Se encuentra usted aquí

Lollapalooza Chile 2018: Nubes desde Argentina

Lollapalooza Chile 2018: Nubes desde Argentina

Los reagendamientos y la salida de Liam Gallagher marcaron la jornada
Lollapalooza Chile 2018: Nubes desde Argentina

Tras lo ocurrido el sábado en el Parque O'Higgins, en que Royal Blood y Spoon se vieron obligados a posponer sus presentaciones por retrasos con la llegada de sus respectivos cargamentos traidos desde Argentina, nadie se imaginaba que podía venir algo peor. Mientras Moral Distraída estaba en el escenario VTR, pasada la 1 de la tarde, se comunicó que se reagendarían algunos shows durante la tarde, al mismo tiempo que, en Argentina, se comunicaba la cancelación de la jornada del domingo (que tendría a Pearl Jam, David Byrne y The National, entre otros), por las "severas condiciones climáticas ocurridas durante la noche", que incluían fuertes lluvias, tormentas eléctricas y ráfagas de viento. La programación del día domingo en Lollapalooza Chile cambió casi por completo.

Una vez, más, los productores a cargo del evento salieron airosos. Hubo cambios de horarios y de escenarios, Mac DeMarco, por ejemplo, fue trasladado de un escenario secundario a uno principal, tal como Tash Sultana, la multifacética artista australiana, que también saltó a una de las tarimas de mayor concurrencia de público. El grupo islandés de blues rock, Kaleo, tocó cuatro horas más tarde de lo programado, al costado de La Cúpula, y Liam Gallagher se presentó media hora después de la hora dispuesta. Aunque él es un caso aparte.

Kuervos del Sur: En su mejor momento
A estas alturas, Kuervos del Sur se han convertido uno de los nombres imperdibles en Chile, gracias al fantástico impulso que les dio su disco "El vuelo del Pillán". De hecho, ésta era su segunda vez en el festival de Perry Farrell, aunque ahora se presentaron en uno de los escenarios principales, a diferencia de su debut en 2016 en el Lotus stage. Hubo algo de nervios, no sabían si llegaría público a verlos a las 12 y media del día, pero su fanaticada respondió con creces. Coreando su nombre, cantando cada uno de sus temas, los Kuervos se vieron sobrecogidos con la respuesta de la audiencia, que los acompañó desde 'El vuelo' hasta 'Cenizas'. Además, agradecieron la reivindicación de bandas del continente (venían de un show en el afamado Vive Latino) y cubrieron a dos grupos referenciales, Caifanes ('Afuera') y Los Jaivas ('Águila sideral'). Una celebración, a todas luces.

Ribo: Dulce agresividad
Ribo por fin llegó a Lollapalooza Chile. El alejado Lotus Stage fue el lugar para el debut del conjunto viñamarino, un hito para un período de buenas noticias. “Máscaras”, su reciente trabajo de estudio, cosechó buenos comentarios, posibilitando viaje a regiones, al extranjero y ahora, su presencia en el festival. Con una puesta en escena propia -punto totalmente a favor, considerando que gran parte de las bandas se sometían a la pantalla central-, añadiendo oficio de identidad, el cuarteto se paseó por su propuesta, generosa en riffs y la potente y multifacética voz de Nicolás Díaz. ‘Nadie es normal’, ‘Función deseo’ muestran su acercamiento sonoro con Deftones. Una dulce agresividad.

Boom Boom Kid: Ven, siente el ruido
A pesar de ser una visita constante, siempre hay ganas de ver a Boom Boom Kid. La alta convocatoria en Lotus Stage fue la prueba definitiva del arrastre que el músico argentino provoca en esta parte del continente. Su propuesta furibunda, orgánica y urgente encontró eco en Lollapalooza. Sin dar respiro y dando muestras de una vitalidad que llega a sonrojar, recorrió varios instantes de su discografía, dejando a los fanáticos más que felices con ‘Jenny’, ‘I Do’, ‘Brick by Brick’, ‘Kitty’, ‘I Don’t Mind’. Tampoco olvidó su pasado en Fun People, con sendas interpretaciones de ‘Si pudiera (desde Ushuaia)’ -dedicada a Víctor Jara-, ‘Masticar’ y ‘Leave Me Alone’. Ruido desenfrenado pero totalmente bajo el control de la poderosa interpretación del nacido Carlos Rodríguez.

