alegría que dejaron se corresponde con su prestigio, cada vez mayor en una escena local de música bailable que crece y crece, y que los reconoce como referentes. De hecho, en el libro "Santaferia, la ruta del huracán", Cristóbal González habla de ellos como pioneros en el uso del lenguaje que ayudó a configurar la nueva cumbia chilena.

La llegada de Sinergia supuso la culminación de una jornada generosa en duración y diversidad de propuestas, dos características que también marcaron al número central. En sus 25 años de existencia, los hijos más ilustres de Conchalí desde Zalo Reyes han desplegado una vasta riqueza sonora, un rasgo suyo que no siempre se destaca lo suficiente. Como se apunta en la entrevista que le concedieron a este medio en la previa del show, tocar las canciones del sexteto no es una tarea sencilla. En su caso, el sentido del humor no es una fachada para cubrir la falta de sustancia. Al contrario, es la forma que encontraron de hacer fácilmente digerible la enorme complejidad de su música.

El aniversario de Sinergia fue una exhibición de lo versátil que ha llegado a ser el metal pájaro, prácticamente una esponja de estilos, la única plataforma capaz de darle sentido y contexto a ideas tan disparatadas como meterle canto gutural al cover de una cumbia (la parte de 'Agua que no has de beber' en el mix bailable 'Vacilón pajarón') o invitar al periodista deportivo Rodrigo Sepúlveda al escenario para ser parte del spoken word 'Yo mojo la camiseta', que debe ser la canción sobre fútbol más graciosa que se ha hecho en Chile desde 'El partío' de Cholomandinga, y que en la versión del recién lanzado disco "La hora de la verdad" también incluye al mismísimo "Peineta" Garcés.

En el cumpleaños de Sinergia no tiene nada de raro que una mascota, obviamente un pájaro, le sirva sopaipillas al público ('Sopaipillas con mostaza') o que los ochenteros Aparato Raro sean reinterpretados en 8-bits ('Calibraciones'). Hay espacio hasta para su ex bajista, Alexis González, un flashback a la década pasada. Cabe lo que sea: con igual soltura citan a Los Peores de Chile cubriendo 'Síndrome Camboya' y después, minúsculamente, a Cypress Hill dentro de 'Chupatron', que sigue siendo un buen ejemplo de lo bizarro que puede llegar a ser el grupo, igual que 'Chilerobot', una pieza de ficción a la chilena donde las fuerzas sobrenaturales no se desatan en Nueva York o Washington como en el cine gringo, sino en lugares tan emblemáticos de Santiago como la calle Franklin o el Persa Biobío.

Incluso las reacciones que provoca el grupo presentan impresionantes variaciones. Se armaron fosos a la usanza más pura del metal, muy justificados por la intensidad que alcanzan ciertos pasajes, como 'Chacalín', que no se queda en mencionar a clásicos del metal, sino que también parafrasea su sonido. Sin embargo, algo diametralmente opuesto sucede entre muchas de las parejas presentes durante 'Mi señora': se miran con complicidad, se ríen, algunos de frentón se la cantan a sus pololas o esposas, es una escena chistosa, pero también enternecedora. Eso sí, no podemos hablar de parejas en este concierto sin mencionar a la que apareció en la pantalla y luego en el escenario con la banda. Dos fans de Sinergia que se enamoraron viendo al grupo y que los siguen a todos lados. A ellos fue dedicada una canción fundamental de su repertorio, 'Amor alternativo'.

Resulta natural que Sinergia despierte olas de empatía. Difícil no encariñarse con una banda que abraza todo lo que hace la rara y, por ende, única e irrepetible. Cuarentones entrañables que incorporan espadas lasers y trajes con luces tipo "Tron" a su espectáculo, y que hacen pensar en la versión ficticia de Lester Bangs en "Casi famosos", cuando dice que lo único que vale la pena en este mundo en quiebra es lo que compartes con otros cuando no eres cool. De ahí surge el nexo íntimo que tiene el sexteto con su gente. El vínculo de seguro debe pasar, además, por lo divertidos que son. Muerto antes que fome, cuando Don Rorro quiere activar a la audiencia lo que grita es "¡el que no salta es aburrido!".

Tal vez la cercanía que transmite Sinergia esté en su costado más atractivo, su faceta de observadores de la realidad, de documentalistas de la condición chilena. Porque, entre talla y talla, en sus letras asoman las realidades más incómodas del país. 'Toy chato' describe el estrés propio del santiaguino, 'Jefe' retrata los tira y afloja de la vida laboral de millones de compatriotas, 'Hágalo bien' reduce la política nacional a lo más básico para evidenciar sus falencias. Una de sus nuevas canciones, 'Lo leí en internet', se ríe en clave de samba de las mentiras que circulan por la red, listando un montón de ellas como "la Coca Cola sirve para broncear el cuerpo y el cambio climático es puro cuento". Sin embargo, la broma explota en nuestra cara porque algunas de las falsedades citadas son "las AFP son modelo para el mundo" o "Chile es de todos los chilenos". Auch. 25 años y Sinergia no pierde el filo.

Andrés Panes
Juan Pablo Andrews
Fotos: Peter Haupt Hillock

Galería Asociada: 

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Tocatas Camila Moreno + Ases Falsos en Teatro Centenario 0 seg
Tocatas Camila Moreno, Ases Falsos Camila Moreno + Ases Falsos en Teatro Municipal de Temuco 0 seg
Novedades Vive las Fiestas Patrias con Sinergia y Keko Yoma en vivo 4 días 13 horas
Shows Bbs Paranoicos BBS Paranoicos: En las venas de la memoria 1 semana 1 día
Tocatas Bbs Paranoicos BBS Paranoicos en Espacio San Diego 1 semana 2 días