Se encuentra usted aquí

Fauna Primavera: cuando el indie es fiesta

Fauna Primavera: cuando el indie es fiesta

Phoenix puso el cierre en una calurosa jornada
Fauna Primavera: cuando el indie es fiesta

Sábado 11 de noviembre de 2017, Espacio Broadway

La principal fiesta de música indie en nuestro país ha logrado instalar una propuesta y ofrecer nombres relevantes en una cartelera siempre abundante. Pulp (2012), Tame Impala (2014), Morrisey (2015), figuran como algunos ejemplos. Este año, con los franceses Phoenix como cabeza de cartel, la instancia buscó seguir su senda. 

Ayer, un calor ardiente se transformaba en protagonista indiscutido de la jornada. La llegada de los asistentes se volvía lenta, ante los termómetros que sobrepasaban los 30 grados. Muchos buscaban cualquier cosa que representara un espacio de sombra con una temperatura que no daba tregua. A medida que el sol se escondía, el público arribaba en mayor medida. 

Seu Jorge: Con el espíritu de Bowie

Cerca de un escenario, comienzan a regalar gorros de lana rojos. El gesto no es al azar: el artículo representa parte de la vestimenta utilizada por Seu Jorge en “The Life Aquatic with Steve Zissou”. En el film, el brasilero interpreta a Pelé Dos Santos, un tripulante de barco que canta canciones de David Bowie en portugués. “Hoy tenemos dos artistas: uno en carne y otro en espíritu”, dice un presentador. Luego, Seu Jorge sale a escena vestido con un traje celeste y un gorro rojo, tal como en la cinta de Wes Anderson.

Se sienta solo con su guitarra acústica, en un escenario dispuesto con objetos relacionados a la mar. Los acordes de ‘Ziggy Stardust’ son los primeros en sonar y son reconocidos al instante. El cantante y actor se toma su show con calma. Relata con simpatía y entusiasmo la historia de cuando recibió el llamado para participar en la película de Anderson. "Estas canciones significan mucho para mí. Recuerdos de cosas que viví hace casi 14 años atrás", dice en una parte de su presentación. ‘Changes’ y ‘Rebel Rebel’ muestran una mezcla entre música brasilera e inglesa que pareciera existir desde siempre. Puede que no sean sus canciones, pero Seu Jorge supo imprimir un sello original y hacerlas propias. ‘Oh, You Pretty Things’ se transforma en una bossa nova que bien pudo ser creado por Caetano Veloso o Gilberto Gil. ‘Life on Mars’ da la despedida con una pantalla con la imagen del Duque Blanco. El aplauso y la emoción son cerradas.

Black Angels: Sicodelia texana

Cuando el sol comenzaba a esconderse, Black Angels se hizo presente en el escenario. Los de Austin pusieron un manto de oscuridad con su neo sicodelia y rock de garaje. Recogiendo situaciones en torno a The Doors o a The Velvet Underground la banda instala sombrías atmósferas. ‘Currency’, de su nuevo disco “Death Song”, estrenado hace algunos meses, da la bienvenida. Alex Maas, cantante, busca recordar el espíritu de Jim Morrison en cada uno de sus gritos altos. 

Las interacciones de la banda con la gente son escasas. Sin embargo, la respuesta del público se va volviendo febril a medida que el show avanza. El ritmo en 12/8 de ‘Comanche Moon’ se transforma en un sacudón de masas. En los tambores, Stephanie Bailey luce imperturbable. La baterista dirige desde su asiento la embestida texana. ‘Young Men Dead’, del disco “Passover” (2006), pone el cierre. Una hora diez de show, donde el rock sicodélico dijo tener un relevo actual.

Yo la tengo: la belleza del ruido

Son las 22.14 y Yo la tengo se hace presente. Rápidamente Ira Kaplan toma su guitarra y comienza a hacerla gritar. ‘Cherry Chapstick’ es la primera con Georgia Hubley en la segunda guitarra y James McNew en la batería. Kaplan es energía pura. Arremete entusiasta en las seis cuerdas buscando sacarle todos los sonidos y saturaciones posibles a su instrumento. Incluso, a ratos pareciera que la afinación dejó de importarle. Pero es justamente ese uno de los componentes que hace a Yo la tengo una banda especial: El trío toma la afinación como mera referencia y transforma el ruido en belleza. 

‘Stockholm Syndrome’ es vitoreada. Pese a ser una de las canciones suaves, produce cierta euforia en los más fieles a la banda de New Jersey. Sin bien los shows de Yo La Tengo son impredecibles, hay pilares fundamentales, como ‘Autumn Sweater’, ‘I’ll be around’, u Ohm’. En esta última, Kaplan se anima a bajar del escenario y meterse con su guitarra entre el público entregando una postal sacada de los noventa.

Phoenix: el romance disco

Apenas finalizado Yo la tengo, en otro escenario partía el cuarto show de Phoenix en Chile. Los franceses hicieron bailar y mostraron todo ese romanticismo que trae su nuevo disco, ‘Ti amo’. Con un inicio probado, con ‘J-Boy’ seguida de ‘Lasso', el sonido del conjunto de Versalles mostraba toda su soltura.

A esa hora, cerca de la medianoche, no había espacio donde la música de Phoenix no provocara movimiento. Thomas Mars, con una de sus clásicas camisas floreadas, se toma el tiempo de elogiar al público chileno: "Es muy emocionante cada vez que tocamos aquí". ‘Ti Amo’ y ‘Fior di Late’ son coreadas e instalan una suerte de discoteca al aire libre. Una nueva postal quedaba para el final. Mars se entusiasma y se mete entre el público con la banda atrás tocando una versión instrumental de ‘Ti Amo’. La gente lo abraza mientras el cantante busca moverse por encima de la masa. 

El confeti pone el telón de fondo para una jornada que hizo un recorrido de estilos, y de etapas, en torno a las distintas versiones de la música indie.

Juan Pablo Andrews
Fotos: Peter Haupt

Galería Asociada: 

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Galeria Fauna Primavera 2017 1 semana 20 horas
Entrevistas The Black Angels The Black Angels: "La música es la forma de lidiar con nuestro alrededor" 1 semana 2 días
Entrevistas Daughter Daughter: Calma en medio de la tempestad 2 semanas 4 días
Discos Nocturnal Rites Phoenix 4 semanas 1 día
Novedades Invasión de shows: Descarga la revista Rockaxis #174 1 mes 6 días