Kapitol: El segundo debut
Como varios de los artistas que se presentaban el día domingo, la banda de pop rock nacional también sufrió por las reprogramaciones. Un par de horas más tarde tuvieron que esperar los chicos para hacer su “segundo” debut en el festival. Como Kapitol, esta era la primera vez, pero sus integrantes ya se habían presentado en la edición 2015 bajo el nombre de Coffeehouse. Desde entones, varios cambios también se han anotado. Sin abandonar la prolijidad de su sonido, con claras influencias al pop británico de estadio (U2, Coldplay), propusieron un gran show en el Acer Stage. Sus singles en español ‘Sin decir nada’ y ‘Mundos de papel’ tuvieron gran recepción del público, y hasta tenían preparada una sorpresa: Gabygar –reciente ganadora en el Festival de Viña a “Mejor Canción”– los acompañó en una emotiva versión de ‘Linger’, homenajeando a Dolores O’Riordan. Muy emocionado, su vocalista Francisco Martínez no cesó en agradecer en cada momento su presencia en Lollapalooza y el aguante del público.

Tash Sultana: La sorpresa del día
La multiinstrumentista australiana Tash Sultana se vio muy beneficiada con el cambio de programación. Inicialmente, ella estaría en un escenario secundario, pero su show fue trasladado a la elipse del Parque O'Higgins, donde la recibió un marco mayor de público. La originaria de Melbourne dejó boquiabiertos a los miles de asistentes que se encontraban rodeando el VTR stage, mientras ella, con desenfado, canalizaba casi con furia a Hendrix, y pasaba con soltura desde el teclado a la trompeta, una drum machine, y de vuelta a la guitarra, con canciones desprendidas de su único registro, el EP "Notion". Su banda era ella misma, confeccionando loops envolventes, y también visitando desprejuiciadamente una gama de sonidos desde el trip hop al blues, del reggae al rock. La han llamado la "supermujer de las seis cuerdas", y aún ese apelativo queda corto. Pasó de tocar en las calles de su ciudad hasta ser figura de YouTube, y ser una de las figuras de Lollapalooza Chile. Hoy sin duda suma una nueva fanaticada.

Mac DeMarco: Raro
En el mismo escenario que horas antes Damas Gratis había dado un show de culto en esta versión del Lollapalooza –que hizo a miles bailar cumbia villera y mantener “las manitos bien arriba” y en movimiento, gesto inequívoco de la cultura del aguante– le tocaba hacer lo suyo al niño símbolo del indie rock, Mac DeMarco, ya un viejo conocido de esta tierra. Con una sorprendente ovación fue recibido en el Itaú Stage, y ‘On the Level’ (de su más reciente disco) fue la primera de las once canciones que el canadiense interpretó, en un set que mantuvo más la calma que el histrionismo. Concentrados en la música, la solidez de su quinteto entregó con precisión una especie de nuevo AOR, fresco e íntimo, como se pudo apreciar en ‘One more love song’, donde DeMarco se despacha unos punteos de guitarra (suele no hacerlo en esta canción) al estilo Mark Knopfler. Extrañezas de este tipo hacen atractiva su propuesta. Favoritas fueron ‘Freaking Out the Neighborhood’ y ‘Chamber of Reflection’, acompañadas de aplausos y cantos. Mientras su amigo Anderson .Paak miraba la actuación desde un costado, hacia el final, el baterista Joe McMurray intercambia roles con Mac, y se presta a -intentar- cantar ‘High and Dry’ y ‘Under the Bridge’ (de Radiohead y Red Hot Chili Peppers, respectivamente). Desafinado, fuera de todo tono y ritmo. Son las locuras que siempre se han permitido y por las cuales se han ganado fama y seguidores. Una forma descarada de decir que ya no hay vacas sagradas en la música. Un show raro, pero que funciona.

