Se encuentra usted aquí

Lollapalooza Chile 2017 día 2: El público respondió

Lollapalooza Chile 2017 día 2: El público respondió

80 mil personas llegaron al Parque O'Higgins en la jornada final
Lollapalooza Chile 2017 día 2: El público respondió

Domingo 2 de abril, 2017
Parque O'Higgins

El segundo día de Lollapalooza Chile 2017 repitió la tónica del día anterior: una asistencia que llegó a las ochenta mil personas, que llegó temprano al Parque O’Higgins y que colmó cada uno de los escenarios, aunque bajo un día más caluroso que el sábado y con un público dentro de la franja de los veinte años. Las estrellas de esta jornada, eso sí, fueron Duran Duran, probablemente los más antiguos del cartel, pero claramente los más experimentados, los más carismáticos y los de mejor repertorio festivalero de todo el día.

El domingo comenzó con dos bandas chilenas, Chicago Toys y Tus Amigos Nuevos. Los primeros se presentaron en el Acer Windows 10 Stage ante una concurrencia escasa pero curiosa. En sus cuarenta minutos de set, el grupo paseó por su sonido que une shoegaze, noise y pop, rescatado de sus dos álbumes, “Color” y “Lost Niños”. Con antecedentes que cuentan con una presentación en el Primavera Sound 2016, el grupo sumó a su trayectoria un show poderoso, que no se intimidó frente al espacio.

Lo de Tus Amigos Nuevos fue la constatación de lo experimentado durante todo el fin de semana en Lollapalooza Chile cuando se habló de las actuaciones nacionales: Todas contaron con una gran asistencia. Pese a inaugurar la jornada -”Despertaron temprano” dijeron, a modo de saludo-, el Lotus Stage tenía mucha gente esperándolos. Si no los has visto, imagina lo siguiente: Un grupo de conocidos se instalan en tu patio, enchufan los instrumentos y se ponen a tocar. No es sinónimo de precariedad, hablamos de cercanía: desde ‘La novedad’ hasta ‘Tu fiesta vale callampa’, fueron cerca de 45 minutos de celebración total, con el protagonismo a ambos lados de la barricada. La música en ‘Baby boomers’ fue casi desplazada por el canto de los fanáticos. Su presencia en el festival fue un triunfo absoluto, porque sus integrantes parecen tan cercanos, como si fueran amigos de toda la vida. Traen la fiesta y te dejan participar en ella.

Los capitalinos We Are The Grand se subieron al escenario VTR prácticamente como unos consagrados. Que hayan estado otras dos veces en Lollapalooza permite pensar en dicha consideración. Que hayan tenido un 2016 espectacular producto del excelente "Volver", sus visitas al extranjero y la apertura a los legendarios Aerosmith ayuda a consolidar la idea. Pero lo confirmó el marco de público y la presentación suprema que ofrecieron los chilenos. A los miles de aficionados del cuarteto pareció no importarles la temperatura ni el sol penetrante y acompañaron con energía desde los primeros acordes de la muy pegajosa 'Save the Bullets', con la que grupo abrió su espectáculo. También fueron puntos altos la suave y etérea 'Pienso en ti', la introspectiva y melancólica 'Se incendió', 'Soy' cuya versión hermosamente devastadora fue dedicada por Seba Gallardo "a todas esas personas que queremos y ya no están" y el cierre a cargo de 'Al despertar', en la que Matías Peralta manifestó su gratitud deseando que todos estuvieran unidos por la música.

Los británicos Catfish & The Bottlemen se presentaron por primera vez en Chile en el Itaú Stage, frente a un marco de público que ya superaba fácilmente las 40 mil personas. La audiencia se mostró sumamente calurosa con el grupo, y su líder, Van McCann, aprovechó la oportunidad para agradecer cada vez que podía. El sonido de la banda emula la huella de varias bandas populares de rock alternativo en el Reino Unido, con canciones energéticas y llena de coros casi pensados para las masas. Llamativos y prometedores.

