Se encuentra usted aquí

Glenn Hughes: Alta intensidad

Glenn Hughes: Alta intensidad

Una cátedra de rock clásico
Glenn Hughes: Alta intensidad

Jueves 12 de abril, 2018
Club Chocolate, Santiago

En un show intenso y vibrante, Glenn Hughes vino a revalidar sus credenciales como una figura ineludible dentro de la dilatada historia de Deep Purple. El desafío puede ser difícil de sobrellevar. Está, por cierto, la exigencia implícita de tocar clásicos, que suele ser imperativo en este tipo de actos. Pues bien, Glenn Hughes hizo lo que tenía que hacer como afirmación de identidad: remitirse casi rigurosamente a la época en la cual tocó en la banda. La etapa denominada Mark III, en los discos "Burn", "Stormbringer" y "Come Taste the Band". ¿Discos menores? El debate está abierto, como siempre. Pero a la luz de la performance del 12 de abril de Hughes y su banda, queda claro que ahí hay material para inflamar cualquier noche.

Fueron cerca de dos horas de alta intensidad. La banda estaba a la altura: Hughes en bajo, Soren Anderson en guitarra, Jesper Bo Hansen en teclados y Fernando Escobedo, en batería. Este último fue protagonista de la noche. Baterista chileno, de 25 años, oriundo de Maipú, es parte integral de la gira mundial de Glenn Hughes. Un caso aparte, el maipucino despliega un talento que no cabe en su corta edad. Y se desborda, no solamente en sus partes solistas, sino que en la precisión y la onda que le pone a su desempeño. Muy destacable fue el solo ejecutado en el tema ‘You Fool No One’. El desafío no es menor, porque el repertorio elegido corresponde a la etapa con más groove y funk de Deep Purple, matizando el hard rock habitual. Escobedo aprobó con excelencia la prueba, llevándose varias ovaciones, que no sólo se debían al chovinismo local.

Fue, de todas maneras, una noche emotiva, donde el romance entre el público chileno y Deep Purple se volvió a confirmar. A meses de la última visita de la banda a Chile, Glenn Hughes y los suyos cosecharon los frutos de esa fidelidad. Fue la ocasión de saborear en vivo parte de las sensaciones de una especie de "California Jamming", donde no faltaron homenajes a los fallecidos Jon Lord y Tommy Bolin, recordados en sendos temas. También fue la oportunidad de captar la capacidad musical plena de Hughes, que no sólo se destaca con un bajo imponente y seductor, sino que también como vocalista de respeto, especialmente en el registro de intensos falsetes. Para la memoria, queda la impresionante versión de 'Smoke on the Water', donde Hughes puso su sello al finalizarla con una versión de 'Georgia on My Mind', de Ray Charles. Un lujo.

Glenn Hughes vino a dar cátedra. Vino a dar una clase de energía y de amor incondicional por lo que hace, y por el público que repletó el Club Chocolate. Una caldera emotiva donde el rock clásico reafirmó su vigencia de la mano de un maestro. Y con un cómplice chileno. Qué mejor.

Pablo Padilla Rubio
Fotos: Peter Haupt Hillock

Galería Asociada: 

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Novedades Deep Purple Steve Morse y la última gira de Deep Purple: "Los muchachos no se retirarán" 1 semana 4 días
Novedades Rockaxis Colombia estará en el festival Corona Hell & Heaven 1 mes 2 semanas
Shows Ritchie Blackmore's Rainbow Ritchie Blackmore's Rainbow: La leyenda y el chileno 2 meses 1 día
Galeria Glenn Hughes Glenn Hughes 2 meses 1 semana
Novedades Ritchie Blackmore Ritchie Blackmore reitera sus ganas de hacer un concierto de Deep Purple 2 meses 1 semana