Metronomy: Si no puedo bailar, no es mi revolución
Metronomy subió a la tarima con el desafío de no sólo hacer disfrutar a sus seguidores, sino que a los fanáticos de The Killers y Liam Gallagher que estaban desde temprano en el VTR Stage, para tener una gran ubicación de cara a esas actuaciones. El quinteto inglés sacó la tarea medianamente adelante con una muestra absoluta de interpretación. El sonido sin fallas, necesario para disfrutar cortes como ‘The Bay’, ‘Everything Goes my Way’, ‘Back Together’ o ese saludo al soul que es ‘Mick Slow’, reminiscencia ochentera pero que Joseph Mount y sus compañeros logran dotar de actualidad. Desde el escenario estaba todo para el máximo disfrute. Bajo él, sin embargo, reinó el respeto. Indiferencia, habrían dicho algunos. Pudo ser una gran fiesta.

Kaleo: Blues postmoderno
El cuarteto islandés Kaleo muestra uno de esos casos en que una música a veces tan estereotipada con el blues pueda trascender fronteras culturales e influir en forma universal. Marcado por el sonido de los 50 y los 60, JJ Julius Son, su vocalista y guitarrista, formó su banda imbuido por la música que le pareció más espontánea, el blues y el rock. En su voz se escuchan ecos de Ray Charles, y en su look manifiesta su admiración por el rock de los 70. Y en su show, que evolucionó de menos a más, mostró la simpleza del blues primigenio, aquel que solo se hacía valer del sonido de las palmas de las manos como acompañamiento e historias malditas ('Broken Bones'), pero con una mirada del siglo XXI, hasta el sonido más explosivo del rock de White Stripes ('No Good'). Profetas en su tierra y en Norteamérica, donde residen actualmente, Kaleo  impresionó al público de Lollapalooza Chile.

Liam Gallagher: Decepción
El show de Liam Gallagher era uno de los más esperados en el festival. Su debut como solista, “As You Were”, fue uno de los trabajos destacados del 2017. Con ese envión sólo se podía anticipar un triunfo para el cantante. Y así parecía ser, con el inicio efectivo de ‘Rock ‘n’ Roll Star’ y ‘Morning Glory’, creaciones de Oasis que desataron el inmediato fervor del público. ‘Greedy Soul’ despertó las alarmas, mientras el frontman dirigía constantemente la mirada hacia el lado del escenario, apuntando al retorno. Algo andaba mal. A la mitad de ‘Wall of Glass’, Liam abandonó el escenario. Se repetía la postal de Lollapalooza Chicago 2017, cuando se fue a los pocos minutos. Aquí culpó al mal sonido que recibía del retorno y a su voz, que la tenía “absolutamente destrozada”. No volvió. La gente comenzó a lanzar cosas a la tarima, otros corearon “Noel, Noel” -que se presentó en el mismo escenario y festival, dos años antes, de forma impecable-. Lo que prometía ser un destacado de todo Lollapalooza Chile derivó en la gran decepción. Lo peor de todo es que pocos se sorprendieron de lo ocurrido.

Spoon: Matando la mufa
Cuando en el anochecer del día domingo Spoon salió al Acer Stage y partió con ‘Do I have to talk you into it’, se sintió el golpe de energía para erradicar la sombra de lo ocurrido el día anterior. Bastó con esa primera canción –que representa el espíritu de su excelente último disco “Hot Thoughts”– para despejar dudas y ya ponerse cómodos para disfrutar de uno de los buenos shows que dejó este Lollpalooza extendido.