Caía la tarde cuando Jimmy Eat World se tomó el VTR Stage. Con un nuevo trabajo bajo el brazo (“Integrity Blues”), el debut del cuarteto en Lollapalooza Chile debía ser fue un ajuste de cuentas con todos los fanáticos que los esperan desde los 90, cuando “Clarity” se situó como uno de los títulos capitales dentro de la movida emo -junto a colegas como The Get Up Kids y The Promise Ring, por nombrar algunos-. Casi veinte años después, la música actual de Jim Adkins y sus compañeros sigue estirando la adolescencia, aunque sin abusar de ella, como en la dramática ‘Sure and Certain’ y en las intensas ‘Get Right’ y ‘You Are Free’, escuchadas con respeto por la fanaticada que tenía claro a lo que iba: escuchar algo de “Bleed American”, aquel exitoso álbum del 2001. El inicio, con el track homónimo, fue un golpe de energía y admiración por lo definido del sonido, mientras que ‘Sweetness’ y ‘The Middle’ cerraron con una respuesta llena de efervescencia por los entusiastas seguidores, que cantaron cada letra. La música de los formados en Arizona se dirige a la sencillez, tanto interpretativa -un sonido magistral, sin fallas- como en su mensaje. Por eso una canción como ‘Hear You Me’ cala hondo y la desesperanzadora ‘Lucky Denver Mint’ no suena ajena. Pese a rondar la cuarentena y cantar sobre una época ya pasada, no se confundan: Jimmy Eat World está muy lejos de padecer el síndrome de Peter Pan.

A casi ocho años de su formación, los santiaguinos Temple Agents registran varios hitos llamativos en su carrera: En 2012 abrieron el show de Evanescence, su álbum debut fue producido por Michael "Elvis" Baskette (quien ha trabajado con Alter Bridge, Slash y Stone Temple Pilots, entre otros) y el año pasado estuvieron girando por Estados Unidos junto a Candlebox. En otras palabras, una banda que parece apuntar en grande. Sin embargo, su segunda presentación en Lollapalooza Chile no alcanzó las alturas que su currículo hacía imaginar. Los capitalinos aseguran que la gira por Estados Unidos les permitió potenciar la energía y la euforia de la interpretación en vivo y eso se nota, especialmente en Solar, quien no se detiene ni un segundo y hasta baja del escenario a saludar a la audiencia, pero que quizás esta vez se tradujo también en un leve descontrol porque en ocasiones el estruendo era tan grande que el sonido se saturaba y perdía definición. Eso, en algunos lapsos, no ayudó a la propuesta de un conjunto que se caracteriza por la pulcritud y estándares altos de producción.

Tras ver a Duran Duran ofrecer un recital con autoridad (ver comentario aquí), Two Door Cinema Club se presentó por segunda ocasión en Lollapalooza Chile, y su show fue a lo grande. Con una producción que reunió proyecciones y un espectacular juego de luces, los de Irlanda del Norte mostraron una seguridad y un despliegue en vivo que se ganaron a la audiencia, particularmente a la altura de sus hits ‘Bad Decisions’ y ‘What You Know’, pero que evidentemente no lograron superar a la excelencia de Duran Duran.

El cierre en los escenarios principales fue con la imponente y de alta calidad presencia de The Weeknd y el largamente esperado reencuentro del público con The Strokes que, pese a las fallas de sonido iniciales, no restó de entusiasmo en la gente, que respondió de igual forma que en la jornada inaugural: reportes indican que fueron 80 mil personas durante el domingo.

Lollapalooza Chile es un evento consolidado hace bastante tiempo. Su éxito se sustenta en complementar el ingrediente central -la música en vivo- con una serie de experiencias aledañas que despiertan el recelo de los puristas pero que generan reacciones, comentarios, impresiones. En una revisión rápida, el festival fue lo más comentado en redes sociales durante los últimos días: Eso habla de un concepto incrustado en el panorama nacional. Las opiniones sobre aquello son varias, polarizadas a veces, pero todas apuntan a lo mismo: Hablamos de una cita convocante.

Hablando del plano artístico, sigue dando gusto ver en un mismo lugar a propuestas tan distanciadas como The Weeknd y Metallica, o experimentar la excelente actualidad de la música nacional, convocando en todos los escenarios. Pese a todos los reparos, la música sigue contando con el protagonismo -más de dos millones de personas vieron el festival por streaming- y eso es lo que se debe celebrar.

María de los Ángeles Cerda
Jean Parraguez
Mauricio Salazar Rodríguez
Fotos: Peter Haupt - Jorge López

Galería Asociada: 

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado