Se encuentra usted aquí

Anthrax: Como reyes en su propia tierra

Anthrax: Como reyes en su propia tierra

Neoyorquinos fueron el plato de fondo de una velada thrashera
Anthrax: Como reyes en su propia tierra

Anthrax - Assassin - Forahneo
Domingo 12 de noviembre de 2017 - Teatro Caupolicán
Santiago - Chile

La visita de Anthrax siempre había resultado ser un batatazo. Es más, desde la grabación del “Chile on Hell”, los estadounidenses han demostrado ser una de las agrupaciones con mayor arraigo y seguidores en nuestro país. Sin embargo, y pese a que en Europa venían interpretando el “Among the Living” de manera íntegra, al parecer la negociación en nuestro continente no logró repetir la experiencia en el otro hemisferio. Es más, este año, y quizás también dado por la alta oferta de conciertos y festivales, esta visita sonaba como la menos vistosa e -inclusive- como la más compleja en cuanto a convocatoria. Entonces, ¿era posible que los reyes tuvieran el éxito de otras ocasiones?

Tras el regreso del siempre emblemático vocalista Joey Belladonna en 2010, Anthrax se ha convertido en una visita más que frecuente desde entonces, ya sea en solitario, en festivales o incluso como banda invitada como en el show de Iron Maiden de 2016. Tras aquel último paso por Chile, el regreso de los neoyorquinos se dio en el marco de la gira de su más reciente trabajo, “For All Kings”, el cual fue muy bien recibido tanto por la crítica como por sus fans, por lo que el entusiasmo por -después de tanto tiempo- escuchar un show completo (en el Estadio Nacional tocaron menos de una hora por su condición de invitados) de Scott Ian y los suyos se vio reflejado en un Teatro Caupolicán con cancha agotada pocos días antes de la intensa jornada, faltando solo una parte de la platea para que se pudiera hablar de un lleno total.

Forahneo, banda ya conocida en eventos de este tipo, fue la primera en hacer vibrar el recinto de calle San Diego. Los liderados por Eduardo Jarry se presentaron ante un público que llegaba lentamente y que miró con respeto la presentación de aproximadamente media hora. Aun promocionando su -hasta el momento- única placa llamada “Perfidy”, los nacionales sacaron headbanging  en algunos asistentes que aplaudieron su propuesta death/thrash que ya es un número seguro para jornadas como la de este domingo.

Tras un accidentado debut en Chile el año 2012 en el siempre vapuleado Club 334, Assassin volvía a nuestro país siendo el segundo nombre de la jornada. Después de un show en solitario en Rancagua la noche anterior, los alemanes desataron la locura del thrash apenas iniciada su presentación, pero mucho menos intensa en comparación a lo que vendría después. Siendo el guitarrista Jürgen "Scholli" Scholz el único integrante original restante, la banda se encuentra actualmente presentando “Combat Cathedral”, aparecido el año pasado, el cual fue el tercer álbum tras la reactivación del grupo en 2002. Algo importante y novedoso de los alemanes era la inclusión del guitarrista Frank “Blackfire” Gosdzik, reconocido por su trabajo en Sodom (un tema de aquella época no hubiese estado mal) y Kreator. Es por esto que fue el centro de atención del saturado pero siempre enérgico show de Assassin, marcado por canciones como ‘Fight (To Stop the Tyranny), ‘Breaking the Silence’, ‘Destroy the State’ (dedicada a los siempre atacados políticos) o ‘Baka’, presentada por el inquieto bajista Joachim Kremer como “conchetumadre”, instando a los presentes a gritar eso en varias ocasiones. El vocalista Ingo Bajonczak mencionó varias veces lo felices que estaban de presentarse junto a sus pares de Nueva York, además de agradecer al público y asegurar que habían vuelto de la muerte para presentar ‘Back From the Dead’, de su nuevo álbum. En alrededor de 50 minutos, clausurados con la homónima ‘Assassin’, fuimos testigos de una revancha merecida de la banda en Santiago, teniendo un show como se debe en la capital después de un debut que no estuvo a la altura.

Anthrax es de esas bandas que sabe que tiene al público local ganado desde el primer momento. Tras sonar la intro envasada de “Among the Living”, fue una sorpresa que apenas ingresado el quinteto al proscenio sonara ‘A.I.R.’, la cual abre “Spreading the Disease” (1985), partiendo distinto que en varios shows de su actual gira por Latinoamérica. Está de más decir la euforia que desató este primer tema entre los presentes, que incluso prendieron las primeras bengalas en el intenso mosh. Una mínima pausa por parte de la banda para que el incansable Frank Bello marcara las primeras notas de ‘Got the Time’, original de Joe Jackson, en donde no faltaron los frenéticos movimientos de Ian y el mismo Bello mientras sonaba. Como si no fuera suficiente, ese himno a la intensidad llamado ‘Caught in a Mosh’ siguió con la fiesta en donde ninguna de las partes mostró cansancio alguno.

“Es un manicomio”, exclama fuertemente el coro de ese otro himno de la banda que es ‘Madhouse’, y una vez más se le hizo honor a aquello con la efervescencia que se vivió en la cancha. Los maestros de ceremonia, por su parte, devolvían esa algarabía expresada por su público entregando un show al que le sobró energía en cada momento, además de contar con un sonido más que a la altura de un nombre como Anthrax, siendo claro y potente. Belladonna, Ian y Bello eran los más inquietos, por lejos, corriendo por el escenario -que tenía una plataforma en donde cada miembro podía subir y moverse a sus anchas-, saltando e interactuando con los fans. Se notaba que el quinteto estaba en su salsa, demostrando una vez más su cariño por Chile; no por nada grabaron el DVD “Chile on Hell” en este mismo lugar hace más de cuatro años, registrando un público al que decirle salvaje es poco. Incluso el miembro más reciente, el guitarrista Jon Donais, se mostró lleno de energía siendo el de más bajo perfil, especialmente con su frenético headbanging.

Solo ‘Breathing Lightning’ y ‘Blood Eagle Wings’ fueron los cortes del nuevo álbum que se escucharon la noche del domingo; sumados a ‘Fight’em ‘til You Can’t’ de “Worship Music” (2011), que también resultó ser lo único de la nueva época de la banda tras el regreso de Belladonna. Casi todo el resto fueron clásicos de la época ochentera, pero que ya habían sonado en más de una visita anterior. ‘Medusa’, ‘I am the Law’, ‘Be All, End All’ e incluso el cover al extinto proyecto crossover de Scott Ian y Charlie Benante, Stormtroopers Of Death, ‘March of the S.O.D.’, eran algunos de los que resultaban familiares para quienes vieron a la banda previamente, aunque siempre se disfrutan al ejecutarse con semejante energía, técnica y entusiasmo. Viejos conocidos que siempre dará gusto escuchar (o también ver) pueden seguir prendiendo fácilmente a los suyos de la manera que sea. Dicho lo anterior, sorprendieron la instrumental ‘Intro to Reality’ y ‘Belly of the Beast’, tocadas seguidas de la misma manera en que aparecieron en “Persistence of Time”, placa que definitivamente merece ser más recordada en vivo, aunque se vio menos algarabía en los presentes en comparación a otras. 

No hubo necesidad de discursos excesivamente largos. Los agradecimientos y las presentaciones de algunos temas fueron concisos y, aun así, se notaba la sinceridad de una banda que por más seguido que nos visite, seguirá siendo aclamada como mínimo. Tras el cover a los franceses Trust, ‘Antisocial’, vendría el encore iniciado con la siempre intensa ‘Indians’, donde Belladonna mostró una muy ad-hoc bandera mapuche, recibida de un fan de las primeras filas. El clásico ‘Wardance’ fue el momento más alto del mosh del Caupolicán. Tras esto, y para no dejar a nadie con las ganas, ‘Among the Living’ cerró una jornada de aproximadamente 1 hora y 45 minutos, retirándose como ganadores y lanzando uñetas y baquetas hacia la fanaticada.

La portada de “For All Kings” muestra a los cinco miembros de Anthrax representados como unos reyes medievales. El show del cual fuimos testigos los elevó a esa categoría. Incluso siendo varios temas ya conocidos para asistentes a presentaciones anteriores, da gusto ver una agrupación con tanta entrega, haciendo algo que claramente disfrutan. Solo faltaron algunas canciones menos frecuentes en el setlist de los estadounidenses o quizás un mejor sonido para Assassin, pero lo cierto es que desde las bandas invitadas hasta el plato de fondo se disfrutaron a concho, siendo todo una demostración de poderío en las que siempre dará gusto estar ahí, por más frecuente que sea. Seamos honestos, y pese a no tocar el “Among the Living” de manera íntegra, ¿alguien realmente se molesta si Anthrax nos visita todos los años?

Luciano González
Fotos: Juan Pablo Maralla

Galería Asociada: 

Anthrax: Como reyes en su propia tierra
Anthrax: Como reyes en su propia tierra
Anthrax: Como reyes en su propia tierra
Anthrax: Como reyes en su propia tierra
Anthrax: Como reyes en su propia tierra

Tags: 

COMENTARIOS

Contenido Relacionado

Tipo Banda Título Hace...
Galeria Anthrax Anthrax 6 días 14 horas
Novedades Anthrax Revisa los horarios para el show de Anthrax de este domingo 1 semana 2 días
Novedades Iron Maiden Iron Maiden fue escogida como la mejor banda en vivo 2 semanas 5 días
Novedades Scott Ian Scott Ian anuncia la salida de un nuevo libro 3 semanas 5 días
Entrevistas Anthrax Scott Ian: "El desafío es que sean más locos que el show anterior" 1 mes 3 días