Spoon se paseo en su acotada presentación por el rock alternativo propio de su genética y también por su nueva faceta de pulso bailable, con beats cargados de adrenalina que se movían por todos los terrenos posibles, combinando electrónica, disco, garage, post-punk y dub. Todo, gracias a la gran labor de Gerardo Larios, su nuevo integrante en teclados y sintetizadores. Soberbio y de gran ejecución. Por su parte, Britt Daniel hacía las poses de guitar hero y frontman, guiando a todo el grupo. En la medianía del show, y para seguir botando la rabia contenido, una breve pero punzante declaración de principios: “Trump, jodido cabrón hijo de puta”, era el recado para el magnate devenido en Presidente de Estados Unidos. Diez canciones en total, visitando principalmente su ya mencionado nuevo disco, y otros como “Gimme Fiction” y “They Want My Soul”. Aunque el regalo fue con ‘The Underdog’, uno de los hits del ya clásico “Ga Ga Ga Ga Ga”, momento que los fanáticos agradecieron mucho.

Lana del Rey: El poder del encantamiento
En las horas finales de Lollapalooza Chile, Lana del Rey cumplió uno de los roles protagónicos. Reafirmado por la multitudinaria fanaticada, la estadounidense subió al Itaú Stage con el triunfo en el bolsillo antes de interpretar sílaba alguna. Una puesta en escena cinematográfica, Lana del Rey saca provecho de sus canciones y su carisma hechizante. Su voz no es del otro mundo pero mantiene la atención de todo el mundo. ‘13 Beaches’, ‘Cherry’, ‘Off to the Races’, ‘Summertime Sadness’, ‘Born to Die’ y ‘Blue Jeans’ son canciones que guardan un encantamiento, hablan desde la herida de un corazón roto, sentimiento con el que cualquiera se puede sentir identificado. Para reforzar la cercanía, bajó en dos ocasiones del escenario para recibir saludos y regalos de sus fanáticos, devolviendo palabras de agradecimiento y cariño. Cumplió absolutamente las expectativas de la gente que la esperó por años.

Con los ánimos aún susceptibles tras la abrupta salida de Liam Gallagher, The Killers subieron al escenario VTR con su lista de éxitos y con un consuelo para los fans del británico, el cover de 'Wonderwall', un clásico que fue coreado masivamente.

El balance de la jornada de tres días de Lollapalooza Chile 2018 se ve inevitablemente opacado por lo ocurrido en Argentina. Corrieron años de ejecución, en apariencia, sin problemas mayores, pero el que las fechas hayan coincidido en ambos países complicó la logística y, sumando las extremas condiciones climáticas en Buenos Aires, lo perjudicó aún más. De todas maneras, la producción local reaccionó de forma asertiva y veloz, sin afectar a las miles de personas que pagaron su entrada. Quedará para la memoria el arranque de Liam Gallagher, pero también la clase de David Byrne, el inesperado arrastre de Volbeat, el trance de LCD Soundsystem, la extraordinaria lealtad a Pearl Jam, el fenómeno que ha causado Mon Laferte, el compromiso de Royal Blood por sacar su show adelante y el impacto de Tash Sultana. Asimismo, la actitud de Como Asesinar a Felipes, el increíble efecto masivo de 31 Minutos y Sinergia, la modernidad de Rubio, la consistencia de De Kiruza y la identidad latinoamericana de Fernando Milagros. Pese a todo, Lollapalooza Chile sigue fuerte y no claudica.

María de los Ángeles Cerda
Jean Parraguez
César Tudela
Fotos: Peter Haupt - Juan Pablo Maralla

Galería Asociada: 

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Tocatas Kuervos Del Sur Kuervos del Sur en Cúpula Multiespacio 0 seg
Novedades Miles Kane Miles Kane lanza colaboración con Lana del Rey y Jamie T 6 días 4 horas
Videos Ribo Fantasmas Detrás 6 días 18 horas
Novedades Se viene el ciclo "Noches latinas": WATG, Kuervos del Sur y BBS Paranoicos 1 semana 3 días
Videos Kapitol Mundos de Papel 2 semanas 6 días